SANTA FE › EXTIENDEN HASTA EL 12 DE FEBRERO LA GARANTíA HORARIA PARA EL FRIGORíFICO SWIFT.

Treinta días más para los operarios

Es para la planta de capitales brasileños de Venado Tuerto que amenaza con cerrar porque no cubre los costos operativos. La extensión horaria es un paliativo que se acordó ayer en el ministerio de Trabajo provincial, sede Rosario.

 Por Claudio Socolsky

Mientras se intensifican las gestiones políticas para resolver el conflicto por el cierre del frigorífico Swift que la empresa JBS Friboi tiene en Venado Tuerto; ayer, en la audiencia entre las partes realizada en la delegación local del ministerio de Trabajo provincial, se acordó prorrogar hasta el 12 de febrero la garantía horaria para los 517 trabajadores. Según señalaron autoridades del ministerio a Rosario/12, existe la posibilidad de extender la garantía horaria a los operarios venadenses por otros 30 días. Durante la audiencia, el presidente del directorio de JBS, de capitales brasileros, aseguró que la planta de Rosario "se reforzó y está fortalecida", despejando de este modo los temores de los representantes de la Federación del Carne, quienes en la semana habían "alertado" sobre las amenazas de los empresarios para cerrarla en junio. En el encuentro, que contó con la participación del titular de la cartera laboral de la Provincia, Julio Genesini, se decidió fijar una nueva audiencia para el 27 de enero con el objetivo de encontrar alternativas para evitar que los operarios queden en la calle. De la reunión realizada en la sede regional del ministerio, en Ovidio Lagos y San Lorenzo, participaron la viceministra, Nora Ramírez, el subsecretario, Guillermo Canceco, y el director de Relaciones Laborales, Mario Gaggioli, y los secretarios de Gobierno, Derechos Ciudadanos y de la Producción de la Municipalidad de Venado Tuerto.

Los trabajadores estuvieron representados por los delegados normalizadores del sindicato de la Carne de Venado Tuerto, que está intervenido; del sindicato de la Carne de Rosario, de la Federación de la Carne, y de Astavyc, el gremio que nuclea al personal jerárquico, administrativo y vigiladores del sector.

La empresa, en tanto, estuvo representada por el presidente del directorio, Artemio Listoni. "Esta difícil situación es producto de una macro economía nacional adversa para el sector frigorífico", explicó el empresario, quien por otra parte señaló que desde el 2006 el gobierno nacional impuso una retención del 15 por ciento a las exportaciones de carne. Según Listoni, esta situación los dejó en desigualdad de condiciones frente a competidores de Paraguay, Brasil y Uruguay.

De todos modos, y cuando las autoridades del ministerio le pidieron precisiones por la situación de la planta de Rosario que ocupa a dos mil trabajadores, el presidente del directorio de JBS aseguró que el frigorífico "se reforzó y está fortalecido". Por tal motivo, los funcionarios de la cartera laboral provincial decidieron no convocar a los representantes sindicales rosarinos a la próxima audiencia porque consideraron que el conflicto en esa planta "está superado".

En la misma sintonía, desde la Federación de la Carne reconocieron que la situación cambió luego de las amenazas de cierre que el pasado martes recibieron a través del presidente de la multinacional brasilera. Incluso, confiaron que tienen esperanzas que la empresa tome más personal en la planta rosarina, luego que se conozcan en febrero los resultados por el reparto de la Cuota Hilton, en la que JBS Friboi se anotó pidiendo un máximo de 2900 toneladas para exportar.

Respecto a la intervención de la Provincia en el conflicto, Gaggioli destacó que para los más de 500 trabajadores que se haya acordado prorrogar la garantía horaria es importante porque hasta ayer, tenían la idea de que a partir del lunes iban a estar todos despedidos. "Les explicamos que no vamos a permitir los despidos y los retiros voluntarios", precisó el funcionario.

En este sentido, el acta acuerdo firmada ayer al término de la audiencia refiere, entre otros puntos, garantizar que durante los próximos 30 días la empresa no podrá tomar medidas unilaterales como despidos y otras cuestiones que afecten los derechos e intereses de los trabajadores, que hoy por la mañana realizarán una asamblea para interiorizarse sobre los acuerdos firmados.

El delegado Lucas Crespo dijo a este diario que si bien la situación es "bastante complicada", mantienen expectativas por la reunión de la semana próxima que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, mantendrá con representantes de la Federación de la Carne, y el intendente de Venado Tuerto, José Luis Freyre.

En esa reunión tratarán de coordinar acciones tendientes a mantener la producción en la planta venadense -que hasta su cierre elaboraba productos kosher para exportar a Israel y hamburguesas-, ya sea a través de una cooperativa, o un sistema mixto con participación del Estado y el sindicato, similiar al que se implementó en otra planta que la multinacional brasilera cerró en Entre Ríos.

Compartir: 

Twitter
 

Ayer desde JBS Swift se aseguró que la planta de Rosario "se reforzó y está fortalecida".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.