radar

Domingo, 13 de abril de 2014

SALI

A comer (y comprar)

 Por Eleonora Biaiñ

TODO PARA LLEVAR

En el corazón de este local en Puerto Madero está el exhibidor de helados y el mostrador de la pastelería, el despacho de embutidos y quesos, los productos de almacén –incluyendo fideos secos, aceite y aceto italianos, una variedad de tés en saquitos, mermeladas caseras y dulce de leche uruguayo– y los utensilios de cocina. Es que en i Central Market –la “i” nace del placer, explican en su site– todo lo que se ve se puede llevar: desde la comida que uno pide a la vajilla donde se sirve.

Ubicado en una esquina, frente al canal y templado por los buenos aires del Río de la Plata, este segundo local ofrece dos áreas para comer, con opciones bien diferenciadas según lo que uno busque. En el autoservicio no se paga cubierto, y cada día se ofrece un plato con carne, pollo y pescado, tartas y empanadas, ensaladas y pastas. De lunes a viernes se suma un menú con bebida y postre (desde $ 85) y los fines de semana se cocina la propia aventura: los platos principales y las pastas salen $ 60 y las guarniciones $ 22. A la tarde, tientan los dulces: medialunas ($ 8), cookies ($ 25), cheesecake y milhojas de dulce de leche ($ 38), entre otras opciones.

En la parte dedicada al restaurante, los platos son más elaborados: muy ricas las mollejas al limón con zuccini ($ 90), las cintas caseras con ragout de tomates, hongos y mozzarella ($ 110) y la bondiola braseada con puré de batata ($ 135). Aquí, el gasto promedio sin bebida es de $ 200. Un dato clave: la carta de vinos tiene más de 90 alternativas de donde elegir.

El té de la tarde para compartir ($ 215) llega a la mesa con dos infusiones, una canasta de panes y scones, queso crema, manteca y mermelada casera. La patisserie ofrece delicias como masas finas de brownie, lemon pie, coco y dulce de leche o cremoso de maracuyá ($ 60). Sirven té de Tealosophy y poseen su propio blend de ananá, té verde y pétalos de flores ($ 30).

Productos artesanales y alternativas para el paseo por Puerto Madero.i Central Market queda en Pierina Dealesi esquina Macacha Güemes, Dique 4. Teléfono: 5775-0330. Horario de atención:lunes a domingos de 8 a 24.


EL PATIO VERDE

Andando el pasillo de esta vivienda chorizo de Palermo –remodelada como local de decoración– se llega al café Pehache 1418, un patio luminoso enmarcado por una pérgola con enredadera, una dama de noche que perfuma el aire y una higuera que proyecta sombra sobre el piso de adoquines.

El lugar nació con unas pocas mesas para hacer una pausa durante la compra. El patio, sin embargo, comenzó a tener convocatoria propia, y se le anexó un ambiente de techo transparente y paredes vidriadas que se pliegan o se abren según el clima. Allí hay mesas y sillas de madera clara, un sillón, una biblioteca con libros en castellano y en inglés, un mostrador con la pastelería a la vista y más plantas.

Para desayunar y merendar se ofrecen propuestas desde los $ 55. Se pueden beber tés fríos en frascos altos (el de la casa lleva té negro, cardamomo, canela, miel y limón, $ 36); jugos y combinados de frutas y vegetales ($ 38). También hay servicio de mate en pava ($ 26) y blends de té de Mery Kramer Teeson. Para acompañar, la pastelería es de elaboración propia, como el alfajor gigante sablé de dulce de leche ($ 25), la chocotorta ($ 38) o la generosa porción de budín de arándanos o de zanahoria ($ 35).

A la hora del almuerzo, lo más pedido son las ensaladas (desde $ 65) de salmón, pasta, quinoa o atún, la tarta con vegetales ($ 58) y los wok ($ 78). Otro hit es la Pehache burguer, con queso cheddar, guacamole y champignones ($ 66) y la pasta con salmón ($ 106), si bien muchos optan por el conveniente menú de mediodía a $ 82. Como tentaciones dulces, torta lima con base de chocolate y castañas de cajú ($ 45) y el triffle con frutillas, galletita Oreo, crema, dulce de leche y mousse de chocolate ($ 35), que viene en frasquito para llevar. En Pehache también se realiza diseño y restauración de muebles y se venden productos de decoración: mesas, mantelería y vajilla, desde vasos copón bombé, pingüinos de colores y teteras de cerámica hasta platos de arcilla y bowls artesanales intervenidos por artistas plásticos. Un patio en Palermo para descubrir y quedarse.

Pehache 1418 queda en Gurruchaga 1418. Teléfono: 4832-4022. Horario de atención: lunes a viernes de 9 a 21; sábados,domingos y feriados de 11 a 21.


UN LUGAR DELICADO

Hay restaurantes que entran por los ojos. Eso sucede con el nuevo Pani de Recoleta, gracias a su elegancia, color y un mix de estéticas en la deco. El estilo es marca registrada de su dueña, la pastelera Eliana “Pani” Trotta, que estudió en el IAG y se perfeccionó en Francia. La propuesta se sirve en tres espacios (además de la vereda): una galería donde está el bazar, el salón principal con mesas de madera y sillas altas con capitoné y el salón Madame Butterfly, donde acapara la atención un estridente mural con geishas, pájaros y jaguares.

En este deli es posible desayunar, almorzar, merendar y cenar a partir de una carta lúdica: Rock Sándwiches, Ensaladas Pop o Give Me Sugar (las tortas dulces). Los desayunos son una buena opción, desde $ 53. El sandwich viene con guarnición de papas fritas, batatas en bolitas, coleslaw o zanahorias glaseadas, desde $ 79. Dos recomendados: el de salmón ahumado en pan bagel y el de prosciutto en pletzalej. También se ofrecen tartas y platos con carnes y pastas. Algunos imperdibles de la pastelería: la cheesecake de vauquita y dulce de batata ($ 54), las cinnamons buns ($ 22), las tortitas negras con corazón de dulce de leche ($ 19) y los scon ($ 13). Vale la pena acercarse a la vitrina semicircular que cobija las delicias dulces antes de ordenar.

De 17 a 21, en Pani se desarrolla el concepto té-cena, con opciones saladas y dulces para compartir, desde $ 290, con una bebida y una infusión. Y en atención a los cines cercanos está el menú Fast Cinema con un plato a elección y un cuadrado o alfajor para llevar, con gaseosa, a $ 175.

Para beber hay aguas de frutas ($ 45) y licuados, y también tragos como la jarra de Campari con cítricos a $ 139. Próximo a la barra de pastelería de mármol está el área de bazar y almacén. Se venden tés Tealosophy, infusiones de Chamana e Inti Zen, aceite de oliva, delantales, servilletas y repasadores, pocillos, tazas, bowls gigantes y tazones, bolsas de lona y cuadernos. Un lugar delicado, con cocina rica y abundante, en pleno Recoleta.

Pani queda en Vicente López 2056. Teléfono: 4804-3210/4805-3458. Horario de atención: domingos a jueves de 9 a 23;viernes y sábados de 9 a 1.


Fotos: Pablo Mehanna

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.