PSICOLOGíA › CINE DEBATE EN LA EOL, UN ESPACIO PARA CRUZAR ARTE Y PSICOANáLISIS

Bajo el signo de esta época

Mañana se presentará Historia de un secuestro, de Arie Posin, dentro del ciclo organizado para reflexionar sobre la subjetividad contemporánea. Se trata de una película crítica, donde queda demostrado que las apariencias engañan.

 Por María del Carmen Arias*

El espacio de cine debate está pensado como un lugar en el que no se trata de hacer psicoanálisis aplicado al cine, el propósito es lograr un cruce discursivo entre ambos. La posibilidad de ver un film y posteriormente participar de un debate, se transforma en una experiencia enriquecedora que favorece el lazo con otros y permite ese intercambio a veces necesario que logran provocar ciertas películas, comentar con otros lo que vimos. Poder pensar cómo miramos, qué vemos, nos lleva a la reflexión acerca de cómo vivimos, quiénes somos, interrogarnos respecto a la subjetividad en nuestros días.

Según Sergio Wolf, las películas son reservorios, recipientes, o meras cajas de resonancias de signos de ficciones de época. Toda película es el resultado de una forma de apropiación de la realidad. Teniendo en cuenta este punto de vista podemos ver porque el cine tiene una relación con el psicoanálisis.

Hemos elegido en esta oportunidad una película que plantea cómo se las arregla cada sujeto frente a lo que le toca vivir, cuál es su respuesta subjetiva. Se trata de una película donde queda demostrado que las apariencias engañan. Detrás de la vida en un country que se presenta como una bella postal comienza poco a poco a aparecer una realidad oculta como la basura debajo de una alfombra. Si bien se trata del pueblo americano, las historias en los country no son acontecimientos que resulten ajenos a nosotros, sobre todo en los últimos años. Como sucede muchas veces, el título original y su traducción al castellano no tienen nada que ver, ya que a la hora de elegir se opta por traducciones que pretenden ser más taquilleras, aunque se pierda el espíritu del argumento, la intención del director, el mensaje que se quiere trasmitir.

Historia de un secuestro, de Arie Posin, tal el título con que esta traducida, no es un thriller como podría pensarse. Si bien hay un secuestro, la película no se centra en ese detalle. Su título original, Chumscrubber, es el nombre de un video juego que ejerce un gran poder de atracción en su protagonista y que está de moda entre los adolescentes de la película que es la franja poblacional que aparece en primer plano mostrando su modo de vida particular.

Un punto de vista que se suma a las diversas opiniones que hoy parecen oírse cada vez con mas frecuencia y hasta alarmadas por lo que sucede con los adolescentes. Un invitado nos acompañará en esta ocasión, Jorge Assef, psicoanalista de la EOL sección Córdoba, miembro de la Asociación Mundial de Psicoanálisis, que desde hace algunos años participa en el ciclo Cine y Psicoanálisis en la Universidad Nacional de Córdoba.

Assef nos dice que "Historia de un secuestro comienza con la imagen de un barrio estadounidense, entonces el film podría tratarse de cualquier comedia romántica, pero de pronto el prolijo y bonito mundo de la clase media﷓alta americana, la familia tipo, el auto estilo "weekend", las mascotas y los ligustrines se rompen como un decorado que se despedaza y aparece el mundo real".

Rápidamente entendemos que se trata de una nueva apuesta de un director de cine que desde Hollywood intenta echar una mirada crítica de su propia cultura, no hay golpes bajos ni obscenidades, el tono de comedia negra se mantiene hasta el final, el espectador se entretiene, pero el saldo es mayor a eso.

Historia de un secuestro invita a pensar los grandes problemas de la época, el consumo, los padres desorientados, los jóvenes perdidos, la violencia, los intentos por sostener los lazos familiares. Vemos aparecer los libros que mezclan la New Age con la autoayuda de las técnicas NPL, hasta el mercado farmacológico que inunda la vida cotidiana.

Eso es Historia de un secuestro, habla de nuestro tiempo. Por lo tanto, es imposible que no nos encontremos en algún momento en uno de sus personajes interpretados por estrellas de Hollywood como Ralph Fiennes (El Paciente Ingles), Glenn Closse (La casa de los Espíritus), Jaime Bell (Billy Elliot), Carrie﷓Anne Moss (Matrix) entre otros que hacen pequeñas y brillantes participaciones.

La presentación estará a cargo de quien suscribe esta nota, y será coordinada por María Marciani, mañana, desde las 19.30 en Jujuy 1610. Para informes, se puede llamar al 4402674.

*Miembro de la EOL Rosario y de la AMP.

Compartir: 

Twitter
 

Chumscrubber, tal el título original, es un videojuego que obsesiona al protagonista del film.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.