SANTA FE › JUICIO EN SANTA FE: EX DELEGADO DE UPCN INCRIMINó A BRUSA

"Era de la patota judicial"

Francisco Klaric estuvo detenido en Coronda. Declaró que el ex juez Brusa lo interrogó allí con un cinto en la mano.

 Por Juan Carlos Tizziani

Un ex dirigente de UPCN, Francisco Klaric, incriminó al ex juez Víctor Brusa ante el Tribunal Oral Federal que juzga delitos de lesa humanidad al relatar su calvario en la dictadura. "Un día me interrogó en la cárcel de Coronda. Yo estaba esposado en una silla y él me daba vueltas alrededor con un cinto, golpénadose la mano. Me presionaba para involucrar (al líder histórico de UPCN, Alberto) Maguid como integrante de Montoneros. Le dije que no. Entonces me dijo que no sea zonzo, que ya estaba preso por lo de Graiver, que lo implicara como colaborador de la Orga. Me negué. 'Ya lo vamos a arreglar en otro momento', me contestó". Según Klaric, Brusa integraba una "patota judicial" que conservó su poder después de 1983, ya en democracia, cuando volvió a denunciar las torturas. Fue hasta el Juzgado Federal, lo atendió el juez Héctor Tripicchio, pero Brusa irrumpió en el despacho y lo increpó: "¡La próxima vez, con ustedes se termina en la primera noche!".

Klaric cayó la tarde del 20 de noviembre de 1975, en la esquina de Junín y Saavedra, junto a otro compañero de militancia, Orlando Barquín. Los dos eran delegados de base de UPCN. Los secuestró una patota del terrorismo de estado de ocho o diez personas que se movilizaba en dos o tres vehículos. Al rato llegaron a la comisaría 4ª, donde los metieron en un calabozo. "Creíamos que nos iban a blanquear, pero no fue así: 'Ustedes no son nuestros', nos dijeron. La patota pedía una zona liberada y usaban las comisarías como lugar transitorio de detención".

En los calabozos de la 4ª, Klaric y Barquín vieron al abogado Jorge Pedraza, que declaró en el juicio el día anterior. "Nos alarmó porque Pedraza estaba en bastante malas condiciones. Lo habían golpeado mucho, hablaba con dificultad, fue una cosa muy chocante. Nos contó que lo habían torturado".

¿Supo quién era el jefe de la 4ª? le preguntaron en el juicio.

Creo que el comisario Facino.

"Estuve diez o doce días en la 4ª hasta que nos llevaron a la cárcel de Coronda, donde nos dieron el primer recibimiento: una paliza que todavía recuerdo porque un guardia nos pegaba con una tabla y se reía. A veces, a la noche uno recuerda todo esto. Semejantes bestias".

Klaric relató su primer encuentro con Brusa en Coronda. Lo llevaron a una pieza, lo ataron a una silla. Y apareció Brusa, con un cinto en la mano. "Me presionaba para que involucrara a Maguid como integrante de Montoneros. Le dije que no. Entonces me dijo que lo habían detenido por los Gravier, que no sea zonzo, que lo implicara como colaborador de la Orga. Y lo decía en tono amenazante, golpeándose la mano con el cinto y dando vueltas alrededor mío. Me negué. Y me contestó: 'Ya lo vamos a arreglar en otro momento'.

En el tiempo en que estuvo en Coronda, Klaric fue trasladado varias veces, incluso al centro clandestino "La Casita". "Volví a la cárcel muy mal. Estuve seis meses con la mitad del cuerpo paralizado, hemipléjico. El régimen de Coronda fue oprobioso, hecho con absoluta saña y alevosía, destinado a destruirnos síquicamente", afirmó.

El recuerdo de la cárcel lo quebró en llanto. "En Coronda vi hasta dónde puede descender el ser humano, era una situación muy 'hija de puta'", señaló Klaric, entre lágrimas. "Vi cómo se murieron compañeros enfermos porque no los atendían, porque éramos como un objeto, una cosa".

En el tramo de la preguntas, le pidieron precisiones sobre su primer encuentro con Brusa. "Era un patrón de estancia", lo definió Klaric. "Un interrogador presionándome para que involucre a Maguid".

¿Usted supo si Maguid tuvo una causa judicial?

No conozco, sé que declaró, pero no sé si le hicieron causa. Se fue antes de Coronda, él estaba con los presos económicos, en el primer piso, con (el ex intendente de Santa Fe, Adan Noé) Campagnolo, (el ex vicegobernador Eduardo Félix) Cuello. Nunca estuvimos juntos con Maguid contestó el testigo.

¿Usted sabía qué hacía Brusa?

Vino en representación del juez. Vino a decirme que tenía que declarar, sabía que era funcionario del Poder Judicial, tanto él como (el ex secretario del Juzgado Federal, Víctor) Montti. Sabíamos quiénes eran (el ex juez Fernando) Mántaras, Montti, Brusa y Quirelli. Era la patota judicial.

Klaric recordó otro episodio con Brusa en 1983, cuando volvió al Juzgado Federal a denunciar los tormentos de la dictadura. Lo atendió el juez Tripicchio, pero Brusa irrumpió en el despacho y lo increpó: "Me dice que diga que estaba (el ex fiscal) Jorge Bruno cuando te hicimos eso. No sabía de qué me estaba hablando. El entró como si fuera el dueño del Tribunal, diciéndome lo que tenía que decir. 'La próxima vez con ustedes se termina en la primera noche', me dijo. Le pedí al juez que dejara constancia de lo que me había dicho y le pregunté por qué lo dejaba entrar". Tripicchio le pidió que se retire.

Compartir: 

Twitter
 

"(Brusa) presionaba para involucremos a Maguid", dijo el testigo.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.