CIUDAD › EL MENOR GOLPEADO EN LA COMISARíA DE CAñADA DE GóMEZ HABLó CON ROSARIO/12

"Me gritaban hijo de puta y me pegaban"

"Cuando entré a la comisaría me empezaron a pegar hasta que me desmayé y me desperté en el hospital", dijo el joven de 17 años, quien ayer ratificó en la justicia los apremios ilegales. "Me tiraban agua y me pegaban con los palos de goma" agregó.

 Por José Maggi

D., el joven de 17 años cuya familia denunció que fue brutalmente golpeado en el interior de una comisaría en Cañada de Gómez, hasta dejarlo inconciente, declaró ayer ante la justicia local: ratificó la denuncia que había hecho su hermana y describió a sus agresores. "'Hijo de puta' me gritaban y me pegaban con los palos", dijo el adolescente. Por su parte, familiares revelaron a Rosario/12 que no era cierta la primera versión que les dieron acerca de que el joven fue encontrado en un baldío desmayado. Un médico les confió que se lo llevaron inconciente desde la propia comisaría.

El menor de 17 años accedió a hablar con este diario repitiendo su historia tal como la relató ante la justicia de Cañada de Gómez: "Todo pasó a la salida del baile, en Puebla, donde tuve una pelea. Entonces me agarraron los milicos y me llevaron a la comisaría 1ª, que es la del centro, cuando entré me empezaron a pegar hasta que me desmayé y me desperté en el hospital".

"Me llevaron en la chata de la policía, me esposaron, y me daban la cabeza contra la chata. Mucha gente lo vio a eso. También me pegaban piñas en la nuca, me hacían agachar la cabeza y me pegaban. Cuando llegué a la comisaría, en el calabozo había un montón de policías esperándome: 'hijo de puta' me gritaban y me pegaban con los palos. Al final escuché la sirena del Semi (el servicio de ambulancias local) y después no me acuerdo más nada, hasta que me desperté en el hospital", relató el menor.

--¿Reconociste a algunos de los policías que te pegó ?

--Si los vuelvo a ver los reconozco, pero los nombres no los sé. Eran tres policías altos, grandotes, con pelo negro y morochos y había otro pelado que me apretó la nariz fuerte y me torció el tabique.

--¿Qué te decían cuanto te golpeaban?

--Si yo sabía de unas cosas que habían faltado. Y yo les contestaba que ahora trabajaba y que había ido a comer un asado y después me había ido al baile. "No sé nada", les decía y ellos me repetían: "Contá lo que sabes hijo de puta, que vos sabés". Y me seguían pegando igual. Me tiraban agua y me pegaban con los palos de goma. Después me enteré que a mi mamá, una oficial de ahí, le había dicho que me habían encontrado tirado en un campito, borracho y drogado. Nada que ver, si a mi me sacaron de la puerta del boliche Puebla a eso de las cinco y media, seis de la mañana.

--¿Tu hermana contó que sospechaba que algunos policías querían que robes para ellos?

--Y capaz que sí, andá a saber. No me lo dijeron así, pero me querían hacer cargo de un montón de cosas, pero yo qué me voy a hacer cargo si no tengo nada que ver.

Rocío López relató a este diario que un patrullero fue a buscarlo a su hermano a su domicilio en la mañana de ayer, luego de haber visto la noticia en Rosario/12, para que fuera a declarar junto a su madre. "El médico de policía Midauar lo revisó y constató las lesiones en el rostro, en los hombros, y un raspón en la espalda". "El doctor Midauar, habló conmigo y me dijo que a mi hijo los policías mismos lo trasladaron con la ambulancia al hospital inconciente", reveló la mujer.

Compartir: 

Twitter
 

La comisaría 1ª de Cañada de Gómez. "En el calabozo había un montón de policías esperándome".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.