SANTA FE › ENCUESTA SOBRE LAS CONSECUENCIAS DEL CASINO MELINCUé

De la casa a la rula

El diputado Peralta hizo una encuesta en la zona de ese casino y determinó que casi la mitad de los consultados consideró que hubo "cambios negativos" en la población.

"La ludopatía es considerada una enfermedad por la Organización Mundial de la Salud desde 1992. Sabemos que las consecuencias para el jugador y su familia son devastadoras desde el punto de vista laboral, social y humano". Con esta frase contundente, el diputado nacional santafesino del GEN, Fabián Peralta, presentó las conclusiones de un trabajo de investigación realizado en la localidad de Melincué y su zona de influencia, a partir del casino allí instalado. El diputado hizo esta encuesta en su carácter de presidente de la comisión de Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico de la Cámara baja nacional.

El muestreo, que consistió en 300 encuestas domiciliarias realizadas a hombres y mujeres mayores de 18 años, se efectuó en las localidades de Labordeboy, Bombal, Elortondo y Carreras.

Entre los datos más significativos, Peralta apuntó que el 73% dice que el casino de Melincué cambió los hábitos de los ciudadanos de la zona. El 44,8% afirma que esos cambios fueron negativos. El 82,8% de los encuestados conoce a alguna persona que asiste habitualmente al casino, y el 69,4% de este grupo, asegura que dichas personas concurren diariamente. El 37,7% dice conocer a alguna persona que se ha perjudicado a nivel económico o familiar por la presencia del casino.

El legislador nacional explicó los motivos que lo llevaron a realizar esta encuesta: "Nuestra intención es poner en debate las consecuencias sociales, psíquicas y económicas que traen las instalaciones de las salas de juegos. Creemos que el estado debe concientizar a la población sobre la ludopatía, que es un problema de salud grave; y que detrás de la imagen de progreso, confort y lujo que se muestran en los casinos sus consecuencias pueden convertirse en verdaderos dramas".

Sobre el trabajo realizado, Peralta destacó que "es muy interesante hablar con los comerciantes de las localidades, ellos refieren a la escasez de circulante de dinero y al deterioro de las cadenas de pagos en los propios comercios". Y agregó que "nosotros suponemos que el casino de Rosario no es, ni va a ser, la excepción. No alcanza con los programas de juego responsables. El estado debe ser mucho más agresivo con esta problemática", dijo. Para el diputado santafesino, "hoy por hoy las salas de juegos obtienen grandes ganancias, tienen concesiones por muchísimos años, no tributan de acuerdo a sus ganancias y no se hacen cargo de los trastornos de salud que ocasionan".

El legislador del GEN hizo referencia a estudios realizados en otros países que arrojan que entre el 2 y 3 % de los habitantes mayores de 18 años sufre directa o indirectamente trastornos por el Juego, "lo que implicaría que entre 20 mil y 25 mil habitantes del gran Rosario son potenciales ludópatas".

Peralta había realizado en el mes de noviembre un estudio en Rosario que brindó el dato de lo poco que se conoce a la ludopatía como enfermedad, al respecto declaró que "es muy significativo que más del 50% de los encuestados no sepa qué es la ludopatía, y con ese porcentaje nos convencemos aún más de que hay que generar campañas preventivas para alertar a los ciudadanos sobre esta adicción".

Compartir: 

Twitter
 

Para el diputado Peralta el casino de Rosario "no es, ni va a ser, la excepción".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.