SANTA FE › PROPIETARIOS DE GRANDES CANTIDADES DE EXTENSIONES TENDRáN MAYOR CARGA TRIBUTARIA

Batistuta y otros pagarán más

Beren evitó hablar de "impuesto al latifundio" como reclamó implementar Federación Agraria, pero admitió que los cambios que promueve la Casa Gris se encuentran en sintonía con el planteo de pequeños y medianos productores.

 Por Guillermo Zysman

El gobierno de Hermes Binner introducirá una nueva modificación al proyecto de reforma tributaria girado semanas atrás a la Legislatura: "personalizará" el impuesto inmobiliario rural, sumando las distintas propiedades que tiene una misma persona en toda la provincia, quien en adelante tributará una mayor alícuota de acuerdo a la totalidad de sus parcelas y no de forma fragmentada. "Es un criterio progresivo, se paga más al tener más tierras", explicó la subsecretaria de Ingresos Públicos, Teresa Beren. La funcionaria estimó que esto impactará en 2000 contribuyentes que controlan cinco millones de hectáreas en Santa Fe. Beren evitó hablar de "impuesto al latifundio" como reclamó implementar Federación Agraria Argentina, pero admitió que los cambios que promueve la Casa Gris se encuentran en sintonía con el planteo de la FAA. El gobernador aprovechó su paso por Rosario para reclamarle a la Nación que deje de descontarle "1700 millones de pesos anuales de coparticipación" a la provincia para subsidiar a la Ansés "que ahora es superavitaria no como cuando se aprobó la Ley de Emergencia".

Gran parte de las objeciones planteadas por las entidades agropecuarias a la reforma tributaria provincial serán atendidas por el gobierno de Binner. El propio gobernador confirmó ayer en Rosario que en el 2009 no habrá revalúo para fijar el monto del impuesto inmobiliario rural, aunque sí subas de hasta el 300 por ciento en las alícuotas.

La subsecretaria de Ingresos Públicos anunció además a este diario que se "personalizará el impuesto. "Uno de los grandes problemas que nos habían trasladado las entidades del campo era que en Santa Fe hay un proceso muy profundo de subdivisión de la tierra, eso hace que la partida promedio esté entre 50 y 100 hectáreas. Con la división tradicional non lográbamos captar al propietario de una gran cantidad de extensiones con mayor carga tributaria. Ahora lo vamos a hacer, sumando todas las propiedades y la alícuota recaerá en función de la suma de los bienes. Así le daremos mayor progresividad al impuesto", precisó.

Beren no supo cuantificar la magnitud del incremento en la recaudación que traerá aparejado este cambio. De todas formas aportó que "el impacto recaerá fundamentalmente en menos de 2000 contribuyentes que tienen cinco millones de hectáreas. Hay algunos CUIT que tienen 230 propiedades rurales y hasta ahora pagaban por separado".

En esa línea se había manifestado Pedro Peretti, de la Federación Agraria, cuando reclamó a la provincia que recaiga con mayor fuerza sobre "grandes propietarios como Gabriel Batistuta que tiene 123 mil hectáreas" y no sobre el pequeño y mediano productor.

Binner aprovechó su paso por Rosario para confirmar que no habrá revalúo para el inmobiliario rural en 2009 y que se creará una comisión de trabajo entre el gobierno y los chacareros. Comentó además que la provincia "comenzó un diálogo con la Administración Nacional de la Seguridad Social (Ansés) para que nos pague a la provincia la diferencia que mantiene con la Caja de Jubilaciones de Santa Fe".

"Creo que esto se va a solucionar" dijo Binner, quien especuló que en los próximos días Santa Fe podría recibir parte de la deuda de parte de la Nación, como ocurrió con Córdoba. "Tenemos buen diálogo con Ansés para que nos ayude a pagar el déficit que tiene la Caja de Santa Fe, que es una Caja no transferida", aseguró el mandatario santafesino, aunque destacó que "nosotros queremos superar esta ley de emergencia nacional que le impide a Santa Fe tener recursos propios, a partir de aportar 1700 millones de pesos anuales para subsidiar la Ansés".

Esto viene de "un tiempo en que este organismo estaba desfinanciado. Pero hoy, que es superavitario, no tiene absolutamente ningún justificativo que Santa Fe, teniendo una Caja de Jubilaciones propia, siga aportando esta suma al erario público a través de la Ansés", explicó. Según Binner, este problema "se resuelve con nuestros diputados y senadores nacionales, que tienen que luchar para derogar esta ley de emergencia que ya no tiene ningún sentido", dijo.

Compartir: 

Twitter
 

"Es un criterio progresivo", explicó la subsecretaria Beren.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.