radar

Domingo, 20 de mayo de 2012

VALE DECIR

El hombre y el tornillo

Afortunadamente, no hay que ser Helen Hunt o Bill Paxton para perseguir tornados: alcanza con llamarse Ryan Hopkinson, ser fotógrafo, inglés y —he aquí lo importante— disponer de un extractor de aire industrial. Porque, para ir tras torbellinos, el artista decidió que debía crearlos. “Siempre me han fascinado. Entonces comencé a pensar de qué manera podía tomar estos fenómenos meteorológicos, sacarlos de contexto y ubicarlos en un entorno controlado”, ofreció el hombre que, como no podía llevar huracanes a su estudio, hizo los propios.

Sin Photoshop, con humo psicodélicamente coloreado, Hopkinson instaló un gran ventilador de extracción en el techo y la rotación de las aspas ayudaron a crear un vórtice generando que el humo se levantase y quedara atrapado en aquel punto que funciona como el “corazón del tornado”. También tomó otros recaudos. “La superficie tenía que ser amplia para que el torbellino tomase forma y el techo debía ser bajo para controlar el flujo de aire”, explicó el hombre que, tras varias pruebas y errores, logró generar 20 tornados, cada uno con poco más de un metro de altura, “todos con sus propias personalidades y pesos”.

Después procedió a sacar imágenes que, para la mirada extrañada, podrían pasar por pinturas de fantasía y creó una serie de fotografías de lo más inspiradas. Ahora, hay quienes se inquietan por este Frankenstein climático y, en honor a las historias catástrofe hollywoodenses, se animan a preguntar si hay riesgo de que alguno de sus tornados hechos-en-casa funcione demasiado bien. “No son muy potentes; de modo que no hay riesgo de que me lleven volando”, respondió él.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.