radar

Domingo, 1 de diciembre de 2013

VALE DECIR

EL QUE QUIERE CELESTE, QUE LE CUESTE

“Yo, Vincent Gallo, estrella de clásicos como Buffalo 66 y The Brown Bunny, he decidido ponerme a disposición de todas las mujeres. Todas las mujeres que puedan costearme, valga la aclaración. Por la modesta cifra de 50 mil dólares –más gastos–, puedo cumplir el deseo, sueño o fantasía de cualquier dama. El monto cubre una noche conmigo. Para quienes deseen disfrutar un fin de semana, la tarifa crece a 100 mil. Gordas, viejas, pelirrojas o negras, todas pueden tenerme. A ninguna le diré que no. También las lesbianas pueden deleitarse con mi compañía por 100 mil. Por 200, las tortas se consiguen todo un fin de semana. Tres días que las hará dudar de su sexualidad...” Con esas palabras, indicadores de saludable autoestima, ofrece sus servicios el controvertido actor, pintor, bajista, empresario hip-hopero, breakdancer, cineasta, arquitecto y modelo Vincent Gallo. “Un hombre del Renacimiento”, como definió alguna vez Chloë Sévigny, quien, cabe recordar, pudo apreciar las bondades de Vito de primera mano.

Y es que, mientras otras figuras usan su página web para vender tímido merchandising (algún que otro autógrafo, fotos, una taza, un poster, no mucho más), la web de quien formase la banda Grey con Jean-Michel Basquiat es un poquito más... excéntrica. Además de los clásicos CD o remeras con su gancho, el hombre tiene a disposición un cuadro de Charles Manson que le regaló Johnny Ramone cuando cumplió 33 años, o el casco con el que anduvo en motocicleta alguna vez. Eso sin contar sus “servicios personales”, donde además de la ya mencionaba noche (o fin de semana) suma un ítem fuera de serie: su propio esperma. Un millón de dólares tendrá que desembolsar la interesada en hacerse de la materia prima que la habilitará a tener un baby Gallo. Ojo, hay condiciones: sólo efectivo, chequeos o transferencias bancarias; no se aceptan tarjetas de crédito. Con opción de “inseminación natural”, Vincent se toma muy en serio su producto; por eso recuerda a las potenciales interesadas que tiene ojos azules, que es atlético, bueno en los deportes, que no hay historia en su familia de enfermedades genéticas y tiene pocas canas. Además, dice, es un tipo creativo. En otras palabras: una ganga. A ahorrar, señoritas.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.