SANTA FE › SANTA FE ES EL SEGUNDO DISTRITO CON MAYOR DéFICIT HABITACIONAL EN TODO EL PAíS

El problema es que no hay donde vivir

Un informe de la Fundación Apertura indica que hacen falta 309.567 viviendas en la provincia, lo que afecta casi al 10 por ciento de la población. Sólo Buenos Aires está por encima de la bota en el ránking de la carencia de viviendas.

 Por Luis Bastús

La provincia de Santa Fe es el segundo distrito del país con mayor déficit habitacional. Hacen falta 309.567 viviendas para solucionar el mayor problema estructural que afronta el gobierno de la provincia, y que afecta casi al 10 por ciento de su población. La mensura de la falta de viviendas fue realizada por la Fundación Apertura con un informe basado en datos de la Encuesta Permanente de Hogares, el Consejo Nacional de la Vivienda, el Ieral y el censo 2010. Muestra la paradoja de que las provincias con mejores indicadores de desarrollo son las que mayores necesidades tienen en cuanto a hábitat. Es que en el ránking del déficit, arriba de Santa Fe está la provincia de Buenos Aires (que requiere 1,5 millón de viviendas para el 10 por ciento de su población), y Córdoba en el tercer puesto (le hacen falta 205 mil unidades, para el 6,2% de su población).

El estudio distingue tres situaciones diferentes de carencia habitacional, según un índice de calidad global de vivienda: irrecuperables (casos en los que amerita una vivienda nueva o la ampliación de la existente), recuperables (sólo requieren mejoras) y situaciones de hacinamiento en las que es preciso otra vivienda más, por la ampliación del grupo familiar. Esta última tipología es la que explica en gran parte las ocupaciones ilegales de terrenos ajenos en Villa Gobernador Gálvez, en bulevar Avellaneda al 4200, y 27 de Febrero y Circunvalación, entre otros casos vigentes.

De las 309 mil viviendas requeridas en Santa Fe, 36.677 son hogares cuyos moradores están en situación de hacinamiento. Otras 12.786 casas aportan a la cifra general por haber sido catalogadas como irrecuperables. Quedan unos 260.104 viviendas clasificadas como recuperables.

El Consejo Nacional de la Vivienda (CNV) pondera que de los 3,5 millones de viviendas que hacen falta en el país, el 77 por ciento de los casos corresponden a unidades recuperables, por lo que ello supone acaso una respuesta menos onerosa para los estados. Se trata de viviendas que presentan rasgos de precariedad como falta de terminaciones, carencia de instalaciones sanitarias y materiales deficientes. La superioridad de este segmento indica que "el mayor esfuerzo de la política de viviendas tendría que pasar por recuperar viviendas que presentan algún deterioro, no tanto por construir viviendas nuevas, que es más costoso", recomienda el dossier de la Fundación Apertura.

La relación del déficit en relación a la población de cada provincia pone a Santa Fe apenas por arriba del promedio nacional en cuanto a porcentaje de hogares con viviendas deficitarias. El problema atañe al 9,69 por ciento de los santafesinos, lo que pone a la Bota en el décimo lugar del país. Las provincias peor posicionadas en este aspecto son Jujuy, Chaco y Tucumán, con más del 12 por ciento de su población afectada; en tanto que los distritos con menos ciudadanos impactados por el déficit habitacional son La Pampa, Tierra del Fuego, Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Santa Cruz, todas por debajo del 4 por ciento.

El documento de la entidad que dirige Esteban Hernández, que integró un consejo consultivo de Hermes Binner mientras fue gobernador, denuncia que Casa Rosada discrimina a Santa Fe en el flujo de fondos correspondientes a política de viviendas. Se refiere a la distribución de planes federales digitados desde el poder central, que representan el 70 por ciento de todo lo que hoy se invierte en construcción de viviendas en Argentina. El viejo Fonavi -en el que las provincias reciben los recursos de la Nación y sí tienen la facultad de administrar- se ha quedado con una incidencia del 30 por ciento. Es decir, cada 10 pesos invertidos por el Estado nacional en viviendas, sólo 3 se administran de manera descentralizada. La diferencia es relevante por cuanto los planes federales de vivienda se distribuyen no según el coeficiente establecido por la ley Fonavi sino de acuerdo a la negociación que cada gobernador e intendente consiga ante el Ministerio de Planificación Federal.

En este punto, el informe de Apertura es más crítico: "Existe inequidad en la distribución de fondos y falta correlación con las necesidades de la población en cada provincia", apunta. El documento asevera que "Santa Fe comenzó a recibir desde 2007 cada vez menos transferencias por planes habitacionales de parte de la Nación". Según datos del CNV, las transferencias de la cartera de Julio De Vido a Santa Fe en concepto de planes federales de vivienda evolucionaron de la siguiente manera: 220,6 millones de pesos en 2006; 110,6 millones en 2007; 96 millones en 2008; 38,6 millones en 2009; y 13,4 millones en 2010. "Ese año -concluye el documento de Fundación Apertura- Santa Fe recibió 43 pesos por hogar deficitario, contra 23000 asignados a La Pampa, 22000 a Tierra del Fuego o 9000 a Santa Cruz. También esta discriminación la sufren Corrientes, que sólo recibió 42 por hogar deficitario, y San Luis, que recibió 17 pesos".

Compartir: 

Twitter
 

El hacinamiento explica las ocupaciones de terrenos de Villa Gobernador Gálvez y Rosario.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.