rosario

Domingo, 14 de octubre de 2007

SANTA FE › LA COCINA DEL ARMADO DE HERMES BINNER DE CARA A LA GESTION QUE COMIENZA EN DICIEMBRE

Alto perfil técnico y todos seleccionados por él

Ahora que se conoce el gabinete completo de Binner, se saben también los entretelones de las designaciones. El gobernador convocó personalmente a cada uno. La gran mayoría son de su confianza.

 Por Pablo Feldman

El gobernador electo Hermes Binner dió a conocer su gabinete dos meses antes de asumir. Esto en sí mismo es una novedad, pero no la única si se presta atención a la mayoría de los nombres de quienes lo acompañarán en el comienzo de su gestión. A partir del 10 de diciembre Binner tendrá el gabinete que quiso tener. Salvo en una cartera, o a lo sumo en dos, en el resto de las designaciones los nombres conocidos fueron la primera opción. El ex intendente de Rosario no sometió a ningún filtro -ni interno ni de las fuerzas del Frente- a ninguno de los nombres que terminó confirmando el viernes a la mañana en la ciudad de Santa Fe. Y si un nombre "se cayó" no fue por ninguna otra razón que el desestimiento del protagonista, que ha tenido el buen gusto de negar públicamente que haya existido esa oferta.

El equipo del gobernador parece efectivamente eso, un equipo. Y él mismo se encargó de remarcar ese perfil que deberá consolidarse en el curso de la gestión. No hay un "Maradona" como le gustaba exagerar a Jorge Obeid cuando hablaba de sus colaboradores y destacaba a su Ministro de Gobierno, Roberto Rosúa. Tal vez este ejemplo -el del Ministro de Gobierno- sea el más claro para graficar las diferencias: Antonio Bonfatti, y Héctor Superti fundamentalmente, pero también Daniel Cuenca y Dalmacio Chávarri, conformarán una de las unidades de gestión. Ya la semana que viene comenzarán las reuniones entre los responsables de Gobierno y Reforma del Estado, Justicia, Seguridad y el Fiscal de Estado.

Deliberadamente Binner seleccionó funcionarios de alto nivel técnico, y salvo un par de excepciones, de poca experiencia política. Esto, dicen alrededor del futuro mandatario, no supone alejarse de la política, sino lo contrario, sólo que ese rubro el gobernador se lo reserva para sí. De todos modos, hay algunas áreas -seguridad, justicia, gobierno, por citar las más complejas- en las que habrá que ver cómo se desempeñan los "técnicos" bajo presión.

Otro dato novedoso en la integración del Gabinete es que Binner lo ha conformado sin atender la "interna" de su propio partido y mucho menos del Frente Progresista. "Las designaciones no responden a las necesidades de los partidos, sino que tienen como eje fundamental garantizar el cumplimiento del programa votado por la ciudadanía el 2 de setiembre", dijo el dirigente socialista a la hora de sostener sus designaciones.

Sólo Antonio Bonfatti, y la futura Ministra de Educación, Elida Rasino, son dirigentes del Partido Socialista, el resto no tiene filiación política, aunque eso no es equivalente al escenario de "tecnócratas" que se ha despelgado en otras gestiones. "La garantía de que ello no sucederá es el programa, y nosotros los vamos a aplicar al pie de la letra", dijo Binner a Rosario/12.

Binner se reunió con dirigentes de su propio partido -no con Rubén Giustiniani que está en campaña- para informarle acerca de quienes lo acompañarán en el comienzo de su período. La ausencia del Presidente del partido, candidato a Vice de Elisa Carrió, no obedeció a la complejidad de la agenda, sino a una conveniente distancia -entre ambos- hasta después de los comicios del 28 de octubre. Más aún, Binner apuró la confirmación del gabinete para evitar especulaciones y eventuales presiones del partido. En rigor, nadie cree que la fórmula de la Coalición Cívica pueda repetir ni remotamente la elección que hizo Binner cosechando cerca de 870 mil votos. Es probable, en cambio, que lo que hoy aparece como una casi absoluta prescindencia del partido, se transforme en dos semanas en un avance sobre la estructura, más que nada para evitar las conspiraciones.

Tan importante como la respuesta del gabinete -hecho a gusto y placer- será lo que suceda en la Legislatura. Un acuerdo previo al triunfo del 2 de setiembre le garantizaba a Eduardo Di Pollina la Presidencia de la Cámara de Diputados. Será respetado, pero la presidencia del bloque mayoritario, en cambio, será disputada. Los seguidores de Giustiniani propondrán con seguridad a Sergio Liberatti, desde la Casa Gris el nombre que quieren es el de Raúl Lamberto. Habrá que esperar la resolución del bloque, pero nadie va a desestimar lo que suceda dentro de dos domingos y su impacto sobre la interna socialista.

A la hora de analizar nombres, hay que decir que los antecedentes académicos y la participación en los equipos técnicos a lo largo de los últimos años, son un buen punto de partida. Pero está claro que no es lo mismo un centro de estudios que un ministerio, un proyecto que una gestión. En definitiva "las pruebas de laboratorio" deben ser ratificadas en la práctica. Juan José Bertero, Hugo Arrillaga, Carlos Rodríguez, y los ya mencionados Superti y Cuenca, tienen antecedentes de valía y habrá que verlos "rodar".

Otros, como Miguel Cappiello en Salud, deberán redoblar esfuerzos y ratificar sus condiciones, que como sucede con este médico ya han sido demostradas en varios niveles de la Salud Pública a lo largo de los últimos 20 años, en los que Rosario es reconocida como ejemplo de gestión sanitaria. "Chiqui" González en Cultura no sólo supone la presencia de una funcionaria talentosa y creativa, sino la instancia de la creación del Ministerio. Una apuesta que va más allá de un cambio de rótulo en el organigrama; supone un nuevo concepto que trae aparejada a la Industria Cultural, una faceta inexplorada en la mayoría de los estados provinciales y en la nación.

Dos tercios del gabinete es de Rosario, 10 de 12 no son dirigentes de su partido. Datos que marcan una tendencia que deberá ser ratificada, para que el "buenos tiempos" pase de ser el slogan de campaña a una realidad para los santafesinos.

Compartir: 

Twitter

En este gabinete, no hay un "Maradona" como le gustaba exagerar a Jorge Obeid cuando hablaba de Roberto Rosúa.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.