radar

Domingo, 4 de noviembre de 2007

CINE > LAS 7 DIFERENCIAS ENTRE NOCHE DE BRUJAS (1978), DE JOHN CARPENTER, Y HALLOWEEN (2007), DE ROB ZOMBIE.

Te conozco mascarita

Casi treinta años después del estreno de Noche de brujas, el clásico del cine de terror dirigido por John Carpenter, Rob Zombie, ex líder de la banda White Zombie y director de género en camino a la consagración, se atreve a una remake. El nuevo Mike Myers protagoniza una película más cara, más sangrienta y menos fantasmal; aquí, las diferencias entre las versiones ’78 y ’07.

 Por Mariano Kairuz

En la primavera de 1978, con un presupuesto y un plan de rodaje limitadísimos pero un entusiasmo enorme, John Carpenter salió a filmar una pequeña película de terror que contra toda expectativa se convertiría en uno de los títulos más influyentes de la historia del género. Carpenter, que por entonces tenía 29 años y dos películas estrenadas –Dark Star y Asalto al precinto 13– había pergeñado junto con la productora Debra Hill un guión titulado Los asesinatos de las niñeras, pero para asegurarse algún tipo de financiación aceptó la sugerencia del productor Irwin Yablans de ambientarla un 31 de octubre y rebautizarla Noche de brujas. Rodada con espíritu independiente y energía juvenil, con la asistencia de amigos y parientes del equipo de producción, Halloween se convirtió no sólo en un film de culto sino que también fue un modelo narrativo de puesta en escena tan sencilla como efectiva, y un estilo lineal y despojado. Casi tres décadas –y ocho secuelas bastante malas– después, el ex rocker Rob Zombie, fogueado ya como director con dos films tributarios del cine de terror y la violencia de los ‘70 (1000 cuerpos y Violencia diabólica), emprendió una remake concebida menos como actualización que como una “reinvención” de la saga de Carpenter.

Las comparaciones serán odiosas, pero también son inevitables:

1. En la película original, la presentación del asesino Michael Myers consistía en un soberbio, inolvidable plano secuencia de algo menos de 4 minutos de duración. Seguíamos a través de los ojos de Michael su propio recorrido fatal por el hogar familiar en la noche de brujas de 1963; cómo tomaba el cuchillo, subía las escaleras y asesinaba a su hermana. A los 6 minutos y medio de película, el pequeño Michael, de 8 años, ya se ha convertido en un psicópata de mirada perdida en la nada para el resto de su vida. De ahí, salto a 15 años más tarde. En la remake, Rob Zombie le dedica al origen de Michael Myers casi toda la primera mitad de la historia: para cuando asesina a su hermana, ya lleva achurados a unos cuantos animalitos, a algún compañero de escuela y a su padrastro, y va media hora de película.

2. Firme en su propuesta psicologista, el Michael Myers de 2007 no es el hijo de una familia de clase media suburbana sino el producto de una crianza más bien pobretona, white trash: vive en un hogar caótico con un padrastro cretino, una madre que trabaja de desnudista y una hermana que no le presta atención. Zombie muestra la infancia de Michael antes de convertirse en un asesino, y también un poco después, cuando ya está internado en un hospital psiquiátrico. Michael, que en la versión 1978 no pronuncia una sola palabra en toda la película, en la remake habla como un niño más o menos normal, y cuando la madre lo encuentra justo después de la masacre, él le dice: “Mamá, ya todo terminó”.

3. El doctor Samuel Loomis de la película original (interpretado por Donald Pleasence, único actor conocido del reparto), convencido de que Michael Myers es la encarnación del Mal, sigue sus pasos para devolverlo al loquero o mandarlo al cementerio sin más. El doctor Loomis que interpreta Malcolm McDowell tiene un papel mucho más protagónico en la versión de Zombie: primero intenta “curar” a Michael por años; luego publica un libro y dicta conferencias sobre el caso Myers, y hasta último momento intenta detener sus masacres apelando a los restos de humanidad que, cree, aún quedan en él.

4. La banda sonora del ‘78 se limitaba prácticamente al estremecedor leit motiv compuesto por Carpenter. El compositor Tyler Bates reversiona ese tema original para Halloween modelo 2007, pero además la película incorpora a su soundtrack más de una decena de canciones, entre ellas “God of Thunder”, de Kiss; “Baby I Love Your Way”, de Peter Frampton, y temas de Alice Cooper, Rush e Iggy Pop, entre otros.

5. Además de “explicar” el origen criminal de Michael mediante el retrato de su entorno familiar, Zombie también se empeña en caracterizar a los padres de Laurie Strode, la niñera que en la versión de 1978 interpretó Jaime Lee Curtis y ahora hace Scout Taylor-Compton. En abierto contraste con la familia Myers, el matrimonio Strode se ve como una pareja feliz –así como también la nueva Laurie tiene un carácter más soleado que su antecesora–, quizá para potenciar el efecto de sus asesinatos.

6. La nueva película es un poco más sangrienta, más gore y menos fantasmal que la original: en su apuesta “realista”, Zombie hace que Myers, que en la primera película mataba limpia y eficientemente a sus víctimas, ahora las deje agonizando: su hermana llega a dar unos pasos, desangrándose después de recibir un cuchillazo en el vientre, Laurie llega a encontrar aún con un resto de vida a una de sus amigas.

7. Film “seminal” del subgénero slasher –el de asesinatos de adolescentes, que continuó en los ‘80 y ‘90 con ocho películas de Freddy Krueger y una decena de Martes 13, entre infinidad de clones–, Noche de brujas ofreció una lección de producción a bajo costo. El rodaje insumió tres semanas y 300 mil dólares, provistos mayormente por el productor de origen sirio Moustapha Akkad, y recaudó unos 60 millones, cifra record para una producción independiente en su época. Zombie hizo la remake por alrededor de 15 millones para los productores Harvey y Bob Weinstein, y Malek Akkad, hijo de Moustapha, quien murió en noviembre del 2005 como consecuencia de un atentando terrorista en Jordania. O víctima de terrores, por decirlo brutalmente, de la vida real.

Compartir: 

Twitter
 

Modelo ‘78 y modelo ‘07
 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.