radar

Domingo, 4 de marzo de 2012

DESPEDIDAS > MURIó STEVE KORDEK, EL HOMBRE QUE INVENTó EL FLIPPER

Flippar

 Por Alfredo García

Antes de ser como lo conocemos ahora, el flipper, o mejor dicho “pinball”, era un juego llamado “pingame”, consistente en un tablero con distintos huecos en los que el jugador debía intentar meter una bola plateada inclinando el aparato todas direcciones, sin el menor atisbo de precisión. Este juego, oriundo del siglo XVI, sufrió un gran cambio en 1947, cuando dos diseñadores de la empresa Gottlieb, Harry Mabs y Wayne Neyens, le agregaron seis paletas (tres de cada lado) con la idea de que el jugador pueda dirigir la bola plateada a los orificios seleccionados.

Este avance en el pinball fue revolucionario pero no muy útil, ya que dada la velocidad con la que suele ir la bola se hacía imposible llegar a cada uno de los tres botones de cada lado del tablero. Además, cada botón tenía un electroimán, y seis de estos dispositivos hacían que un juego bastante barato se volviera realmente caro. Entonces apareció Steve Kordek, que tuvo una idea genial: colocar dos de estas paletas o “flippers” con electroimanes en la base del tablero eliminando las otras ubicadas a los costados. Esto ocurrió en el año 1948 y desde entonces el pinball o flipper (como le decimos los argentinos por el nombre escrito justamente en cada una de estas paletas con las que hay que pegarle a la bola plateada) ha seguido básicamente igual.

El primer juego que mostró este diseño con dos flippers se llamó Triple Action; Kordek lo diseñó para la firma Genco y lo presentó durante una feria de la industria de los fichines en Chicago.

El legendario inventor del pinball tal como lo conocemos murió a los 100 años el domingo pasado en un asilo de ancianos de esa ciudad. En la última entrevista que dio, hace tres años para el Chicago Tribune, aseguró:

“Nadie se divirtió tanto en este negocio como yo”. Tenía 97 años y seguía orgulloso de su creación.

Steven Francis Kordek nació en Chicago el 26 de diciembre de 1911, el primero de diez hijos de un matrimonio de clase baja. Su padre trabajaba en una fábrica de acero, y durante la Gran Depresión Kordek consiguió trabajo en el servicio forestal de los Estados Unidos. Kordek no había visto un juego mecánico en su vida salvo como usuario en algún bar, cuando una tarde de 1937 un fuerte chaparrón lo hizo refugiarse en el primer lugar que tuvo a mano. La recepcionista del lugar le preguntó si había entrado para buscar trabajo. El contestó que sí, y así fue como empezó a trabajar para la fábrica de juegos mecánicos Genco.

Al principio, trabajó en la línea de producción como soldador, pero como también decidió estudiar electrónica de noche, pronto empezó a ascender y se ganó un lugar entre los ingenieros de la empresa. Así llegó a fabricar el prototipo del Triple Action. Según el libro sobre la historia de los flippers, Pinball, de Roger Sharpe, “el gran hallazgo de Kordek no fue solamente poner los dos flippers en la base del tablero, sino darles la energía suficiente como para que el jugador realmente pueda tener un control más o menos exacto sobre la dirección que va a tomar la bola, lo que permitió que los pinballs pudieran tener diseños cada vez más complejos”.

Justamente una de las grandes cualidades del pinball es que puede tener miles de variantes argumentales, surgidas de un evento o de un film o incluso de una canción o un grupo de rock (como demostraron los grandes flippers dedicados a bandas, como Kiss o al Satisfaction de los Rolling Stones). Y Kordek no sólo ayudó a hacer crecer esta cualidad esencial del pinball con su aporte de las dos paletas mecánicas o flippers, sino que luego puso manos a la obra para diseñar no menos de cien juegos con distintos argumentos que lograron ser hits de ventas en su tipo, tanto para la firma que le dio trabajo inicialmente, Genco, sino luego también para otras empresas líderes como Bally o Williams. Algunos de los juegos más conocidos en los que trabajó Kordek fueron distintas variantes de Space Mission, basados en las misiones Soyuz y Apollo, el primer juego famoso de autos, Grand Prix, el vanguardista Contact, donde ganaba el jugador que lograba hacer contacto entre aliens y seres humanos, y el más adulto Pokerino, que utilizaba las reglas del póker para otorgarle el jackpot a un jugador. Incluso en la era de los flippers controlados por computadoras, Kordek hizo uno de sus últimos diseños, Vacation, un juego ultramoderno y cómico basado en la saga Vacaciones, las películas con Chevy Chase y Beverly D’Angelo. En los tiempos de sofisiticados flippers computarizados combinados con imágenes de video, Kordek no dejó de jugar a sus viejos buenos pinball de fines de los ‘40, como el Triple Action, que junto a otros de sus diseños estaban en el garage de su casa a disposición de todos los chicos del barrio.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.