SANTA FE

Por un registro completo de datos de niños que faltan de sus hogares

La organización Alerta Niños, que preside la tía de Bruno Gentiletti,
logró que el gobierno provincial enviara a la Legislatura un proyecto
de Ley para crear un Registro Provincial de Información de Niños Desaparecidos. Su sanción facilitaría la búsqueda de estos chicos a nivel
nacional e internacional.

 Por Paula Kearney

La provincia de Santa Fe carece de un registro de niños perdidos, desaparecidos, o ausentados de sus casas. Si bien en la mayoría de los casos de ausencia del hogar los menores aparecen dentro de la semana de su desaparición, hay algunos casos en que eso no ocurre. El caso de Bruno Gentiletti, desaparecido desde 1997 cuando tenía tan sólo ocho años, conmocionó al país de tal manera que llevó a la instalación de la organización Missing Children en la Argentina. Su tía, Marisa Gentiletti, quien actualmente preside la organización Alerta Niño, dedicada a la búsqueda de chicos que faltan de su hogar y a la prevención para estos casos, luego de años de trabajo logró a través de la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia presentar un Proyecto de Ley para crear un Registro Provincial de Información de Niños Desaparecidos.

El proyecto, que actualmente se encuentra en espera para ser tratado en las sesiones extraordinarias de la Cámara de Diputados, no sólo tiene el apoyo de numerosos legisladores del oficialismo y la oposición, sino que además está acompañado de 15.000 firmas de ciudadanos de toda la provincia que fueron recolectadas en los dos últimos meses.

Su objetivo principal se orienta hacia lograr un registro completo de los datos de los niños que faltan de sus hogares para poder trabajar en conjunto con el Registro Nacional, y así obtener el apoyo de entidades nacionales e internacionales para su búsqueda. Además, prevé el trabajo de prevención en los barrios más carenciados a través de talleres y cursos de capacitación libres y gratuitos brindados por la Secretaría de Derechos Humanos, y una agilización de los trámites burocráticos necesarios para comenzar la búsqueda.

"Hoy podés presentar una denuncia de un menor extraviado en la policía, en el juzgado, y siempre tiene un período de espera hasta que se autoriza a publicar la foto del menor. Se pierden entre 48 y 72 horas muy importantes en la búsqueda", explicó el subsecretario de Derechos Humanos, Alfredo Vivono, y adelantó que de acuerdo al proyecto "la idea es que dentro de las doce horas de que se denuncia en la Secretaría, se pueda publicar la foto con los datos del menor. La ley propone la obligatoriedad de publicar la foto en lugares del Estado y en las empresas que tienen una relación de contratación con el Estado. Y después se firmaría un acuerdo con los medios a los que se les pediría la participación voluntaria".

Con respecto a la agilización de la búsqueda, el funcionario informó que "al poner en la calle la imagen del chico desaparecido evitás los riesgos más altos, porque un chico en la calle corre riesgos. Si publicás la foto, lo recuperás antes...". "Y en el supuesto caso que forma parte de esa cantidad menor -de la que no hay registros muy ciertos todavía- de chicos secuestrados, que forme parte del tráfico, con la ley accionás mucho más rápido: ponés la imagen del chico, nombre y apellido en la calle, tenés relación con los órganos nacionales de seguridad, Policía Federal, Gendarmería, Prefectura y entonces, en menos de 24 horas, tenés cerradas las fronteras y lo buscás fronteras para adentro".

Por otra parte, dado que la mayoría de los casos son de ausencia del hogar y no de desaparición, el trabajo de Alerta Niño considera fundamental la etapa de prevención. "Los operadores de la Secretaría salen a la calle y proponen movilizar a los chicos en esto de la recolección de firmas. Salen con los operadores una banda de pibes de entre 12 y 16 años a explicarle a los vecinos que estamos trabajando esto y que queremos juntar firmas. Trabajamos con diferentes ONGs y centros comunitarios, la respuesta de la gente fue muy buena y muy espontánea", agregó Vivono.

Además la comunidad tomó el tema y en muchos lugares pidieron asesoramiento. "Esto de trabajar la ley con la gente ya es una experiencia que nos enriqueció, donde se puede ver que con organizaciones que no son afines al Gobierno, podemos obtener cosas trabajando juntos: sacamos una experiencia importante y hay un proyecto de ley en marcha que es posible que se convierta en ley", relató Vivono.

Otro aspecto relacionado a la prevención tiene que ver con la demanda de la gente: "Trabajamos con la gente en la capacitación con volantes y talleres en los barrios sobre qué es lo que deben hacer los padres para evitar que los chicos desaparezcan", explicó el funcionario, mientras que Gentiletti propuso "dialogar con los papás y los chicos sobre por qué se van de la casa, y hacerles saber que sus papás tienen que saber adónde están".

"Hemos tenido un nivel de demanda importante - continuó Vivono - entonces se van a hacer capacitaciones con nuestros operadores: vamos a capacitar un grupo de dirigentes sociales, de militantes sociales en los barrios y que ellos tomen la temática y la trabajen. Estamos preparando algunos talleres que probablemente se den acá y otros que vayan a los barrios".

Esta demanda que surge de la sociedad, y el interés de todos sus sectores en esta problemática muestra la necesidad de tratar el tema con mayor profundidad y mayor capacidad de reacción. Así, haciendo un poco de historia, el funcionario recordó que "el tema del registro surge producto de la inquietud que plantea la ONG (Alerta Niño), que arma Marisa (Gentiletti) cuando se extravía Bruno Gentiletti, su sobrino. Ella hace un trabajo con abogados, trabajos de solidaridad y demás, y empiezan a descubrir algunos déficit que tenía el Estado. En ese camino se encuentra con (el actual secretario de Derechos Humanos, Domingo) Pochettino como diputado, y empiezan a trabajar una propuesta de un proyecto de ley".

La creación del proyecto siguió su curso desde 2004 hasta ahora sumando las adhesiones de diferentes organizaciones de Santa Fe, hasta llegar a la idea de crear el Registro Provincial y adherir al Nacional.

"Estamos en tratativas con el Registro Nacional para quedar enganchados. Tenemos que enganchar los sistemas para que esté centralizada la información", adelantó Vivono y completó: "Lo de Bruno Gentiletti fue tan emblemático que hizo que Missing Children se asentara en la Argentina, la idea es poder trabajar directamente conectados con ellos y ojalá que en todas las provincias ocurra lo mismo, porque si a mí me preguntan datos estadísticos, eso no está centralizado y es importantísimo tener una estadística de la desaparición o de la ausencia de chicos del hogar".

Compartir: 

Twitter
 

Subsecretario de Derechos Humanos, Alfredo Vivono. "La ley obliga a publicar la foto en lugares del Estado", dijo.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.