radar

Domingo, 17 de junio de 2012

VALE DECIR

A buen cubierto

Ahora resulta que no sólo hay gente demasiado perezosa para lavar los platos, también hay personas tan pero tan holgazanas que ni siquiera intentan ensuciarlos. A este target apunta Housebites, una firma que prepara comida gourmet para llevar y hace envíos a domicilio sólo en Londres. Bajo el slogan “Reinventando el delivery”, la propuesta de la empresa es sencilla: los interesados eligen un menú y, según su área postal, uno de los top chefs de la empresa prepara el pedido y lo lleva a su casa en el día y horario pautados.

Mientras los platos principales rondan las 10 libras, es el servicio adicional el que marca la diferencia: por cinco libras extras, Housebites ofrece enviar las cacerolas sucias donde se preparó la comida para que el comprador simule haber hecho la cena él mismo. Y si, después de optar entre el amplio abanico de posibilidades (las opciones van desde platos chinos, tailandeses, mexicanos, franceses hasta italianos, persas, vegetarianos, españoles y caribeños), el solicitante decide solidarizarse con el cocinero y lavarle las ollas y sartenes antes de devolverlas, la firma hace un reembolso de 2,5 libras.

“La idea surgió después de que un gran número de clientes se contactasen con nosotros pidiendo que les mostráramos las cacerolas para confirmar la autenticidad de nuestros platos, pidiendo además que se las dejáramos para que pudieran aparentar haberlos cocinado ellos mismos”, explica Simon Prockter, CEO de Housebites. “Entonces pensamos que podía ser un servicio útil.”

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.