no

Jueves, 1 de septiembre de 2016

EL ARTE DE LA “GENERACION POST DIAL UP”

En defensa de la imagen joven

Sebastián Acampante (Trimarchi) cura una de las muestras que abren el espacio de arte joven del Recoleta: obras entre el tatuaje, el fanzine, el street art y el collage.

 Por Santiago Rial Ungaro

Buscando captar las dinámicas que incorpora el arte de las nuevas generaciones, en el Centro Cultural Recoleta acaba de inaugurar Radarvisuales, espacio que incluye tres muestras flamantes: Borderland, curada por Santiago Villanueva, que incluyó un homenaje a Mariette Lydis; Los accidentes, una selección de nuevos talentos de la historia curada por José Sanz; y Post Dial Up, una referencia poética a aquel “maullido del Dial Up” y su “mántrica iniciación a trascender dimensiones” que hace Seba Acampante, su curador, y que lleva directamente a su interés por las interfaces tecnológicas y las expresiones artísticas marginales que siempre mostró en Trimarchi, feria de diseño y plataforma experimental que en octubre cumplirá unos dulces y salvajes 16 años. “Esta expo tiene la misma validez que una foto, una imagen freezada de una escena en movimiento, hasta que alguien habilite un link nuevamente”, dice.

En En defensa de la imagen pobre, la videoartista y crítica Hito Steyerl analiza siguiendo las ideas de su mentor, Harun Farocki, el flujo visual producido por el capitalismo de la información, en especial las imágenes basura arrojadas a las playas de las economías digitales, abordándolas no como representaciones sino como fragmentos de mundo que, a la vez, lo sufren, lo crean y lo modifican. “Las imágenes pobres son por lo tanto imágenes populares, imágenes que pueden ser hechas por muchas personas. Expresan todas las contradicciones de la muchedumbre contemporánea: su oportunismo, narcisismo, deseo de autonomía y creación, su incapacidad para concentrarse y decidirse, su permanente capacidad de transgredir y su simultánea sumisión”, escribió la autora recientemente editada en el país por Caja Negra.

Cruzando lenguajes, apostando por el collage en todas sus formas, por los retratos, e integrando el tatuaje (como Pedro Argel, Danilo Cicive, Paul Loubet o Perla Zone) y el arte callejero (Jorge Pomar), esta muestra incluye obras de Zoe Triknick Farji, Julián Biggiati, Federico Kennis, Mauro Cruz, Oblinof Kohara y Joaquín Motor y una instalación de Mano Leyrado, así como fanzines de Dominique Salegh y Javier Aguilar. El rescate del “lado romántico de la fotocopia autogestionada” como medio más inmediato de viralizar la información sin entrar en la plataforma digital no es casual: así lo confirma la visita estelar en octubre del incandescente Penny Rimbaud, héroe de la clase trabajadora, anarquista, feminista, vegetariano, pacifista y baterista de Crass, banda clase ‘77 en general deliberadamente omitida de la historia del punk por su carácter revolucionario.

Acampante es consciente de su rol de conector y su compromiso colectivo ayuda a que lo digital, en este Post Dial Up, no busque tanto lo tecnológicamente novedoso sino ese imán de lo nuevo que magnetiza de formas distintas: nuevos medios para viejas ceremonias: “Creo que hay una ‘generación post dial up’ que cruza lenguajes porque va perdiendo las limitaciones del cerebro. Son como los departamentos nuevos de paredes finitas: su cerebro junta todo. Una interconexión neuronal muy grata de ver plasmada”.

* Martes a domingos en Sala 5, C.C. Recoleta, Junín 1930. De 13.30 a 20.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared