SANTA FE › BETIQUE, PRESIDENTE PROVISIONAL DEL SENADO POR 14 AñOS

"Otra vez confiaron en mí"

El legislador fue votado por unanimidad. Consultado por este diario, el senador por el departamento Iriondo fue duro con la gestión socialista: "Las respuestas tardan en llegar", dijo.

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

El senador Norberto Betique (PJ﷓Iriondo) fue reelecto esta semana presidente provisional del Senado santafesino, por unanimidad. Lo votaron sus pares del PJ y del Frente Progresista. Ya lleva 14 años en el cargo y en 2011 cumplirá su quinto mandato consecutivo y veinte años en la banca. Un récord político que será difícil de igualar. "Parece mucho tiempo, pero la verdad es que agradezco a mis colegas que, año a año, confían en mi para desempeñar este cargo", dijo a poco de su enésimo juramento que ofreció ante la vicegobernadora Griselda Tessio. Y después, una pregunta le permitió marcar las distancias entre los ex gobernadores del PJ y Hermes Binner. "Nosotros estamos acostumbrados a gobernadores justicialistas que tenían una gran capacidad de gestión y actuaban en forma directa con la gente, donde había un problema y un reclamo, se llevaba una respuesta. Y ahora vemos que, como en todas las épocas, hay reclamos y necesidades, pero las respuestas llegan tarde o no llegan. Esa es la diferencia. Yo no digo que Binner gobierne mejor o peor, pero esa es la diferencia que se nota entre un gobernador justicialista y un gobernador socialista", disparó.

-¿Hay algún antecedente en el país de un presidente provisional del Senado que lleve 14 años en el cargo? ﷓preguntó Rosario/12.

-La verdad, lo desconozco. Me ha tocado. Desde siempre he trabajado en política. Me ha gustado el trabajo militante en el peronismo, el trabajo social y en las instituciones de mi departamento. He tenido la suerte de que me hayan acompañado los santafesinos del departamento Iriondo durante cinco períodos consecutivos como senador. Y los colegas me han elegido para ser presidente provisional del Senado (desde 1995 en forma consecutiva), así que si hay antecedentes, lo desconozco.

-¿Cómo ve al peronismo provincial después del último congreso partidario?

-El peronismo siempre ha tenido turbulencias internas, partamos de la base que es un movimiento y hay muchas vertientes. Y más turbulencias ha generado la última derrota electoral, cuando perdimos el gobierno en 2007 y asumió el gobernador Binner. Este resultado electoral tomó por sorpresa al peronismo y al comienzo de la gestión del doctor Binner habíamos quedado bastante aplacados y desorientados, pero creo que ahora, como se ve desde afuera, con algunas turbulencias y diferencias internas, el peronismo está tomando fuerza y se encamina nuevamente hacia una campaña electoral que creemos que nos va a devolver la victoria. Hemos recuperado la esperanza y creemos que este proyecto tiene futuro: ya estamos en la campaña electoral de 2009 con los legisladores nacionales, los presidentes de comunas y los concejales y también miramos más allá, a 2011, con Carlos Reutemann como presidente de la Nación. Así que, desde afuera, parece que estamos todos peleados, es cierto que tenemos muchas discusiones internas y muy duras, pero el peronismo está reaccionando.

-¿Los proyectos del kircherismo y del antikircherismo son irreconciliables?

-A veces, son enfrentamientos entre dirigentes. Pero hay que distinguir entre la dirigencia de cúpula y el peronismo militante. En ese aspecto, puede haber muchas diferencias o discusiones muy duras entre los dirigentes de alto nivel, pero el peronismo militante se va reacomodando dentro de sus filas y va a trabajar para la victoria.

-Como presidente pro témpore del Senado, ¿cómo valora la gestión del doctor Binner?

-Nosotros estamos acostumbrados a los gobernadores justicialistas que tenían una gran capacidad de gestión y actuaban en forma directa con la gente, donde había un problema y un reclamo, se llevaba una respuesta. Y ahora vemos que, como en todas las épocas, hay reclamos y necesidades, pero las respuestas llegan tarde o no llegan. Esa es la diferencia. Yo no digo que Binner gobierne mejor o peor, pero esa es la diferencia que se nota entre un gobernador justicialista y un gobernador socialista.

-¿Podría ser más preciso?

-Por ejemplo, en las obras públicas, hoy podemos recorrer toda la provincia y prácticamente están paradas; donde hubo obras iniciadas están a medio hacer y no tienen ritmo de obra o no funcionan. En el tema seguridad, hemos empeorado y tampoco hay reacción ni respuesta. En el tema de salud, estamos viendo que hay muchas deficiencias y las respuestas llegan tarde, cuando llegan. O sea, que en distintos ámbitos del gobierno estamos viendo que esa es la diferencia. Por supuesto, soy de un partido opositor, pero deseo que al gobierno le vaya bien, porque si un dirigente político quiere que los santafesinos estén bien este gobierno tiene que tener éxito. Y si me preguntan quién quiere que sea el próximo gobernador (en 2011) me gustaría que sea un peronista, pero no podemos especular con el fracaso de Binner porque la provincia de Santa Fe perdería cuatro años.

-¿Usted cree que ya se perdió un año y medio?

-Yo creo que sí, que se perdió tiempo. Hay una crisis internacional y esperemos que el impacto no sea tan duro en Santa Fe, pero si eso ocurre, los próximos dos años de mandato que le quedan al gobernador Binner puede tener dificultades para poner en funcionamiento una provincia como pretenden los santafesinos- concluyó Betique.

Compartir: 

Twitter
 

Betique. "El PJ siempre ha tenido turbulencias internas, pero más desde que perdimos la provincia".
Imagen: Gentileza Diario Uno de Santa Fe
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.