no

Jueves, 21 de julio de 2016

LOS DIARIOS íNTIMOS DE MINOR VICTORIES

“Es un lujo integrar esta fraternidad”

Stuart Braithwaite de Mogwai, la cantante de Slowdive, el violero de Editors y su hermano bajista; un superclan de dream pop y post rock.

 Por Yumber Vera Rojas

Es hora del té en el Reino Unido, por lo que Stuart Braithwaite no tiene ningún pudor en atender al NO mientras se prepara el suyo. Ni siquiera hay necesidad de preguntarle qué está haciendo, pues los ruidos al otro lado del teléfono lo evidencian. Sobre todo la pava, que acaba de hervir. “Estoy acá”, advierte el escocés, que es uno de los sibilinos de la guitarra a partir de su trabajo en Mogwai, icono del post rock instrumental con el que visitó por última vez Buenos Aires en 2014, como parte del festival Music Wins.

Aunque Mogwai puso en circulación en abril Atomic, banda del sonido del documental Atomic: Living in Dread and Promise, el músico está promocionando el álbum debut de su flamante proyecto, que no se trata de cualquier arrebato creativo sino del nuevo gran supergrupo: Minor Victories, cuya alineación la completan la vocalista Rachel Goswell de Slowdive (leyenda del shoegaze que finalizará este mes la grabación de su primer LP en dos décadas), el guitarrista Justin Lockey de Editors (referente del post punk de los 2000) y su hermano, el realizador y bajista James Lockey.

“Estoy muy feliz de ser parte de este ensamble, que tiene un sonido y un espíritu profundos. También agradezco los elogios, pero sólo hago música. Así que lo que crean los demás no me genera ningún problema”, minimiza Braithwaite acerca de este laboratorio de dream pop y de post rock que surgió en 2014, luego de que Goswell se pusiera en contacto con el violero vía mail para intercambiar maquetas con la intención de consumar una colaboración. Así empezó una relación a distancia a la que se sumaron los hermanos Lockey, y que derivó en la decena de tracks que conforman su epónimo debut, publicado a nivel mundial el 3/6 (en Argentina está a la venta sólo en digital).

“Considerando que generalmente estamos muy ocupados, la composición y grabación duró todo un año”, explica el artista. “No se discutió mucho sobre la manera en que debíamos trabajar las canciones o qué parte le correspondía a cada uno. Sin la intención de ser metódicos, acercamos propuestas y probamos ideas. La consecuencia de laburar de esa manera es que el resultado de las canciones está realmente bien.”

Si algún rasgo aúna a Mogwai, Slowdive y Editors, amén de la taciturnidad de su música, es que pareciera casi imposible retener en la memoria algún tarareo de sus temas. Pero Minor Victories, que este mes se embarcó en una gira europea que finalizará en noviembre, se atreve al pop con el mismo desparpajo que lo hace con la electrónica y la orquestación. “Tampoco es una novedad para mí participar en un proyecto así, porque ya colaboré en discos en los que hubo cantantes. Es otro momento, y la banda requería algo distinto a lo que hago con Mogwai.”

Aparte de la sorpresa que generó, el primer trabajo del cuarteto también será recordado como uno de los más melancólicos del año. De lo que se aseguraron al invitar al ídolo del sadcore, Mark Kozelek, que vendrá a la Argentina en agosto con su grupo Sun Kil Moon. “La conexión vino porque él es amigo de Rachel”, aclara el guitarrista. “Ella compuso la mayoría de las canciones, que están basadas en experiencias personales recientes. Son una suerte de diario íntimo. Es un lujo integrar esta fraternidad.”

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.