SANTA FE › NO HAY VACACIONES EN ENERO PARA LOS DIPUTADOS BINNER Y ROSSI

Parlamentarios con horario corrido

Uno debe esforzarse este mes para reunir los votos necesarios para la
polémica reforma del Consejo de la Magistratura. Mientras que el otro
ocupó el centro de la escena opositora y eso lo ancló en Buenos Aires

 Por Pablo Feldman

La impronta del presidente de la República y su gabinete obliga a la dirigencia de primera línea a seguirle el tren. Desde ya que los "suyos" no tienen otra alternativa, pero también la oposición está en plena actividad. Una inusual temporada de verano en la que las operaciones políticas lejos de desactivarse se han recalentado al nivel de la canícula. Santa Fe, como nunca, tiene cuanto menos dos dirigentes en esa primera línea y en plena actividad: Hermes Binner y Agustín Rossi -que han postergado indefinidamente sus vacaciones- y otros -como Carlos Reutemann o Jorge Obeid que "no tocan pero acompañan" y siguen atentos a lo que pueda ocurrir en este verano caliente.

Binner entre Baires y Roldán

El líder socialista levantó el perfil mucho más de lo que él mismo hubiera querido. Las impugnaciones a los nuevos diputados (Luis Patti y Borocotó) y el escandalete de Rafael Bielsa, lo obligaron a debutar como parlamentario sin hacer "precalentamiento", algo parecido le sucedió a Agustín Rossi, quien para colmo debió cerrar cada uno de los debates, siguiendo la mecánica habitual de la Cámara de Diputados. Pasado ese trance, sobrevino la discusión del proyecto de reducción de miembros del Consejo de la Magistratura que tuvo un par de rounds en el Senado, donde Rubén Giustiniani fue eyectado de la comisión de Justicia -después de haber elaborado un dictamen en contra del proyecto del Poder Ejecutivo- y luego repuesto por haberse tratado de "un error del secretario parlamentario", versión que "compró" el senador santafesino que cambió su actitud crítica hacia el gobierno por una condencendencia mayor aún que la que él mismo le reprochaba a Binner hacia el Presidente y su grupo político. Tal vez esa haya sido la razón para que fuera Binner y no Giutiniani el que se acomodara en el centro de la mesa de la oposición que se abroqueló para enfrentar el proyecto del PE.

Más allá de las "juntas" -estaban allí Mauricio Macri, Lopez Murphy, pero también Lilita Carrio y Claudio Lozano- Binner cobró otra vez protagonismo, y a partir de ese momento reapareció en la prensa nacional opinando también sobre otros temas. Una vez más -seguramente contra lo que hubiera preferido- sus declaraciones defendiendo al Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires lo proyectaron, al punto de que comenzó a hablarse nuevamente de los transversales y fue así como debió "desactivar" un encuentro con Ibarra y postegar para febrero uno con Luis Juez, para evitar equívocos o malos humores innecesarios.

En rigor había llamado a Ibarra para saludarlo a fin de año y quedaron en verse, pero nada organizado. La trascendida de ese llamado, más la coincidencia con Juez en el cumpleaños de Chacho Alvarez fue suficiente para que se "arme la bola".

Binner salió de escena, y se lo ve más seguido en Roldán, donde su amigo el diputado provincial Antonio Bonfatti alquiló una quinta para pasar enero. Allí se "cocina" la política provincial, y si bien Binner no va a renunciar a las marquesinas nacionales, su proyecto para el 2007 es disputar la gobernación de Santa Fe.

Verano Chivo

Agustín Rossi tampoco para, más aun, está acelerado porque juega "contra reloj", Cual "misión imposible" tiene que conseguir 129 diputados antes de fin de febrero, de lo contrario el proyecto de reducción del Consejo de la Magistratura se "autodestruirá".

No es fácil la empresa, y hay quienes creen que hoy tiene menos diputados que al cerrarse el año pasado. Rafael Bielsa, que otrora fue uno de los apoyos del entonces candidato, no sólo no votaría el mensaje del Ejecutivo sino que estaría "arrastrando" otros diputados K que no comparten la idea del Presidente. Pero el Chivo sigue adelante, y como para empezar puede "ofrecer" la totalidad de la bancada santafesina -la segunda en número después de los bonaerenses, ahora divididos- y para eso cuenta con la "bendición" de Carlos Reutemann quien "no toca pero acompaña" lo mismo que Obeid que ya convenció a su amigo Ariel Dalla Fontana que hay que votar el proyecto. Estas circunstancias, más algunos chisporroteos en las segundas líneas del PJ provincial seguramente llevaran a Rossi a replantear su estrategia en el territorio, después del apresurado lanzamiento de una corriente política junto a la vicegobernadora María Eugenia Bielsa. "Cuando Reutemann sea candidato todo el PJ se va a encolumnar detrás suyo" dijo la semana pasada Alberto Hammerly, ministro de Obeid y amigo del Lole. Fue una señal muy clara.

Compartir: 

Twitter
 

Rossi trabaja para responderle al presidente Néstor Kirchner. Binner reapareció en los medios distanciado del presidente.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.