SANTA FE › EL CONCEJAL JUAN RIVERO, UNA VICTIMA DE AMELONG

"Lo ví y supe mi destino"

Rivero es una de las siete personas que secuestradas durante
la dictadura, constituyen el grupo de casos por el que se
confirmó el procesamiento del ex militar Juan Daniel Amelong

 Por Guillermo Zysman

"A treinta años del golpe, después de tanto luchar para que la Justicia investigara, este fallo es un viento de aire fresco para poder llegar a la verdad". Tal el balance que hizo a Rosario/12 el actual concejal Juan Rivero, una de las siete personas secuestradas y torturadas por el ex militar Juan Daniel Amelong durante la última dictadura, cuyo procesamiento fue confirmado por la Cámara Federal de Rosario. Rivero fue secuestrado en mayo de 1978 cuando se desempeñaba como delegado metalúrgico y estuvo detenido en distintos centros clandestinos hasta fines de 1982. Recuerda a Amelong como "un protagonista fundamental de la estructura represiva que daba las órdenes". El ahora edil socialista celebró la decisión del tribunal de alzada conocida el viernes y se entusiasmó con la posibilidad de poder arribar a una "condena justa" para los represores. Aquí, su historia durante aquellos años de plomo.

La tarde del 12 de mayo del 78 Rivero no la olvidará jamás. Regresaba a su casa del Colegio de Arbitros de una de las federaciones locales -los fines de semana era actuaba como referí- cuando se encontró con Amelong en avenida del Rosario y Cafferatta. "Cuando lo ví no tuve dudas de quién era. Caminamos juntos alrededor de cincuenta metros. Él me preguntó si era del barrio, si trabajaba cerca y si iba hasta el fondo (de la avenida). Al llegar a la esquina, el dobló y yo seguí. En ese momento supe que lo peor podía ocurrir. No me equivoqué", relató el militante.

"A unos pocos metros de mi casa -continuó Rivero- vi que estaba prendida la luz de la cocina, algo bastante raro para la hora porque mis hijos y mi mujer miraban televisión en la pieza. Cuando entré estaba todo dado vuelta, había un grupo (de tareas) muy grande y no tuve escapatoria".

Rivero era delegado gremial en la fábrica metalúrgica Corporación Matrifor, que funcionaba en Pueyrredón 5828. "Luchábamos con los compañeros por convicción, para conseguir una serie de reivindicaciones vinculadas a mejorar las condiciones de trabajo y la calidad de vida. Lo hacíamos en coordinación con otros gremios combativos", apuntó.

Inicialmente estuvo detenido en el centro clandestino que funcionó en la ex Fábrica Militar de Armas Domingo Matheu. "Fueron un par de meses, ahí en el chupadero lo ví a Amelong", acotó para después enumerar los otros lugares donde estuvo alojado: Batallón 121, Coronda, Caseros y Rawson.

"Fueron años muy difíciles -recuerda el actual concejal-. Fue una época muy dura, el miedo arreciaba sobre los compañeros. En el trabajo casi que no podíamos hablar de ciertas cosas, nos cuidábamos mucho. Y cuando estuve detenido, no sabía que me podía pasar".

El 24 de diciembre de 1982 el Consejo de Guerra le concedió la conmutación de penas y recuperó la libertad tan ansiada. Un año más tarde caía la más sangrienta dictadura militar que tuvo el país.

A 30 años del golpe militar protagonizado por Videla, Massera y compañía, Rivero cree que es una oportunidad más que propicia para que la verdad llegue. "Después de tantos años de andar, de luchar en las calles para que los represores sean juzgados y condenados, este fallo de la Justicia es un viento de aire fresco para poder llegar a la verdad", sostuvo el edil sin sed de venganza.

La Justicia, a través de la Cámara Federal de Rosario dió un paso importante para que el deseo de Rivero se concrete. Como informó en su edición de ayer Rosario/12, confirmó el procesamiento de Amelong por el secuestro y torturas de siete personas -entre ellas Rivero- y el posterior asesinato de dos de ellas. El fallo dictado el 30 de diciembre de 2005 recién se conoció el viernes y reafirmó lo decidido por el juzgado federal Nº 4 en tiempos de Omar Digerónimo, quien investigó el funcionamiento del centro clandestino que funcionó en la ex Fábrica Militar de Armas Domingo Matheu, actual sede de la Jefatura de la UR II.

En su pronunciamiento, la Cámara adhirió a la imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad y al rechazo a la obediencia debida. El tribunal -que voto por unanimidad- estuvo conformada por Guillermo Toledo, Hugo del Pozo, Carlos Carrillo, Edgardo Bello. Por esta causa Amelong está detenido en el Batallón de Arsenales de Fray Luis Beltrán.

Compartir: 

Twitter
 

Rivero asumió como concejal del Frente Progresista el pasado 10 de diciembre. Amelong era un "protagonista fundamental de la estructura represiva que daba las órdenes".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.