no

Jueves, 27 de noviembre de 2014

RIEL ESTá EN VIAJE

Sucio y desprolijo

 Por Lola Sasturain

Riel es una cosa rara en el contexto musical actual: un dúo chico-chica, pero ni electrónico ni indie sino más bien garagero, oscuro, quilombero. Y si los White Stripes parecen ser el único link, tampoco: acá la guitarra, la voz y las letras son de Mora, y el que sacude los parches es Germán. Son porteños y veinteañeros: “Empezamos a tocar en abril de 2011. Tenía unas canciones grabadas así nomás, con guitarra criolla, y se las pasé a Germán. Le gustaron más de lo que imaginé y me propuso juntarnos a ensayar”, cuenta Mora. Al verlos en vivo es difícil pensar que las canciones de Riel nacieron desenchufadas. Gran parte de su poder está en sus presentaciones, en hacer el ruido de un batallón con sólo dos personas –de aspecto frágil– en el escenario, y de mezclar géneros bien valvulares como el rock and roll, el surf y el blues con post-punk y hasta shoegaze.

Su primer disco epónimo contiene oscuras canciones de melodías sorprendentemente contundentes y letras crípticas pronunciadas por una voz infantil de niña siniestra fanática de Tim Burton. Y acaban de lanzar su segundo disco, En viaje, editado en casete por Quelonio Records, en donde se vuelven más raros, colgados, oscuros y potentes, donde ecos de Sonic Youth, Wire y Suárez conviven dentro de una misma canción. “En viaje es el que mejor representa nuestro sonido en vivo y muestra una linda evolución con respecto a la composición. Aunque siempre nos gusta mantener las grabaciones lo más crudas y parecidas a como suenan en vivo, en este disco experimentamos un poco más con la mezcla. Siempre mezclamos nuestros discos, lo que nos da mucha libertad de decisión y esa demencia de escuchar hasta el último detalle. Como buscamos un sonido algo podrido y desprolijo, las imperfecciones muchas veces son positivas.”

De una crudeza rabiosa, aunque siempre melódica, sus canciones son simplísimas, pero nunca pecan de simplonas, y saben jugar con los quiebres y las intensidades con una precisión que llama la atención. Lo más original de Riel es que no suena indie: Riel simplemente suena rockero. Lo cual sorprende viniendo de una frontgirl con carré y polleritas que en vivo encarna la chica con guitarra que no aparecía desde los ‘90, con un carisma escénico alterno casi vintage, de revoleos de guitarra, quiebres de rodilla y sacudidas de pelo que nunca la hacen perder ni una sola nota.

Viernes 5 de diciembre en Naranja Verde, Santa Fe 1284. Con Niños del Parque.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Cecilia Salas
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.