SANTA FE › GOBIERNO Y USUARIOS SE ENFRENTARON EN LA AUDIENCIA PúBLICA POR ASSA

Llevaron agua para su molino

Las autoridades repitieron los argumentos de las inversiones, y el costo operativo, mientras explicaron que el plantel de personal se incrementó un 17 por ciento. Los consumidores pidieron medidores y cuestionaron los números oficiales.

 Por Lorena Panzerini

Los usuarios de Aguas Santafesinas S.A. (ASSA) rechazaron masivamente el aumento del 138 por ciento, que pidió la empresa en la Audiencia Pública para analizar el ajuste tarifario previsto. "La provincia toma el agua como una mercancía; que miren un poco cómo maneja estas cosas la Nación", sostuvieron los representantes de organizaciones de consumidores. Por su parte, los funcionarios provinciales defendieron el pedido y detallaron los "altos costos" de producción, al tiempo que apelaron a la solidaridad con los que menos tienen y compararon los costos por metro cúbico de agua que provee Assa, con los de otros países. Para la empresa, la tarifa promedio en las 15 localidades que atiende es de 43 pesos por bimestre. Sin embargo, oradores particulares de diferentes barrios periféricos aseguraron que pagan más de 87 pesos, y recordaron que son jubilados. "Quiero pagar lo que consumo, que me pongan el medidor", pidió Pedro Atzaro, del barrio de la Carne. El reclamo se repitió en cada discurso. La audiencia se realizará hoy en Santa Fe, luego el Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress) se tomará quince días para analizar la situación, para luego elevar su dictamen al Ministerio de Aguas y Servicios Públicos.

"Exorbitante", "exagerado", "desmedido" y "abusivo" fueron sólo algunas de las palabras con las que usuarios y consumidores --rosarinos y de otras localidades como Coronda y Alvear-- definieron el incremento de la tarifa del agua que pretenden aplicar la empresa y el Estado provincial. Hubo algunos encontronazos entre los 53 oradores anotados. "Es normal que haya cruces cuando se discute un tema como este", dijo Alberto Muñoz, del Enress. En los próximos días, los integrantes del directorio del Ente evaluarán los informes de la empresa y buscarán "una propuesta mejor".

En su exposición, el ministro de Aguas y Servicios Públicos, Antonio Ciancio, habló de las inversiones y de las obras que llevó adelante la provincia en los cuatro años de gobierno de Hermes Binner. Arguyó que invirtieron alrededor de 1100 millones de pesos.

Ciancio alegó que de los más de tres millones de habitantes santafesinos, sólo dos millones cuentan con el servicio de la empresa; mientras que el resto aporta a los recursos económicos, aunque estén fuera del área. "En las 15 localidades que tienen el servicio estamos con tarifas que siguen estando en el orden del 50 por ciento del costo de operación. El resto del dinero necesario para que la empresa funcione y se hagan grandes obras proviene del tesoro provincial. Estos recursos son financiados por todos los santafesinos, para que el Estado pueda financiar lo que Assa no puede cobrar", explicó Ciancio y arengó: "Pensemos que estamos planteando la realidad del 138 por ciento, pero que en las boletas serán 20 pesos; veamos entre todos, en forma solidaria, de qué manera invertimos la dirección de esta flecha de los subsidios, para empezar a hacer entre todos un poco de justicia".

Por su parte, el presidente de Assa, Alberto Daniele, hizo un recorrido por las acciones desde 2006 a esta parte y dijo que "la razón (del pedido de aumento) es que los costos operativos, desde la creación de la empresa en febrero de 2006, se incrementaron casi cuatro veces más que los ingresos tarifarios".

Por otro lado, dijo que en la provincia el precio para producir mil litros de agua es de 63 centavos, mientras "las localidades santafesinas atendidas por otros operadores registran valores que en algunos casos llegan a los cuatro pesos el metro cúbico". Luego comparó esos valores con los de otros países, pero en dólares: "Mientras el precio de Assa es de 14 centavos de dólar el metro cúbico, en Uruguay asciende a 70 centavos; en Santiago de Chile, 67 centavos y en San Pablo (Brasil), 85 centavos de dolar". Además, aseguró que los costos de producción de la empresa aumentaron el 326 por ciento en seis años.

En el informe, detalló también el por qué de la incorporación de personal. Actualmente, 1.091 agentes trabajan en la firma, y se llegó a ese número luego que en seis años se aumentara la planta en un 17 por ciento.

Sobre los medidores, Daniele señaló: "Instalamos 31.514 entre febrero de 2006 y octubre de 2011; o sea, incrementamos en un 37 por ciento lo que había antes de esa fecha". Y reconoció que "en cuatro años es poco, pero marca una tendencia". Sin embargo, este punto fue central en el reclamo de los usuarios.

Cristian Galindo, de la Red de Consumidores --tal como lo hicieron Anibal Faccendini, por la Cátedra Libre del Agua; y Marcos Aviano de la Cecyac-- recordó que la empresa "no cumplió con las recomendaciones que había hecho el Enress tras la audiencia de marzo pasado, cuando se aprobó el aumento, pero con recomendaciones como la de micromedición, que haría un sistema más justo", apuntó. El representante de los usuarios y consumidores y varios vecinos que pasaron por el atril para expresar su reclamo coincidieron en que la diferencia entre una boleta con medidor y la ordinaria --por metros cuadrados cubiertos-- significa "una baja muy importante en los costos". Por eso, Galindo recriminó: "Assa está en mora". También se había propuesto presentar un proyecto a diez años sobre micromedición, "cuyo plazo venció en septiembre pasado, y tampoco hay nada de eso", se quejó.

Galindo reclamó al Enress que "no autorice" el aumento. "Este 138 por ciento, pasará a ser del 228 por ciento si lo juntamos con los incrementos de los últimos dos años", puntualizó. "Si la suba se pone en marcha, el primer bimestre de 2012 ya estaremos pagando un aumento del 80 por ciento; y otros dos aumentos de más del 15 por ciento vendrán en las próximas facturas: ¿qué tiene eso de gradual?", apuntó.

En tanto, Faccendini reclamó una organización concreta. "Defendemos el servicio como público y reclamamos el compromiso de la micromedición para los 300 mil usuarios que faltan", dijo. El titular de la Cátedra Libre del Agua exigió que "l que más consume, pague más".

Las quejas de los vecinos particulares se basaron en su vida cotidiana: "Les pido que mejoren el servicio, porque en la zona sur mi mujer se levanta a las 4 de la mañana a lavar la ropa y los platos, porque después no hay agua", dijo Juan Angel Luque. Por su parte, José Peralta, presidente de la Asociación Civil de los Fonavi, exigió que el Enress cumpla con "el poder de policía que tiene sobre la empresa". En tanto, un representante de la Oficina Municipal del Consumidor apuntó que Assa es una empresa pública "pero no funciona como tal, sino debería recibir subsidios provinciales, además del 50 por ciento que recibe para los gastos de producción"; y desmintió a los funcionarios: "No hay un millón de habitantes que ayuda a los dos millones que tienen el servicio de Assa, sino que somos tres millones pagando y la provincia es la que distribuye, porque ese dinero va a rentas generales".

Compartir: 

Twitter
 

Ciancio afirmó que el gobierno de Binner invirtió 1.100 millones de pesos en el área.
Imagen: Andrés Macera
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.