radar

Domingo, 27 de enero de 2008

CASOS > TOM CRUISE BROTADO

Yo tengo fé

Justo cuando se edita su escandalosa biografía no autorizada escrita por Andrew Morton, que lo señala como el segundo integrante más poderoso de la omnívora Iglesia Cientológica, acaba de filtrarse a Internet un video interno del culto en el que Tom Cruise habla con fervor demente de su fe. Filtrarse es un decir: todos los sitios que lo publicaron tuvieron que retirarlo por demandas legales de la Iglesia. Resiste un solo sitio, Gawker.com. Todavía puede verse ahí: a apurarse que los abogados de Cientología están trabajando febrilmente.

Gente a la que se le zafa un tornillo hay mucha en el mundo, y el mundo sigue andando. Pasa todo el tiempo. Un poco más preocupante es cuando esas personas a las que se les corrió el velo de la cordura son personajes poderosos, celebridades de gran visibilidad pública y alguna influencia o predicamento entre el público masivo. O incluso estrellas multimillonarias que parecen dispuestas a invertir dinero en hacer llegar su “mensaje” al mundo. Como, podría decirse, es el caso de Tom Cruise, el más famoso de los soldados de la Cientología, la religión creada por el escritor de ciencia ficción L. Ron Hubbard, que se expande de forma imparable por el planeta. Hasta acá, nada nuevo: casi todos saben que Tom es un firme militante de esta fe, y el tema surge en cada entrevista que da y con cada película que promociona, y cada una de sus novias famosas, de Nicole Kidman a esta parte, es “examinada” de cerca por la prensa para ver si ha sido o no “cooptada”. Lo que quizá no conocían tantos hasta ahora era esta suerte de video de adoctrinamiento de la Cientología protagonizado por el mismísimo actor jetón de Top Gun y Rain Man, que habla enfervorizado acerca de cómo su fe puede salvar al mundo. El video ha estado circulando durante algún tiempo entre los periodistas que investigan la relación de la estrella hollywoodense con este culto que en algunos países –como Francia y Alemania– no es reconocido oficialmente como religión.

Según la flamante biografía no autorizada de Cruise firmada por Andrew Morton, el actor es la segunda persona más poderosa de la Iglesia Cientológica. Difícil de corroborar, porque la cantidad de demandas iniciadas por la institución ha desanimado en los últimos tiempos a quienes estaban decididos a investigarla. El libro ha desatado una nueva y pequeña controversia que vuelve a poner el tema en el ojo público. Resulta por lo menos sugestivo que hasta hace unos días estuvieran disponibles online, en Google Video, unos cuantos de estos clips “de adoctrinamiento”, y que una semana atrás fueran retirados por la persona que los había subido. Pero como testimonio queda uno, de unos 9 minutos de duración, el que protagoniza el mismísimo Tom. Había sido publicado por los sitios Radar (un tocayo online y extranjero de este suplemento) y Defamer, pero la Iglesia Cientológica hizo una denuncia de violación de copyright, y debieron retirarlo. Por suerte –es un decir–, no sin que antes fuera copiado y levantado por Gawker.com, donde todavía puede vérselo, al menos hasta que algún esbirro de la Fe misteriosa mueva los hilos necesarios para evitarlo. Eso sí, queda hecha la advertencia: ver este video completo es asomarse a los abismos de la locura. Cruise, fanatizado, predica su Fe como la única que verdaderamente va a salvar al mundo. Por momentos parece poseído: su mirada se enciende, su cara se enrojece, las palabras no fluyen (y eso que, recuerden: ¡es un actor!), y sus frases quedan inconclusas, como si estuviera refiriéndose a algo que está más allá de toda explicación, de todo lo que se pueda expresar con palabras. Un par de veces, incluso, estalla en carcajadas diabólicas.

Son nueve minutos repleto de “perlas” de verdadero fanatismo religioso. De fiebre. Entre ellas:

  • “Creo que es un privilegio poder llamarse cientólogo. Es algo que uno tiene que ganarse. Con la cientología podemos crear nuevas realidades en mejores condiciones. Somos el camino hacia la felicidad. Podemos rehabilitar criminales. Podemos traer la paz y unir culturas”.
  • “Cuando uno es un cientólogo, si pasa en auto por al lado de un accidente, uno sabe que tiene que hacer algo al respecto, porque uno sabe que es el único que puede ayudar realmente.”
  • “Tenemos una responsabilidad. No soy solo yo, somos todos, tenemos que ver qué es lo que se necesita y decir: OK, lo voy a hacer o no lo voy a hacer. Y punto. Si estás a bordo, estás a bordo como el resto de nosotros.”
  • “Una vez que uno conoce estas herramientas y sabe cómo funcionan, sabe que no alcanza con estar bien uno solo. El momento es ahora. Cuando uno es cientólogo, la gente acude a uno. Y más vale que uno lo sepa, porque si no lo sabe... que vaya y lo aprenda, pero no pretendas que lo sabes. Como cientólogo, uno ve las cosas como son. Y uno no se asusta por toda esta complejidad.”
  • “Están los (que yo llamo) espectadores. Los que dicen: es fácil para vos, pero nosotros no tenemos tiempo ahora. A esos los cancelé de mi área.” (Risa.)
  • “Hay que educar, tenemos que crear una nueva realidad. Tenemos esa responsabilidad de decir: así es como hay que hacerlo porque cuando lo hacemos así, la gente se pone mejor de verdad. Y tengo que decir algo: es maravilloso, es muy divertido.”

Sic, sic, sic. Para ver y escuchar más: http://gawker.com/5002269/the-cruise-indoctrination-video-scientology-tried-to-suppress (el video de adoctrinamiento de cruise que la cientología intentó suprimir).

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.