no

Jueves, 27 de octubre de 2005

LA BANDA QUE NUNCA VAS A ESCUCHAR › LA EDICION QUE NUNCA VAS A CONSEGUIR

Hoy: “De Olivos a Burzaco”, una recopilación de rockeros bonaerenses *

 Por Javier Aguirre

”Zonas fabriles y zonas febriles, barrios emergentes y barrios de emergencia, localidades pujantes y localidades pungueantes... el Gran Buenos Aires tiene geografía y folklore rockero propio. Este trabajo recorre el hábitat natural de las bandas de rock chabón bien cabeza de Hurlingham, de los grupos de punk alternativo de Temperley, de los tríos de chetos con estudio propio de San Isidro, de las big-bands alterlatinas de Junín con sección de caños y estribillos concebidos para hinchadas de fútbol...”

Este speech, grabado con voz solemne e inflexiones propias de un locutor duhaldista, abre el box-set De Olivos a Burzaco, una recopilación de seis CD que registra a los artistas más polvorientos del under del GBA, con grabaciones in situ, afán documentalista y permanentes arengas hacia el “homo rockeris bonaerensis”, la supuesta subespecie de ser humano que puebla el circuito rockero de la provincia de Buenos Aires.

“No lo niego: aquel laburito De Ushuauaia a La Quiaca que hizo ese muchacho Gieco funcionó como disparador para mi gran proyecto”, admite el realizador y DJ Jackie Chanta. De hecho, el propio Gieco fue invitado a tocar en el disco, pero rechazó el convite –habría sido la primera invitación que rechaza en su vida– por considerar al proyecto “una chantada horrible, seguramente financiada por concejales provinciales”.

“La actitud de León me dolió, pero catalicé su idea –quiero decir, la choreé– y decidí explotar el costado político del proyecto”, confiesa Jackie. “Así que lo presenté ante secretarías de Cultura, ante los barrabravas más influyentes, y ante los punteros del PJ bonaerense con más llegada a los intendentes; y conseguí unos cuantos canjes y auspicios de municipios.”

De Olivos a Burzaco recibió críticas muy críticas: “Un trabajo ambicioso sin valor musical”, dijo la revista El Ocservador, de Morón. “Un catálogo caprichoso y, a la vez, un bestiario”, disparó Parrockia, suplemento joven del diario Nuestra Señora de Luján. “Una mierda”, consideró el fanzine Opinión Tibia y Peroné, de Adrogué.

* Cualquier parecido con la realidad amerita un arbitraje internacional que lime asperezas y permita consensuar los límites entre lo real y lo ficticio.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.