radar

Domingo, 5 de mayo de 2013

SALí

A los bares del rock

Combinación poderosa

Makena Cantina Club, con espíritu indie

Los bares y el rock siempre fueron de la mano. De hecho, el género es producto de esas cuevas donde se empezaba a bosquejar el mundo que había quedado en pie después de la Segunda Guerra Mundial. En nuestro país, los bares también fueron fundacionales. Basta nombrar –para diversas épocas, para distintas generaciones– La Perla de Once, el Café Einstein, el Stud Free Pub, el primer Parakultural, Prix D’Ami, Caras más caras, Dr. Jekyll y el Roxy.

Sin embargo, la unión entre bares y rock en el circuito porteño fue la que más sufrió con las extremas medidas de prevención post-Cromañón. A partir de ahí, la historia parecía dispuesta a separarlos y, de hecho, algo de eso hubo. Por suerte, se sabe, donde hay cenizas habrá fuego. Y hoy, la unión sacramental de música rockera y tragos sigue adelante. Como puede.

Makena es, de algún modo, un bar moderno. Incluso, aunque se presente bajo el apodo retro de Cantina Club. Ubicado en Palermo, apuesta al soul, hip hop, funk, blues, reggae, black music y Dj’s en vivo. Abre a las 21, cuando hay bandas tempraneras, pero lo más fuerte suele comenzar poco antes de la medianoche. La entrada varía según el día y la banda en cuestión: a veces es gratis, a veces llega a costar $40. Lo mejor: averiguar en su Facebook.

Con un escenario por lo alto, tanto desde las pequeñas mesas como desde la importante barra se puede ver bien cualquier show. El ambiente, repleto, sabe deambular entre lo cool y lo indie, acorde al barrio. La barra está bien provista de spirits importados con tragos desde $50. La recomendación es optar por combinaciones simples (Gin&Tonic, Jack&Cola y las variantes del caso) o ir por la reina del lugar, la cerveza, que va de $25 en adelante. Para comer, básicos que llenan la panza y preparan los oídos: pizzas, sandwiches y algunos platos algo más trabajados, como un pollo al puerro. Los precios, acordes al rock, son económicos, de los $35 a los $45.

En Makena hay cierto orden para las cosas. No se trata de, simplemente, descontrolar. Los martes son noches de reggae y baile con las Captive Reggae Sessions. Los miércoles son territorio del blues y del rock clásico con The Jack’s Experience. Tanto martes como miércoles, entre bandas, tocan Djs que amenizan los silencios. De jueves a sábado, desde las 21, se presentan distintos grupos y, con las campanadas de la medianoche, los Djs suben el ritmo con funk, hip hop y black music. Por último, cada domingo a las 22.30, las ya clásicas Afromama Jams, una de las mejores opciones para ese último día de la semana, cuando buena parte de la ciudad entra en pleno estado depresivo. En suma: una combinación poderosa de rock, tragos y amigos.

Makena Cantina Club queda en Fitz Roy 1519. Teléfono: 4772-8281. Horario de atención: martes a domingos de 21 a 5.

El templo internacional

Hard Rock Café reloaded

Ubicado dentro del Buenos Aires Design, en Av. Pueyrredón y Av. del Libertador, el Hard Rock es un clásico que supo de épocas mejores. Indudablemente, su década fue la del ‘90. En los primeros 2000 había decaído mucho pero –en estos últimos meses– hubo una intensa remodelación del lugar que intenta volver a colocarlo en el sitio donde comenzó: ser el bar del rock por definición y título propio.

Con una estética de memorabilia, es un imán para los coleccionistas y los amantes de los souvenirs, pero también para aquellos que hacen culto de la comida estadounidense. La refacción incluyó los dos pisos del bar y también el escenario, más el agregado de una nueva pantalla gigante donde se pueden disfrutar recitales y videos de grandes bandas nacionales y extranjeras, filmados acá o en otros lugares del mundo.

El servicio suele ser un problema en el Hard Rock: en horarios pico siempre faltan mozos o sobran pedidos. Suele ocurrir que, después de entregado plato principal, es muy complicado que alguien traiga algún faltante o algún antojo de segundo tiempo. Ni qué hablar si es verano y se elige la muy atractiva terraza para sentarse. Pero su contra principal está en su lista de precios. Si bien respetan con bastante seriedad el estilo de la franquicia en todos sus platos, también lo respetan a la hora de cobrar la consumición. Ahí están los platos sabrosos y abundantes como el Bar-B-Que Ribs –costillar de cerdo al estilo Tennessee bañado con salsa de barbacoa y acompañado con papas fritas, porotos y ensalada de col– o la entrada que todos piden, el Jumbo Combo –que trae cerdo, pollo en formato Buffalo Wings, ensaladas varias y porotos– o los nachos o las hamburguesas o las papas asadas y rellenas. Pero hay que tener cierta calma: las mejores burgers cuestan arriba de $100 y un buen sandwich de cerdo, $120. En las bebidas, el sistema no cambia pero es más amable: cervezas desde $35, los ya conocidos tragos desde $50 y los batidos –otro clásico Hard Rock– de $60 en adelante. Dicho esto, es bueno señalar que el lugar tiene un happy hour que comienza a las 17.30, y promociones semanales como la actual Más Tequila (culmina hoy, domingo 5 de mayo), con quesadillas de carne, pollo y ananá a $65, fajitas a $55 y 2x1 en Tequila Sunrise, Mojitos a base de tequila y shots de José Cuervo. Conviene estar atento a futuras ofertas.

Hard Rock Café queda en Av. Pueyrredón 2501. Teléfono: 4807-7625. Horario de atención: todos los días de 12 al cierre.

Sin miedo a la muerte

El Bar de Rodney, el clásico de Chacarita

Hay que tener cierto espíritu inquebrantable para poner un bar frente a un cementerio. Y, además, volverlo un mito, un secreto guardado de la ciudad. En la esquina de Rodney y Jorge Newbery, frente al cementerio de Chacarita, se erige el Rodney, el mismo que supo de canciones, películas y altares levantados por músicos, bohemios, artistas, periodistas, intelectuales y productores de cine y televisión. El mismo que, tras un par de años cerrados, cambió de dueño (el fondo de comercio fue comprado por un ex cliente asiduo) y hoy el lugar vuelve a ofrecer su corazón.

Por supuesto, más allá de la pátina de aristocracia bohemia, el Rodney sigue siendo un bar de barrio donde a nadie se le ocurre pedir un Margarita on the rocks o un Dry Martini. Acá funciona el Fernet con Cola ($30), el vino –pocas etiquetas– desde $30 y la cerveza en botella o en chop. Los mismos precios amables se repiten en la comida: lo más caro es el matambre a la pizza ($65) y para abajo siguen colita de cuadril, milanesas y pastas. Como gran novedad culinaria, sumaron el tapeo completo, diez cazuelas clásicas (escabeches, porotos, tortillas) a $90 para dos personas. Pero no se trata de eso. O, en todo caso, no se va al Rodney simplemente a tomarse un amargo con soda y tapas. Este bar es otra cosa.

Con nuevos aires e ímpetus, el Rodney tiene una de esas historias que vale la pena contar. O, al menos, eso creyó Diego Rafecas cuando filmó su película Rodney. O, al menos, eso supuso Diego Frenkel cuando cantó al frente de La Portuaria su tema “El bar de la calle Rodney”. Incluso el ex líder de Talking Heads, David Byrne, se sumó para grabar ahí el video de la canción “Hoy no le temo a la muerte”. Según recuerdan, Byrne decidió practicar su parte de la canción con iPod y guitarra en mano frente a la tumba de Gardel, en el cementerio de enfrente. La apuesta del bar con el rock es constante. Los jueves pertenecen a la Rodney Band, mientras que viernes y sábados son días de bandas del más puro rock and roll invitadas. Pero también hay espacio para otros géneros, como los miércoles con el tango, o como los domingos, día más ecléctico, con homenajes a Cacho Castaña y más opciones.

A pesar de los cambios y refacciones, el Rodney no perdió estilo: mantiene el cartel original, su viejo toldo de chapa en la vereda, el nombre pintado en los vidrios de sus ventanas y las antiguas y nobles mesas de madera. Un bar para ir con amigos pero, también, para ir solo. Un lugar donde la nostalgia ataca fuerte aunque dulce. Un sitio donde, como dicen Frenkel y Byrne, no se le teme a la muerte. A pesar del paredón de enfrente.

El Bar de Rodney queda en Rodney y Jorge Newbery.Teléfono: 4854-5893. Horario de atención: martes a domingo de 19 al cierre.


Fotos: Pablo Mehanna

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.