radar

Domingo, 30 de junio de 2002

VALE DECIR

VALE DECIR

Embolsado
“Lo pescan cuando intentaba escapar de la cárcel dentro de un bolso”, titula Diario Popular en la última página de una de sus ediciones de la semana pasada. El caso es el de una fuga frustrada, la de un recluso del Centro Preventivo de San Miguel (Santiago de Chile): “Aplicando sus mejores dotes de contorsionista, el reo Cristian Orellana González, de 20 años, conocido en el mundo del hampa como El Trastornado Chico, trató el jueves de escapar en un bolso que portaba el equipaje”. Lo notable es que se trató de un plan de largo aliento que incluyó un “severo régimen alimentario” para bajar 25 kilos. Pero finalmente lo descubrieron, porque, al parecer, es poco común que los presos y las visitas se despidan del penal con bolsos de más de 40 kilos.


El número del verano

Llegó el verano en el Hemisferio Norte y comienzan a multiplicarse los temas candentes de la temporada. Sin ir más lejos, dos revistas españolas, la AR (La Revista de Ana Rosa) y Elle han largado los tan ansiados “números especiales” para que la playa no sorprenda a sus lectoras con las carnes caídas. La primera promete consejos para mejorar “tu cuerpo, sin agobios ni milagros” y para “adelgazar sin dieta” , así como (por el mismo precio) “todos los trucos para parecer más joven”. Su competidora anuncia los secretos para un “cuerpo OK”, “adelgazar sin régimen” y un manual para combatir “las experiencias que engordan”. Pero si hay una zona en las que ambas publicaciones coincidieron, ésa es la zona trasera. Elle titula sin más “Especial Culo” y augura la felicidad playera absoluta: “Ya verás cómo te apetezca que te vean”. La Revista de Ana Rosa, por su parte, anuncia en tapa una nota sobre “bikinis inteligentes” y otra nota, en la sección moda, que promete: “Pelotas: llévalas con gracia”. Pues, gracia la de ustedes, chavales. Y la sutileza seguro que se la guardan para el invierno, que es largo y es duro.

La licuadora cultural
La discusión comenzó con una iniciativa de una escuela secundaria de Nueva York, cuyos directores decidieron que sus alumnos serían mejores personas si se les ahorraba la lectura de ciertos pasajes potencialmente “ofensivos” de los textos usados durante el aprendizaje. La verdadera magnitud de estas “licuaciones artísticas” salieron a la luz al hacerse evidente la enorme cantidad de compañías privadas dedicadas a fabricar versiones “limpias” de libros, películas, discos y otros artefactos de consumo cultural. Por ejemplo, la empresa CleanFlicks, de Utah (la tierra de los mormones), acaba de lanzar al mercado una versión de Rescatando al soldado Ryan menos sangrienta que la original. Además, ya existe un censor para instalar en computadoras de chicos que bajan películas vía Internet:se llama TV Guardian, que filtra automáticamente las malas palabras, cambiándolas por otras presuntamente menos malas. Y circula una versión censurada del disco The Eminem Show. Todo indica que la ola puritana que invade los Estados Unidos llegó para quedarse: el verdadero terror del Servicio Postal norteamericano ya no es el ántrax sino una colección de estampillas con las imágenes del pintor Jackson Pollock y del cantante de blues Robert Johnson, en los que ambos aparecen en fotografías publicadas anteriormente, pero despojadas de los cigarrillos que ambos fumaban en los originales.

Para ganar las erecciones
El Partido Comunista checo acaba de demostrar que a la hora de dar pelea no se anda con pavadas. La cuestión es que los últimos tramos de la campaña por las elecciones generales de la República Checa encontraron a los muchachos del PC frente a un rival de ideas poderosas: al descubrir que el Partido Demócrata Cristiano había organizado un fin de semana en la ciudad de Valasske Mezirici con canilla libre de goulash y cognac, la agrupación de izquierda se vio obligada a cambiar de planes presurosamente. Y en el tiempo en que sus contrincantes se mandaban un fondo blanco más, el PC se mostró capaz de ponerle el pecho a la situación ubicando, a escasa distancia de aquellos, a cinco mujeres en topless repartiendo panfletos. El esfuerzo no alcanzó, pero aumentó sensiblemente el número de votantes. Así que un nuevo fantasma recorre Europa: el de la Cicciolina.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.