SANTA FE › RECLAMAN QUE SE ANOTE A 700 PACIENTES QUE NECESITAN TRASPLANTE

Los que están solos y esperan

La Asociación de Deportista Trasplantados de Santa Fe exigió que antes de fin de año la provincia inscriba en la lista de espera por órganos a las personas que no figuran en los registros. Al mismo tiempo, destacan el índice de ablaciones.

 Por Lorena Panzerini

La Asociación de Deportistas Trasplantados de Santa Fe exigió celeridad al Ministerio de Salud provincial para que, antes de fin de año, inscriba en la lista de espera por órganos y tejidos a 700 pacientes que no están registrados, pese a su necesidad de un trasplante. La cantidad de personas no incluidas en el listado se incrementa en el orden del 5 al 10 por ciento cada año. Actualmente, figuran inscriptas 687 personas que son tenidas en cuenta ante la detección de un órgano o tejido, en la provincia. Ese número es menos de la mitad del total de enfermos reales, teniendo en cuenta a los pacientes que se encuentran fuera del registro que actualiza diariamente el Sistema Nacional de Información de Procuración y Trasplantes (Sintra), perteneciente al Instituto Nacional Central Unico de Ablación e Implantes (Incucai). "La provincia no los incluye porque no le conviene tener tantos pacientes en lista de espera, sino pasa a tener la peor procuración de órganos del país. Reclamamos que se agilice el blanqueo", lanzó Martín Palamedi, presidente de la ONG. Desde la cartera sanitaria aseguran que los enfermos están en proceso de inscripción. En el mientras tanto, no son tomados en cuenta cuando se detecta un órgano que podría ser compatible.

La provincia cuenta con 1800 pacientes que se someten a diálisis periódicamente, en los diferentes centros de salud que brindan la práctica. Para Palamedi, que viene denunciando la problemática que sufre en carne propia desde hace varios años, "la diálisis es un gran negocio". Además, aseguró que Salud "no controla a los centros de diálisis, porque no hay responsabilidades directas" para inscribir a los enfermos "y en ese camino se van quedando muchas vidas", lamentó.

Pese a que desde enero pasado Santa Fe ocupa el segundo lugar con mayor índice de ablaciones en todo el país, al reclamo se sumó el pedido de "cumplimiento de las promesas" que viene haciendo el Ministerio de Salud. Es que, semanas atrás, el subdirector del Centro Unico de Ablación e Implante de Organos (Cudaio) santafesino, Gustavo Maidana, señaló que el desafío de este 2012 es llegar a los 15 donantes por millón de habitantes en la provincia. Para ello, Palamedi rescató que "hay que trabajar todos juntos", y se esperanzó: "Tenemos 7 donantes reales en dos meses (enero y febrero de 2012), y a este ritmo estamos bien encaminados".

El presidente de la ONG culpó directamente al ministro Miguel Angel Cappiello por "falta de responsabilidad". "Se lava las manos y dice que si los 700 pacientes no están inscriptos es culpa de los médicos", por no denunciar los casos a la cartera sanitaria. "Siempre culpa a un tercero", se quejó; y reclamó "que sea más autocrítico y analice en que se están equivocando" en la administración provincial.

Para Palamedi, el problema radica en que "no se está insistiendo a los centros de diálisis a que inscriban a todos los pacientes y que se les hagan los estudios correspondientes" y aseguró que es el ministerio el que "debería hacer las auditorías y controles para que los pacientes se inscriban en tiempo y forma".

En ese sentido, aseguró que "como están las cosas hoy, a la provincia no le conviene tener 700 pacientes más en la lista de espera porque Santa Fe pasaría a ser la provincia que peor procura y que tiene la mayor cantidad de pacientes en el registro", que es nacional y puede verlo cualquier ciudadano en la página incucai.gob.ar. Por ello, Detsa reclama desde hace más de cuatro años "el blanqueo urgente de esos pacientes. No se puede demorar dos años para inscribir a un enfermo; porque en ese camino se pierden un montón de papeles, un montón de tiempo y varias vidas".

Palamedi aseguró que desde que la ONG comenzó a trabajar con la problemática, hace cinco años, fallecieron al menos cinco jóvenes pacientes de la institución, que esperaron un órgano que no llegó a tiempo.

De los 1800 pacientes en diálisis, 430 son enfermos renales, que se someten a hemodiálisis. El riñón es el órgano más demandado. Palamedi aseguró que de ese total, solo el 40 por ciento está registrado. El resto está "en proceso de inscripción hace más de dos años, pero nadie sale a explicar por qué. Es hora de que los registren ágil y efectivamente", reclamó.

Por otro lado, recordó que el problema de los pacientes no termina con un trasplante, sino que los ya trasplantados "se enfrentan a un gran problema luego de recibir un órgano, que es la falta de contención, inclusión laboral, social y una gran falta de respuesta a sus necesidades post trasplante". Por eso, el año pasado, Detsa presentó un proyecto de ley de protección integral para los pacientes trasplantados en la Legislatura provincial, que actualmente se encuentra en la Comisión de Salud de la cámara baja.

Compartir: 

Twitter
 

Desde enero, Santa Fe ocupa el segundo lugar con mayor índice de ablaciones en el país.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.