SANTA FE › LA JUEZA NOGUERAS DESAFIó A LOS VECINOS DE CASILDA QUE LE RECLAMAN "QUE SE VAYA"

"Que presenten un jury, no renunciaré"

La magistrada defendió la investigación del asesinato de Maxi
Storani, que desapareció el 11 de agosto y fue hallado muerto
el viernes pasado. Repitió que el crimen "está esclarecido".

 Por Lorena Panzerini

Tras el reclamo multitudinario que protagonizaron el domingo pasado los vecinos de Casilda para que la jueza de Instrucción Penal, Silvia Nogueras, abandone la investigación por el crimen de Maximiliano Storani, la magistrada subrayó ayer que no renunciará. "Que presenten un jury, lo firmen y me hagan juicio político, pero yo no voy a renunciar", retó a los manifestantes. Para Nogueras el caso está "esclarecido", y ayer dijo a Rosario/12 que es probable que la semana próxima esté en condiciones de resolver la situación procesal de los cuatro detenidos. La madre de Maxi, Lorena Cabrera, cuestionó el accionar judicial y policial en el caso, y volvió a reclamar "que se vaya" Nogueras. Por su parte, la jueza reafirmó que el desempeño fue "correcto" y destacó: "Hace 20 años que trabajo en esto". Al mismo tiempo, reafirmó: "Volvería a proceder de la misma manera; estoy muy tranquila. Yo quiero saber qué otro caso de este tipo se resuelve en dos horas como pasó con éste. Comprendo a la madre porque también soy mamá. Esto es una muerte absurda, es terrible".

Nogueras remarcó que "no falló" la investigación de la causa del asesinato de Maximiliano Storani, que desapareció en Casilda el 11 de agosto pasado y cuyo cuerpo fue encontrado el viernes pasado en un terreno baldío de la localidad la investigación. Muy por el contrario, afirmó que el crimen "está esclarecido". "No puedo decir que fue un éxito porque el chico apareció muerto, pero la investigacion fue correcta", dijo.

A pesar de ello, los familiares y vecinos de Maxi insisten con sus "dudas" entorno a la investigación. La propia tía de Maxi señaló a este diario que uno de los tres acusados había sido uno de los primeros señalados por la familia. A esas declaraciones, la magistrada respondió: "Si no les gusta que sea dura con la aplicación de la ley, lo siento. Yo no voy a renunciar. No puedo tener en cuenta estos cuestionamientos porque se alejan de la realidad".

Acerca del cuestionamiento más fuerte de los padres de Maxi, centrado en la demora de 22 días para encontrar el cuerpo, la magistrada insistió: "Todos teníamos esperanzas, y lo buscábamos vivo. Como investigadores también pensamos que el chico podría haber tomado una decisión factible, personalísima", dijo la magistrada, haciendo referencia a la posibilidad de un suicidio o de haberse ido por sus propios medios, según aseguró Lorena Cabrera que la jueza le había insinuado un día antes de la aparición del cadáver.

Por otro lado, el papá de Maxi, Marcelo Storani, pidió que se averigüe si el hijo de la jueza había estado en la misma reunión a la asistió Maxi, en casa de Damián P. (el mayor de los tres detenidos ). Al respecto, la magistrada respondió: "Es un golpe bajo. Mi hijo es ingeniero jefe, hace 15 años que no vive en la ciudad, tiene una esposa también profesional y dos hijas pequeñas".

En tanto, ayer declaró ante la jueza el cuarto detenido, quien ratificó las declaraciones que había hecho a la policía el viernes pasado. Gustavo B. está acusado de encubrimiento agravado. Además, está detenido por un caso de abuso sexual a dos hermanitas pequeñas. A causa de esta denuncia, el joven de 19 años fue detenido el viernes en el lugar donde encontraron el cuerpo de Maxi. Más tarde, comprobaron que le había comprado a Damián P., uno de los presuntos responsables del asesinato, el celular que le robaron a Maxi antes de la pelea.

Compartir: 

Twitter
 

Silvia Nogueras consideró que la investigación "no falló".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.