CIUDAD › EL GOBERNADOR Y EL JUEZ DE LA CAUSA RECIBIERON A LOS FAMILIARES DE LA MASACRE DE VILLA MORENO.

Con la firme promesa de todas las autoridades

Fue ayer después de una multitudinaria marcha que encabezaron familiares y organizaciones sociales, primero a Tribunales y después a la casa de gobierno en Rosario. El juez Pazos les informó que "se está muy cerca" del esclarecimiento.

 Por Lorena Panzerini

En medio del dolor y la congoja que generó la masiva marcha convocada por el Frente Darío Santillán para pedir justicia por la masacre de Villa Moreno, el gobernador Antonio Bonfatti prometió "respaldo y trabajo comprometido" a los padres de los jóvenes asesinados el 1º de enero pasado. "Confiamos en la palabra del gobernador. Estamos satisfechos y expectantes sobre lo que sucedería en las próximas horas, ya que los autores están identificados", dijo Eduardo Trasante, papá de Jeremías, una de las tres víctimas, junto con Claudio "el Mono" Suárez y Adrián "Patóm" Rodríguez. En tanto, el ministro de Seguridad, Leandro Corti -que participó del encuentro- ratificó el apoyo y prometió que se trabajará "codo a codo con las organizaciones" en los barrios. Además, acordaron abrir un "espacio de encuentro periódico con los familiares". Corti aseguró que "existen líneas de investigación firmes" sobre los presuntos autores. También adelantó que será "enfático" sobre las irregularidades que cometa la policía, cuyo accionar será controlado de cerca. Para la Justicia, hay dos testigos claves, y se está "a un paso" de dar con los autores del hecho.

Minutos antes de la marcha que convocó a un amplio abanico de organizaciones sociales y políticas, los padres de los tres pibes asesinados la madrugada de Año Nuevo se entrevistaron con el juez de la causa, Juan José Pazos, en los Tribunales Provinciales. "Nos dijo que se está a un paso de resolver esto", dijeron con las fotos de sus hijos entre las manos.

Durante la movilización --que tuvo su réplica en el Obelisco de Buenos Aires-- por calle Oroño hasta llegar a la Sede de Gobierno, hubo momentos de emoción, gritos de justicia y silencios. En el escenario dispuesto frente a la Gobernación, los padres de los tres militantes sociales asesinados se expresaron ante la multitud que los seguía con pancartas y fotos de los pibes de 17, 19 y 21 años. "Nos parece mentira que esta marcha sea por la muerte de nuestros hijos. Cuando llevamos al cementerio a Jeremías dije al lado de su tumba que no lo estábamos sepultando, sino que lo estábamos sembrando para la vida de tantos jóvenes", dijo Trasante, atravesado por la tristeza.

"Queremos que algo cambie en Rosario. Esta suerte tiene que cambiar y no hay mejor forma de hacerlo que con el pueblo moviéndose. Y esto lo haremos le pese a quien le pese; le toque a quien le toque", dijo. En tanto Ignacio, el padre de "Patom" y Lita Gómez, la mamá del "Mono", se acercaron hasta el micrófono, pero casi no pudieron expresarse con palabras: el llanto los invadió y contagió a los presentes.

Pedro "Pitu" Salinas, del Movimiento 26 de Junio, donde militaban los chicos asesinados, aseguró: "No va a ser fácil volver a las asambleas en los barrios, ni pasar por la canchita del club Oroño, donde mataron a los compañeros, pero los pibes van a estar siempre presentes".

Reunión. El gobernador y parte de su gabinete de ministros recibieron a los papás de las víctimas. "Se comprometieron con el acompañamiento y trabajo impulsado desde Seguridad, tanto para resguardar a nuestras familias, como para los barrios que afectados por este tipo de situaciones. Tenemos que confiar en la palabra del gobernador", dijo Trasante.

Por su parte, Corti aseguró: "Nos comprometimos con este tema. Entendemos que hay un sinnúmero de elementos probatorios sumamente significativos, que permitieron el esclarecimiento eventual de los autores de este homicidio terrible. Vamos a seguir trabajando día a día y estando al tanto del hecho que se ventila en el Poder Judicial santafesino".

Como segunda cuestión, Corti destacó "el apoyo del Ministerio de Seguridad a los fines de garantizar la seguridad de los testigos presenciales del hecho y de los familiares de las víctimas". Además, dijo que se puso a disposición el "personal confiable del Ministerio para que lleve adelante toda la tarea de custodia".

Durante el encuentro del que participaron también el ministro de Gobierno, Rubén Galassi; y la ministra de Desarrollo Social, Mónica Bifarello, Corti prometió "mucho trabajo en los lugares que nos ocupan y preocupan. Por eso se estableció un dispositivo de seguridad pública conjunta: entre la Tropas de Operaciones Especiales (TOE) personal de la Unidad Regional II, y la División de Drogas Peligrosas", dijo; y advirtió: "Este accionar policial será meticulosamente controlado y monitoreado por funcionarios políticos del ministerio".

Investigación. En las últimas horas, hubo cerca de quince allanamientos, y los investigadores están tras los sospechosos. "Serían tres autores materiales y habría personas que los acompañaron", dijo el padre de Jere tras anoticiarse en la reunión. Al parecer, personal policial "allanó una casa donde había prendidos un televisor, el aire acondicionado y no había nadie", aclarando que uno de los acusados escapó de la policía. Corti confirmó que se halló un chaleco antibalas, como el que llevaba puesto el matador, la noche del crimen.

En tanto, Maximiliano Rodríguez, el hijo del apodado "Quemado" continúa internado y detenido, tras la balacera de la que fue víctima pocos minutos antes de la masacre, en su BMW. En tanto "Danonino" Segovia estaría acusado de haber efectuado los disparos contra Maxi Rodríguez. Además, el ministro Corti confirmó ayer que otra persona está siendo buscada junto con Sergio "el Quemado" Rodríguez, padre de Maxi, aunque no dio detalles.

Trasante dijo no conocer a las personas sindicadas como autores de la masacre. "No sabemos quién es el Quemado. Solo sabemos que esto empezó a fines del año pasado y se esperó al 1º de enero para disparar el auto de Maxi Rodríguez; como consecuencia de ello se generó una bronca muy grande del Quemado y llegó al barrio con miras de encontrarse con quien había baleado a su hijo. Justo nuestros hijos estaban en la calle y pasó lo que pasó", relató. Según dijo el padre de Jere, los investigadores "están convencidos" que el Quemado llevó adelante el hecho.

Compartir: 

Twitter
 

Los padres y familiares de Jere, el Patóm y el Mono, encabezaron la marcha de ayer.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.