no

Jueves, 3 de marzo de 2016

CIRSE SIGUE PEGANDO EL ESTIRóN

“Hay que tocar en todos lados”

EP con letras exigentes, DVD en vivo, gira regional y grupos de Whatsapp.

 Por José Totah

Es como en el chiste: en un balcón, frente a la multitud, están Luciana Segovia y el Papa. Y alguien allá abajo pregunta: ¿quién es el tipo ese de blanco al lado de Luciana? Es más o menos el efecto que genera la cantante de Cirse a su paso: cuando entra a una heladería y café de Belgrano para la entrevista, más de uno se detiene a observar a esta morocha con shortcito camuflado, musculosa negra, pelo violeta en las puntas y tatuajes en piernas y brazos. Es el prototipo de la estrella de rock, por estampa y actitud, una especie de Lita Ford no rubia, treinta y cinco años después.

Segovia está al frente de una de las bandas que más creció en los últimos tiempos. Tienen tres discos –Bipolar, Imaginario y Rompiente– y hace una década que tocan en capital y provincia (incluido un show en el Estadio Ciudad de La Plata como teloneros de Metallica), y se la pasan girando por el interior. En noviembre pasado grabaron un DVD en vivo en el Teatro Vorterix, acompañados de una orquesta de cuerdas de 11 músicos, y lanzaron su cuarto material de estudio, Pulsiones, un EP de cinco nuevas canciones.

“Hay que tocar en todos lados, en un pueblito perdido o en el DF”, cree Luciana. La idea, si todo sigue encaminado, es que este año lleguen a México, Colombia, Brasil y Chile, además de su gira nacional, que los tiene haciendo valijas a cada rato. De hecho, en 2016 sólo harán tres shows porteños: el primero será en Groove este sábado 5/3, para presentar y poner a la venta su DVD Sinergia. “Hace doce años que nos dedicamos a esto; la gira es para nosotros como para el ama de c asa salir a comprar comida”, afirma la cantante.

Cirse apenas paró durante el verano porque ella se tuvo que operar un oído (le hicieron una timpanoplastía) y no podía escuchar ruidos fuertes: una paradoja, porque el sonido duro es lo que define a Cirse, una mezcla potente de grunge, metal, pop y semihardcore. “Cuando salió Rompiente, la banda ya había cambiado”, justifica Segovia la aparición del EP, donde se la juega mucho más como letrista. En el tema El cazador, por ejemplo, se mete con la lucha de una persona para vencer la enfermedad. Promesas es un relato tristísimo de una relación rota.

Además de la banda, Luciana trabaja dando clases de canto, y hace seis meses creó Bullshit, su marca de ropa “para chicas rockeras”. Y, aunque tiene pasta de vedette vamp-rockera, le huye al divismo y no compite con otras cantantes del palo rocker. Si hasta está en un grupo de Whatsapp con Barbi de Utopians, Lula y Brenda de Eruca Sativa, y Mariana Bianchini de Panza, entre otras, en el que boludean y arreglan para juntarse una vez por mes. “Estamos todas en la misma”, dice.

* Sábado 5/3 en Groove, Santa Fe 4389. Desde las 20.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.