radar

Domingo, 8 de julio de 2007

VALE DECIR

Los regalos inflados

Según una encuesta realizada en Italia, el regalo de moda en este momento son los implantes de tetas. Tan es así que es el principal obsequio de graduación del secundario que los padres hacen a sus hijas adolescentes, desplazando del primer puesto a automóviles y vacaciones. Angelica Pesce, romana de 18 años y caso testigo, dice que ella y muchas de sus amigas eligieron las siliconas: “Es un regalo mucho más útil que un auto, que después de unos años se rompe (sic), o que unas vacaciones, que se acaban a los pocos días”, dijo y agregó, muy canchera: “Mis tetas nuevas son para toda la vida”.

Todos por una amiguita

El sitio web británico mybreast.org financia las cirugías estéticas de gente que no puede pagárselas. Lucy Wingate, una ciudadana inglesa de 26 años, que mantiene a sus dos hijos con ayuda del seguro de desempleo, contó su caso a la BBC: “Ahora tengo un cuerpo más femenino, lleno de curvas. Puedo usar remeras más ajustadas”. Mybreast.org fue “fundada” en enero para hacer realidad las operaciones estéticas de mujeres que en general deben recurrir a opciones poco confiables. Los cirujanos que la integran forman parte de la Asociación Británica de Cirugía Estética. El sitio tiene un antecedente: MyFreeImplants, una iniciativa también inglesa destinada a ofrecer implantes gratuitos, financiados con aportes de los navegantes que lo visitan.

Canción animal

Ya se sabe que, cada tanto, científicos y zoólogos intentan que algún animal que no se está reproduciendo lo suficiente como para asegurar la supervivencia de su especie, recupere el ímpetu sexual mediante alguna canción o algún otro experimento con cadencias sonoras. Esta vez es el turno de los tiburones en una cadena de acuarios en Alemania. Pero lo interesante es que en esta ocasión los responsables del proyecto han revelado la lista de canciones con las que piensan devolverles los ánimos amatorios a los escualos, que dos veces al día escucharán temas que van del pop al reggae pasando por la música clásica, no necesariamente en ese orden, durante una hora cada vez. Un vocero del acuario explicó: “Ya probamos con muchas otras cosas, y no funcionaron. Esto, en cambio, ya dio sus resultados en pandas y primates, y la verdad que no tenemos nada que perder con un poco de música”. Si consiguen su objetivo, además tendrá un valor agregado para los visitantes del zoológico, ya que el ritual de apareamiento de tiburón es verdaderamente espectacular: los machos persiguen a las hembras y les muerden las aletas. Así que esperemos que tengan suerte con el seleccionado que incluye temas hipermelosos como “Amor interminable”, de Lionel Ritchie y Diana Ross, “Let’s Get it On” por Marvin Gaye y “Good Vibrations”, por los Beach Boys. Y no, ya se preguntó: el tema de Tiburón, de Spielberg, no está en el repertorio.

Bambi 3: el llamado de la naturaleza

Las autoridades de Trento (Italia) descubrieron una granja ilegal de cannabis cuando los granjeros asentaron sus quejas por un ciervo “fumado”. En los últimos días, el animalito de los cuernos había estado haciendo varias cosas bastante inusuales: atacar a los mochileros, dormir en la ruta, meterse en hogares y comercios... Tras varias denuncias, los guardaparques locales —que, dicen, ya lo habían pescado “dando saltos llamativamente grandes en la montaña”— se decidieron a investigar, y fue entonces que descubrieron la plantación de marihuana. Sus responsables fueron arrestados cuando se dirigían a cosechar su siembra, pero es probable que queden en libertad, porque al parecer el Bambi se comió buena parte de las pruebas. En cuanto al pobre animalito fumeta, no se supo demasiado, pero es probable que no reciba más que un apercibimiento verbal; después de todo, al pobre bicho, si las películas de Disney no nos mintieron, le faltó tener una figura de autoridad en su infancia.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.