SANTA FE › EL HIJO DE ILLIA ESTUVO EN ROSARIO PARA LAS ELECCIONES Y HABLó DE BINNER Y ALFONSíN.

"Me habría gustado esa fórmula"

El hijo del ex presidente Arturo Illia, se despegó de las alianzas estratégicas de Ricardo Alfonsín con González Fraga y De Narváez, y remarcó que "la esencia de la UCR es progresista". Vino invitado por Binner al bunker del Frente.

 Por Luis Bastús

Una de las docenas de rostros que pulularon el domingo pasado en el Patio de la Madera, entre el VIP reservado para la dirigencia del Frente Progresista y el sector de la prensa, era un notorio deja vù en sí mismo, simulaba una aparición inesperada. Es que el parecido de Leandro Illia con su padre toma por sorpresa al desprevenido. El hombre, dirigente radical del comité porteño, se despegó de las alianzas estratégicas de Ricardo Alfonsín, y remarcó que "la esencia de la UCR es progresista". Preguntarle por su voto en las primarias nacionales no fue una obviedad, puesto que evitó pronunciarse por la candidatura de su partido, y dejó entrever que su padre, el ex presidente Arturo Illia, preferiría estar en la cantera de Frente Amplio Progresista, que postula la fórmula Hermes Binner ﷓ Norma Morandini, antes que la dupla Alfonsín ﷓ Javier González Fraga.

"A Hermes lo conozco poco, pero me invitó personalmente y vine porque su propuesta contiene mucha afinidad ideológica con la esencia de la Unión Cívica Radical. Tenía la esperanza de que tanto el Comité nacional como el doctor Alfonsín hubieran llegado a un acuerdo con Binner. Me habría gustado esa fórmula", se sinceró este abogado, cordobés de nacimiento, pero aporteñado desde que su padre asumió la presidencia en 1963 y debió mudarse de Cruz del Eje.

Leandro Illia es afable pero solemne para conversar, un radical de pura cepa. El apellido no le pesa, ni tampoco lo fastidia que lo presenten como "el hijo de". Por el contrario, el hombre acude a cuanto homenaje haya en el país a la memoria de Don Arturo, tal como él mismo lo nombra recurrentemente.

Como expuso desde el vamos su contrariedad por el viraje de Alfonsín hacia sectores de centro derecha en la construcción de su fórmula, fue inevitable la pregunta contra fáctica. ¿Con quién estaría hoy Illia, el presidente: Alfonsín o Binner?

-Don Arturo fue un hombre de un avance ideológico importante, y cayó precisamente por esa razón. Ningún gobierno en la historia argentina tomó medidas como las que tomó mi padre. Haber anulado los contratos de petróleo, por ejemplo. Acá hubieron tres hombres que defendieron la soberanía nacional en hidrocarburos, Yrigoyen, Mosconi y mi padre. Los demás no la defendieron.

-No respondió la pregunta.

-(sonríe...) Estaría junto a la expresión política que asuma políticas de ese calibre. A mi padre le tocó gobernar con un Congreso en contra, y así y todo logró sacar la Ley de Medicamentos, que los concebía como un bien social y que al país le costó tanto haberla derogado; y tuvo el presupuesto más alto en salud, en educación, sin haber decretado ni un solo día estado de sitio. Son valores que compartía con Alfredo Palacios, su amigo.

Illia parecía a gusto en el heterogéneo mosaico de militantes que esa noche atestaban el Patio de la Madera, antes de que Ricardo Alfonsín apareciera fugaz, sin llegar a saludarse con Binner. "El radicalismo pertenece a este proyecto nacional que nace acá, en Santa Fe", dijo.

-Pero después de la elección santafesina, los rumbos se bifurcan en el plano nacional.

-Es un tema que habrá que conversar. Por mi parte, digo que en la UCR hay una línea que ratifica la pertenencia radical al Frente Progresista en Santa Fe y que tenemos que desarrollar en los próximos años. Nos interesa el proyecto más que la persona. Mi padre decía que hay que seguir las ideas, no a los hombres.

-El socialismo no quiere compartir nada con Francisco De Narváez, socio de Alfonsín en Buenos Aires.

-Eso es otro tema. El grupo que represento en Capital Federal está en este proyecto progresista. Ese entendimiento con De Narváez nos sorprendió porque las autoridades del partido no nos explicaron este viraje ideológico, cuando veníamos trabajando en el proyecto progresista histórico del radicalismo. Mi partido no cambió el rumbo; quien lo hizo es el candidato de mi partido. Es una discusión que la UCR se debe a sí misma, una autocrítica", indicó Illia.

Compartir: 

Twitter
 

El parecido con su padre es notable. Illia habló del radicalismo y sus alianzas nacionales.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.