radar

Domingo, 8 de julio de 2007

YO ME PREGUNTO

¿Qué hay en la concha de la lora?

¡No lo sabe ni el loro!
Pedrito Pidelapapa

A mí me preocupa más lo que hay en la de mi vieja.
El hijo de una tal lorita de córdoba

Es un castigo divino no saberlo, porque es de ordinario decirlo y seguramente de ordinario que te manden para ahí.
San Careta de Bella Vista

Olor a pescado.
Un consentido con sentido de Muñiz

Un camino suavemente húmedo, cálido, tapizado de un aterciopelado epitelio verde fluorescente, que lleva a la sagrada morada de la procreación.
Sor Bette, de las Adoratrices del Inalcanzable Sagrado

Una gran posibilidad de descargar la bronca a través de una pequeña interjección.
Sigmund de Viena

El infinito, y más allá.
Loro Dríguez

Y... plumas verdes (y algunas marroncitas).
Riky Riquelme

Suavidad, suavidad.
Loreal

¿Qué va a haber? Plumas verdes, o si la lora está de fiesta, un pico de loro.
La abodrogada demasiado textual

Andá y averigualo vos, boludo.
El que nunca entiende nada.

Me imagino que el miembro del loro.
Eduviges, de Barrio Norte

Si me pongo a relatar lo que vi allí
no me alcanza mi vida pa’ contarlo
me mandaron varias veces y yo fui
con mi viola y con mi verso he de cantarlo
Lo vi a Adán, la vi a Eva y a su Padre
los vi a todos, hasta Macri con su madre
Sin embargo, se lo digo y no es en vano
el que he visto muchas veces es riojano.
Soy prudente, no daré su nombre ahora
que se vaya de una vez y que no vuelva
si lo nombro la lengua se me atora
¡Turco, andate a la concha de la lora!

El poeta de la Docta

Con el actual PROceso que se avecina, los derechos humanos se han ido a la concha de la lora...
Ingeniero Cachi Atore

A veces tampones, otras consoladores y, muy de vez en cuando, el pitulín del loro. Yo lo sé porque a mí me mandaron muchas veces. Por suerte siempre la encontré ocupada y nunca pude entrar.
León de la Kilómetro

Un encanto imposible de describir y difícil de entender para quienes no estuvieron, como yo, solo y perdido en medio del Amazonas.
Stanley, el explorador solitario

Según el último senso, 65.023.243 personas, y un muy, muy, muy alto porcentaje de hijos de puta...
Harry el (hocico) sucio de la Comarka

Papita pa’l loro.
Pato de El Palomar

Para la semana que viene: ¿Dónde está el reloj de Belgrano?

Para criticarnos, felicitarnos, proponer ideas, mandar sus respuestas, fotos descabelladas, objetos insólitos, separados al nacer o dudas a evacuar: fax 6772-4450 [email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.