radar

Domingo, 13 de junio de 2010

SALí

Musicales nacionales

 Por Natali Schejtman

Mundo marino

Maris: Electropop sobre algas y berberechos.

Las viñetas musicales que conforman Maris son tracks de electropop azulado y burbujeante. Y los temas están compuestos por un equipo: Lorenzo Anzoátegui (también director), Franco Bertolucci, Andrea Carballo (también actores), Rafael Di Veroli, Bimbo Godoy y Ana Livingston, con la música de María Compte. Dos únicos actores-bailarines-cantantes cambian de roles a lo largo de una hora para ir interpretando distintos personajes del mundo marino y también la relación entre ellos: de todo eso nos enteramos gracias a unos carteles económicos pero efectivos y unos pilotines muy simpáticos con dibujos. No hay mucha más prótesis y sí, mucha gracia sustentada en una buena combinación de elementos: Ni siquiera se divierte/ al viajar con la corriente, cantan sobre el alga en la primera presentación en seguidilla de todo el ecosistema. Después, las viñetas se regodean en los momentos más duros del mar: la manta raya que quiere hacerse de las huevas del pulpo o un coro hambriento entre el delfín y el tiburón enumeran crujientes manjares que no tienen: Quién pudiera/Carpa, chucho, chernia viva/Quiero frito el berberecho/Bien trozada tararira/Que la angustia está al acecho. Todo con una energía fogosa y hasta algo pedagógica.

Maris se presenta los domingos de junio a las 19 en CC Konex, Sarmiento 3131. Para futuras funciones, chequear marismusical.com.ar


Los hechos de Mayo

Lovely Revolution: Moreno y la revolución en canciones de Pablo Dacal.

Y si hablamos de musicales nacionales, un ejemplo indispensable es Lovely Revolution, una versión fresca y revisionista de los albores de Mayo y el lugar del comprometido y rebelde Mariano Moreno, cuyo asesinato y la carroña de su alrededor la observamos por medio de su viuda, que lo recuerda –por un tiempo sin saber de su trágico final– y se apoya en las cartas a su amado. Con olor a amarronada tertulia porteña, músicos en escena –violín, violoncello, guitarra y clarinete, entre otros–, borracheras decimonónicas y clima de transición colonialista, las canciones fueron responsabilidad del músico Pablo Dacal y su impronta de versatilidad y elegancia es una marca en esta propuesta. La obra, escrita por Enrique Papatino y dirigida por Enrique Dacal, es un fresco que propone una lectura no demasiado canónica, dramática y también festiva de los hechos de Mayo, con la decisión de centrarse en uno de sus indómitos gestores. Hay también un inglés, torpe, chistoso y algo engreído, como una forma de pincelar el retrato de una época con sus imágenes sabidas, pero también con la novedad que aporta la combinación de lenguajes, tonos y músicas.

Lovely Revolution está los domingos a las 20 en La Comedia, Rodríguez Peña 1062


Esas tremendas audiciones

Musicool: Las frustraciones del show business en formato café concert.

Los protagonistas de Musicool son tres jóvenes realmente talentosos con carreras justamente ascendentes: Vanesa Butera (protagonista de Hairspray, una cantante excepcional), Agustina Vera y Fernando Dente (ambos ganadores de High School Musical; Dente protagonista también de la actual Despertar en primavera y de la futura Sweeny Todd). Los tres se montan a un argumento fragmentario clásico dentro de las comedias musicales: la problemática o fallida audición o las frustraciones propias de la carrera, cuando te ponés nervioso, no te dejan actuar o te mandan bien atrás del escenario. Las letras pueden reírse de sus propias vidas, al mismo tiempo que conforman cuadros musicales explosivos y corrosivos –algunos que remiten a canciones conocidas–, cosa que habrá que agradecerle también al dream team que está detrás de Musicool: Mecha Fernández, Gaby Goldman y Ricky Pashkus son los autores; Renata Schussheim hace el vestuario y Marcelo Kotliar adaptó las canciones. El resultado es un musical pequeño, para ver sentado en una mesa picando algo, como un café concert, sin la solemnidad de las megaproducciones pero con un timing exacto, pegadizo y exultante que hace que esta obra pueda convertirse en una salida habitual de viernes por la noche.

Viernes a las 00.30 en el Velma Café, Gorriti 5520


Parecido al amor

Cariño: Un trío con canciones de Diego Frenkel en lo nuevo de Mayra Bonnard.

Otro trío en escena, muy diferente del anterior e invertido: Ignacio Monna, Victoria Carambat, Federico Fernández Wagner, dos hombres y una mujer son los tres intérpretes de la nueva creación de Mayra Bonard. Cariño se dedica a investigar en ese sentimiento no extremo “entre el amor y la indiferencia”, como describió Alejandro Cervera, para plasmar en escena un triángulo cariñoso, con algunas reminiscencias a aquel que formaban los jóvenes de Bertolucci en Los soñadores.

Las escenas tienen el hilo de los actores, que van desenvolviendo vínculos sexuales-fraternales-lúdicos sutiles mientras sus cuerpos despliegan coreografías desafiantes y exigentes, horizontales o verticales, con canciones originales de Diego Frenkel y un movimiento nervioso y placentero a la vez. La fusión del drama con diversos lenguajes lleva a escenas en las que un idioma extranjero se convierte en una música ligera, un enojo puede ser asimilado como un chiste arrollador y una coreografía sin palabras tiene una tensión infalible. La exploración de los cuerpos, en una tradición de musicales que se desprenden de El descueve, del cual Bonard fue una de las creadoras, mezcla los ímpetus y las expresiones de los actores, tangibles e indescifrables, listas para ser interpretadas.

Cariño se presenta los sábados a las 22 en el C.C. Rojas, Corrientes 2038

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.