no

Jueves, 2 de marzo de 2006

AGUANTE COOL

Esa costumbre de esperar

 Por Julia Gonzalez

Sólo pasó una semana de la fiebre rolistona y la fauna de las inmediaciones del Four Seasons cambió radicalmente, aunque su interior está casi igual. Los flequillos apasionados cedieron espacio a los chicos más educados. Las chicas también son más coquetas y el aire que se respira es un poco más frío y relajado. Tanto, como para permitir que Bono salga a saludar. A esta altura, Bono ya salió tres veces a saludar personalmente a sus fans, y desde el balcón se lo vio muchas otras más. La seguridad del hotel es la misma que con los Rolling Stones, pero parece innecesaria; todo es más ordenado y cool. Joaquín, de 13 años y camiseta argentina, fue el afortunado que Bono besó del otro lado de la valla. “Estaba tirado debajo de la reja tratando de sacar fotos, y mientras le tocaba el pie; hasta que me dijo ‘you’ y me señaló.” Un par de policías lo ayudaron a pasar y él lo abrazó y le pidió unas firmas. “En ese momento me sentía re bien. Cuando me fui ya estaba llorando y me alejé gritando y saltando por toda la calle.” Este mini-fan no tiene entrada para ninguno de los shows, pero tampoco pide más nada.

Así como sucedió con los Rolling Stones, el equipo de la mansión del hotel Four Seasons trabajó a pleno. Durante la tarde del lunes, después de salir a saludar varias veces, Bono pidió que le organicen un show de tango “que no sea lo que se les ofrece comúnmente a los turistas”, dijo, y la producción del hotel organizó el show (que se armó en tres horas), del cual participaron unas 15 personas (entre músicos y bailarines) el lunes a la noche. Durante la tarde había corrido el rumor de que Bono había salido a hacer compras por la calle Santa Fe (¿?).

Jimena y Julieta siguieron en la puerta del hotel desde el arribo de U2 a las 3.30 de la mañana del lunes. Ahora están esperando que salga el resto de la banda porque a Bono lo vieron ya tres veces y además les firmó un cartel y una bandera gracias a un policía (“¡poné que se llama Maxi!”), quien también las ayudó a colgarla. Las chicas cuentan que a la madrugada el clima fue más íntimo porque había poca gente. “A Bono lo tiraban para adentro del hotel y él se los sacó de encima y nos vino a saludar uno por uno. Re buena onda.”

Un grupo de tres chicas llama la atención porque tienen las caras pintadas de negro, violeta, y muchos brillos. “Sabíamos que nos iban a preguntar”, reconoce Alejandra, que es directora de teatro. “Hicimos una representación de Macbeth con música de ellos. Fueron una inspiración muy grande y éste era el maquillaje de las brujas de la obra de Shakespeare. Aunque no lo sepan, este trabajo lo hicimos en honor a ellos.” No sabe cómo va a hacer, pero de alguna manera le hará llegar la copia del DVD en el que su grupo de teatro agasaja a los irlandeses.

Las puertas del balcón se abrieron y esta vez no fue un amague: Bono y el baterista Larry Mullen salen a saludar. El cantante aplaude a su público mientras abajo una guerra de celulares y cámaras digitales lo inmortaliza en medio de un caos de aullidos. Incluso voces masculinas gritan: “¡Bono te amoooooo!”. Las carpas se plantaron en la puerta de River desde el martes. Ante la pregunta de si “esto es fanatismo”, la directora de teatro dice que no, pero que ella valora que puedan llegar con su mensaje de otra manera: “De hecho, Bono trabaja humanamente, nos está ayudando a todos. Nosotros no sabemos la ayuda que nos está pegando. Fueron tocados, tienen algo especial”.

El martes, los músicos apenas descansaron y Bono salió a saludar a las 17. La gente reunida frente al hotel fue mucha –casi el doble de la que había con los Stones–, y quedó Cerrito cortada. Al cierre de esta edición no había existido una fiesta para la farándula, como sucedió la semana pasada. En aquella oportunidad, los Rolling se dieron una vuelta para saludar y rápidamente se fueron a dormir. En períodos “normales”, cada habitación de la Mansión cuesta 3500 dólares más IVA y cuenta con siete suites. En este caso, como con los Stones, la Mansión estuvo toda disponible para ellos.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.