radar

Domingo, 10 de abril de 2011

INEVITABLES

TEATRO

Acaso crezca desde el suelo

Ana Rodríguez Arana y Sergio Sabater, dramaturgos de esta pieza, se inspiraron en dos materiales diferentes pero con puntos en común. La obra Descripción de un cuadro del dramaturgo alemán Heiner Müller, por un lado, y en retazos de la vida de la revolucionaria Rosa Luxemburgo, por otro. En la oscuridad de un olvidado museo, las figuras inmóviles de un cuadro cobran vida y se vuelven los protagonistas de un relato que trama, en medio de un sueño revolucionario, vida, muerte y resurrección. Con Pablo Bossi, Pablo Garrido, Héctor Raubert, Ana Rodríguez Arana, Patricia Carbonari. Dirigida por Sergio Sabater.

Sábados a las 21.30, en Patio de Actores, Lerma 568. Entrada: $ 40. Reservas al 4772-9732

Amor Mito

Amor Mito presenta a dos clowns que entre el pudor y la osadía ponen en juego su sensualidad. Sumergidos en un sueño cargado de erotismo, atraviesan dos historias de amor, dejando al descubierto sus costados más íntimos y vulnerables. La mitología —representada en dioses como Venus y Cupido— también aparece en este espectáculo. El deseo es el impulso que los mueve y el límite es una oportunidad para dejarse sonrojar y soltar la risa. La obra cuenta con dirección de Leticia Torres (Y.O., Mujeres en el baño, Hotel Melancólico) y el elenco lo integran dos clowns que han participado de obras de Marcelo Katz, Juliana Ramírez Gisbert y Santiago Legón.

Viernes a las 22.30, Actor’s Studio, Av. Díaz Vélez 3842. Entrada: $ 40. Reservas: 4958-8268.

MÚSICA

New York Meeting

“Sabíamos que le haría bien a él y también a Buenos Aires, que el Gato y la Argentina volvieran a cruzarse. Queríamos recuperar su sonido”, escribe Néstor Astarita, principal responsable del casi milagroso New York Meeting, flamante disco del legendario Gato Barbieri, a quien el baterista recuerda haber ido a despedir al puerto de Buenos Aires medio siglo atrás, junto a Baby López Furst y Fats Fernández. Es ese vacío el que Astarita intenta llenar con esta grabación realizada en Nueva York y publicada por esos hacedores de milagros que es el sello Melopea, de Litto Nebbia. “Cuando se mezclan la amistad y la pasión todo es posible”, escribe Nebbia, que terminó de hacer posible el proyecto de Astarita, quien ansiaba rememorar el sonido y los clásicos que tocaban en el boliche porteño Jamaica con el cuarteto que integraban con el Gato en sus comienzos juveniles de fines de los ’50 y comienzos de los ’60, junto a Fats y el Baby en piano. Con nada menos que Carlos Franzetti como ilustre reemplazante en las teclas, y David Finck en bajo, los siete temas del disco comienzan con “Equinox” de John Coltrane y terminan con “So What”, de Miles Davis, pasando por Thelonius Monk, Piazzolla y, por supuesto, un tema de Barbieri, “It’s Over”. “Al principio fue una quimera, después comenzó a ser un sueño, y así, de a poco se fue concretando”, termina escribiendo Astarita en el emotivo texto que acompaña el disco.

Hora mágica

Fernando Nalé es más conocido por su extensísima trayectoria como bajista, que comenzó a los dieciséis años junto a los primeros Illya Kuryaki, que por su carrera solista, que inició mucho más recientemente, con el álbum Forma (2006). Integrante de la banda de Gustavo Cerati desde Bocanada (1999), Hora mágica es el segundo opus de Nalé. Producido por Daniel Melero, incluye participaciones de otros integrantes de la última banda de Cerati, la que presentó Allá Vamos (2006), como Gonzalo Córdoba (ex Suárez) o Fernando Samalea, entre otros. Grabado durante 2009, la joya del disco es el solo de guitarra de Cerati incluido nada casualmente en el tema que con toda justicia bautiza el disco.

DVD

Se dice de mí

La inteligente y encantadora Olive tiene un plan: hacerles creer a sus alzados compañeritos del colegio secundario de Ojai, California al que asiste, que su frondoso currículum sexual no tiene competencia en toda la institución. Es una gran mentira, pero su estrategia funciona y pronto le está sacando partido a su nueva fama de chica rápida, convirtiéndose en una suerte de prostituta virtual que les cobra a los más nerds de la escuela por algo tan simple como no negar que mantuvo relaciones con ellos. Ligada vagamente a La letra escarlata (a través de una cita explícita a la obra de Hawthorne, cuya propuesta prácticamente invierte), Easy A —su título original— ha sido elogiada por el carisma de su protagonista Emma Roberts, a quien pronto estaremos viendo hasta en la sopa, y a la vez un poco objetada por la falta de un verdadero conflicto, ya que su personaje está en general rodeado de adultos progres (los geniales Stanley Tucci y Patricia Clarkson, como sus padres), o en el peor de los casos inofensivos (Thomas Haden Chutch, Lisa Kudrow), y su única verdadera enemiga es la líder del grupo puritano del colegio (Amanda Bynes). Hecha esa salvedad, es una comedia divertida que no está mal para ver en dvd, el formato al que acaba de llegar sin pasar por los cines.

Norman McLaren: 32 obras maestras

Maestro del cine experimental y de animación, el escocés Norman McLaren (1914-1987) hizo buena parte de su carrera en Canadá, a donde emigró durante la Segunda Guerra, y donde el National Film Board le proveyó el espacio perfecto para sus inquietudes. Pionero de varias técnicas —entre ellas el dibujo y rayado sobre la cinta fílmica, que tuvo una suerte de heredero en el rosarino Luis Bras—, hizo numerosos cortos, entre ellos una pieza de ocho minutos de duración y espíritu antibélico sobre los habitantes de dos casas contiguas que pelean a muerte por la propiedad de una flor. Titulado Vecinos, este corto que ganó el Oscar en 1952 se convirtió en uno de sus trabajos más vistos, conforma junto con otras 31 de sus películas breves (Discurso de bienvenida, de 1960; Historia de una silla; El mirlo, entre ellas) la extraordinaria edición que el sello Epoca puso a disposición del público local recientemente.

CINE

Raymundo

En el marco del ciclo El cine por dentro, organizado por La Nave de los Sueños, se proyectará este documental de los directores Ernesto Ardito y Virna Molina, completado en 2002 pero que a pesar de su paso por 50 festivales internacionales nunca se estrenó comercialmente en Argentina. Centrado en la figura del cineasta Raymundo Gleyzer, que fue secuestrado y asesinado por la dictadura militar en 1976, Raymundo recorre su vida y obra, desde sus comienzos etnográficos y periodísticos, hasta la creación del grupo Cine de la Base, trazando un abordaje cronológico de su filmografía y documentando las circunstancias en que se originó cada película y el adverso contexto de su difusión. Por el camino va tomando forma un relato mayor: el del desarrollo y la persecución del cine político latinoamericano de los ’60 y ’70. El ciclo continuará los martes siguientes con, entre otras presentaciones, la del libro sobre cine fantástico nacional Guerreros del cine argentino (el 26) y de El mito de Narciso, de Narcisa Hirsh (10 de mayo). Gratis. Más información: www.naveonline.com.ar y www.bn.gov.ar.

Martes 12 a las 19, en la sala Borges de la Biblioteca Nacional, Agüero 2502

Pase libre

Hacía cuatro años que —posiblemente enredados en una eterna adaptación al cine de Los Tres Chiflados— los hermanos Farrelly no estrenaban una película, y la última había sido la decepcionante La mujer de mis pesadillas. Ahora, y a pesar de que se extrañan la incorrección salvaje de Irene y yo y mi otro yo y el sentimentalismo genuino de Fever Pitch, su nuevo ensayo sobre la inmadurez de varones de 40 y pico atrapados en una nube de adolescencia tardía, se beneficia de la inesperada efectividad de la dupla conformada por Owen Wilson y Jason Sudeikis (30 Rock, Saturday Night Live). Es decir, de los dos amigos que reciben de sus mucho más inteligentes esposas (Isla Fisher y Christina Applegate) el “pase libre” del título, para tratar de ejecutar algunas de sus fantasías sexuales, pobres aspiraciones de mediana edad destinadas, por supuesto, a un resonante fracaso.

TELEVISIÓN

The Cleveland Show

Se suma al extraordinario segmento de animación para adultos No molestar!, la nueva serie del creador de Family Guy, Seth MacFarlane, que está de hecho basada en personajes secundarios que aparecían en aquella. En particular, el padre de familia Cleveland Brown, y su hijo Jr. (algo rediseñado para el nuevo programa). A ellos se agregan Donna, la nueva novia de papá, que no es sino su amor imposible de la adolescencia, y los complicados hijos de ella, con quienes se instalan todos juntos en un hogar en Virginia. El tema central es, como corresponde desde Los Simpson en adelante —es decir, desde hace ya casi un cuarto de siglo—, la disfuncionalidad familiar. Y como en la serie de la familia amarilla de Springfield, lo mejor muchas veces pasa por los pequeños detalles o los personajes y las situaciones secundarias, en este caso, entre la variada fauna que les ofrece a los protagonistas su nueva comunidad de vecinos.

Domingos a las 22.30 y martes alrededor de la medianoche, por FX

Rizzoli & Isles

Una sigue sus instintos, la otra es una rigurosa observadora del procedimiento científico, que solo confía en los resultados de sus estudios forenses. Con un concepto básico, pero que no se ve hace bastante en la televisión —al menos desplegado con esta eficiencia, y a tal punto que tiene algo de retro— como es el de la pareja dispareja de mujeres, esta nueva serie protagonizada por Angie Harmon (como Jane Rizzoli) y Sasha Alexander (como Maura Isles) tuvo el arranque más visto en la historia de las series de cable y va camino a generar un nuevo y pequeño culto. Ambientada en Boston, el hecho de que sus protagonistas sean dos mujeres en un universo esencialmente masculino y machista se convierte en uno de sus asuntos centrales capítulo a capítulo y caso a caso, como no pasaba probablemente desde la ya lejana Mujer policía, con Angie Dickinson.

Miércoles a las 21, por Space

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared