radar

Domingo, 18 de junio de 2006

HISTORIETA > LO NUEVO DE JODOROWSKY Y MILO MANARA

Papa caliente

Las mujeres lúbricas de Milo Manara se unen a la imaginación perversa de Alejandro Jodorowsky para imaginar Los Borgia, una saga cuyo primer tomo narra la muerte de Inocencio VIII y se centra en los misterios, asesinatos y compra de votos del cónclave que consagrará a un Borgia como nuevo Papa.

 Por Martín Pérez

Aunque en sus historietas siempre hay bellas mujeres en papeles protagónicos, cuando Hugo Pratt escribió el guión de Verano Indio para que fuera ilustrado por Milo Manara, llamó la atención dentro del mundo del comic el tono erótico que le había incorporado a la aventura. Cuando se le preguntó por el detalle, Pratt argumentó que, si el dibujante era Manara, era imposible no ceder a la tentación de aprovechar su vocación hacia los desnudos femeninos. Lo mismo parece sucederle al escritor, cineasta y tarotista Alejandro Jodorowsky en el flamante primer tomo de Los Borgia, su primera colaboración con Manara, que se editó a fines del año pasado en España pero recién ahora se puede conseguir en las comiquerías porteñas.

Ambientada a fines del siglo XV en Roma, Sangre para el Papa –tal el nombre del primer tomo de la saga– no ahorra perversiones al narrar el deceso de Inocencio VIII (que intenta escaparle a la muerte bebiendo leche de embarazadas y renovando su sangre) y las intrigas de la elección de Rodrigo de Borgia como Alejandro VI. “No es casualidad que Mario Puzo, el autor de El Padrino, haya escrito un libro sobre los Borgia”, explica Jodorowsky en el prólogo del volumen, publicado en castellano por Editorial Norma. “Porque, aunque transcurra en el Renacimiento, se trata de una historia mafiosa. La primera de la historia, justamente.”

Según explicó Jodorowsky cuando vino el año pasado a la Feria del Libro porteña –y aún no había salido la edición en castellano–, el punto de partida para Los Borgia fue una obra de teatro que había hecho años antes en México. “Le dije al editor que quería al mejor dibujante para esta historia, y me propusieron el nombre de Manara. Le mandamos el guión, se entusiasmó y lo hicimos”, contaba el chileno, que explicaba que el sistema de trabajo con el dibujante italiano tenía sus peculiaridades. “Manara no tiene teléfono, ni mail, ni fax. Se encierra en un pueblo de Italia y dibuja. Si yo necesito algo, hablo con su agente, y si tiene una duda es el agente quien me pregunta. Pero por lo general simplemente toma el guión y lo respeta al pie de la letra.”

A pesar de las truculencias del guión, Los Borgia no deja de ser una obra previsible, que no agrega demasiado al currículum de Jodorowsky, y en la que Manara no ahorra sus mujeres lúbricas. A pesar –o por culpa– de ellos, su edición en Francia e Italia, que coincidió con la muerte de Juan Pablo II y la elección de su sucesor, Benedicto XVI, fue un suceso. “Me acuerdo que le dije a Manara que íbamos a ganar mucho dinero si llegábamos a editarla cuando muriese el Papa. Porque es la historia de los Papas, y están los misterios del cónclave, cómo se asesinan y compran votos. Juro que no recé para que esto pasase, así que soy inocente. Pero justo coincidió, y se vendió mucho.”

Compartir: 

Twitter
 

Los Borgia se consigue en Camelot, Av. Corrientes 1388.
 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.