radar

Domingo, 13 de septiembre de 2015

VALE DECIR

Y EN LA GÉNESIS, HUBO UN VIBRADOR

“Una de las canciones de nuestro álbum debut se llamó ‘Vibrador’, así que teníamos que tener el nuestro algún día.” Así fue como el picarón Lemmy Kilmister argumentó la salida de una flamante línea de juguetes sexuales de Motörhead, justificando la aparición de los inesperados adminículos con la existencia del track 2 del disco de 1977, efectivamente llamado “Vibrator”. Diseñados por la firma Lovehoney, su cofundador, Neal Slateford, destacó que se trata de productos “especialmente creados tanto para fanáticos de la banda como para amantes del rock”. ¿Por qué? Pues, porque “capturan el estilo de vida del metal a la perfección, y ofrecen un contrapunto único frente a los juguetes tradicionalmente rosas y púrpuras que dominan el mercado”. En negro y plateado, la gama incluye cuatro modelos “bala” y “torpedo” con el logo de la banda y los nombres Overkill y Born to Lose impresos, en referencia a otros clásicos temas del grupo. Salen entre 25 y 45 dólares y, por supuesto, vienen con advertencia: “Preparate para orgasmos que rajen la tierra, los que esperarías del grupo más ruidoso del planeta”. Según el sitio Dangerous Minds, seguramente este lanzamiento sirva como consuelo para algunos fans tras los conciertos cancelados cuando Lemmy necesitó recuperarse de una infección pulmonar y repentinamente abandonó un escenario en Salt Lake City. El tour ha vuelto a la marcha en St. Louis. El site procedió a sugerir posibles nombres a futuros modelos; entre ellos The Hammer, The Wolf, Mean Machine y, (“¿¡por favor, cómo no usaron este!?”) Orgasmatron. Todo sea por el placer de los aficionados; y para que vibrar con los riffs de la banda se vuelva ejercicio literal.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.