SANTA FE › MARIO BARLETTA Y ANTONIO BONFATTI SE REUNIERON AYER EN SANTA FE

Momento propicio para el diálogo

En su encuentro en la Casa Gris, el gobernador y el titular nacional del radicalismo plantearon "alentar soluciones" a la inseguridad y el narcotráfico. En Rosario, el Frente también cerró filas ante la presión del justicialismo y acordó agenda.

 Por Luis Bastús

La reacción del oficialismo provincial a la presión que ejerce el justicialismo sobre los problemas en el área seguridad produjo ayer la foto del gobernador Antonio Bonfatti con el presidente del Comité Nacional de la Unión Cívica Radical, Mario Barletta. Fue la antesala de un gesto similar que hoy generará el Frente Amplio Progresista en Buenos Aires, y el broche de la primera reunión del año que ayer también mantuvo la mesa provincial del Frente Progresista Cívico y Social. Tanto el titular del Ejecutivo como el número 1 del radicalismo pusieron de relieve la dimensión nacional de lo que debe ser la lucha contra el narcotráfico. "Estoy aquí, junto al gobernador, como santafesino más que como integrante del Frente Progresista, para alentar la solución de problemas que sólo pueden ser tratados debidamente a partir de acuerdos políticos e interjurisdiccionales, como en el caso de la inseguridad y, dentro de éste, el del narcotráfico. Le pedí al gobernador que insista en lograr un diálogo real y maduro con el gobierno nacional", dijo Barletta.

Bonfatti circunscribió el motivo del encuentro a "dialogar sobre la marcha de las políticas provinciales y de los temas que nos preocupan". Y aseguró que es el método con el que "desde hace cinco años el Frente Progresista gobierna la provincia a partir de un programa de gobierno que materializamos todos los días". En este sentido, ambos marcaron "la necesidad de alcanzar un acuerdo entre municipios, provincia y Nación para abordar un tema complejo como lo es el narcotráfico". Sin entrar en detalles, Bonfatti dijo que hablaron sobre "las transformaciones que llevamos adelante en el Ministerio de Seguridad, y repasamos una descripción pormenorizada de los cambios propiciados en el Ministerio de Justicia y en la Justicia misma, fundamentalmente en el área penal". Al respecto, el mandatario comparó Santa Fe con otras provincias, donde --señaló-- "los fiscales son los que hacen la prosecución del delito, y quienes investigan al respecto, en lugar de la policía", dijo con un atisbo de crítica al sistema vigente, en el mismo sentido que lo cuestiona la oposición.

En diálogo con Rosario/12, Barletta expresó que tanto el Ejecutivo provincial como el kirchnerismo "tienen que dejar de interpretarse lo que diga cada uno y sentarse a dialogar. Nadie puede sacar los pies del plato. Responsabilidad tenemos todos. No entiendo porqué desde la Nación no se sientan a dialogar".

Bonfatti manifestó preocupación por "no haber tenido respuestas a nuestras requisitorias por parte del Ministerio de Seguridad de la Nación o del Sedronar, pero no queremos hacer imputaciones personales", golpeó. Y citó declaraciones del presidente uruguayo, José Mujica, que refirió una situación similar sobre el narcotráfico en el país hermano. "El hablaba de sicarios, y acá les llamamos soldaditos. Se trata de jóvenes de 14 o 15 años, que no estudian ni trabajan, y que son fácil presa del negocio de la droga. A ellos tenemos que darles otras oportunidades", marcó. "Es un problema que tenemos que solucionar en Argentina, en Uruguay, en Estados Unidos, en todos los países. Unirnos y, en vez de ver a quién le echamos la culpa, pensar juntos cómo lo resolvemos por el bien de la gente", añadió el gobernador.

En esa sintonía, Barletta señaló que "en Argentina hay más de 1,4 millón de jóvenes que no estudian ni trabajan, presa fácil del alcohol, las drogas y, en definitiva, de las asociaciones delictivas. Tenemos un país maravilloso, hace más de 10 años que estamos creciendo y no hay explicación para que no logremos esa otra Argentina que nos merecemos y que podemos construir".

Di Pollina, de punta

En el histórico local socialista de Córdoba al 2000, la mesa chica del Frente Progresista tuvo su primera reunión del año, como para ordenar la agenda de trabajo camino a las citas electorales de diputados y presidentes comunales. Asistieron Miguel Lifschitz y Eduardo Di Pollina por el PS, Pablo Javkin y Ariel Bermúdez por ARI﷓Coalición Cívica, Germán Real y Carlos Favario por el PDP, Fabián Peralta por el GEN y Oscar Belbey por el SI. Faltaron radicales a la cita, aunque hubo diálogo telefónico con el titular provincial de la UCR, Eduardo Galaretto.

Según Di Pollina, fue una reunión inicial para organizar la agenda de la coalición. El contenido político llegará en el segundo encuentro, que se realizará el viernes o lunes próximos, y donde empezará a latir con menos disimulo la puja interna para el armado de la lista de diputados nacionales que presentará el FP. Ayer Barletta le dijo a este diario que la definición de la UCR de ir juntos o separados con el socialismo será "de acuerdo a cómo podamos hacer una mejor elección para que el Frente para la Victoria no tenga chance de reformar la Constitución para una reelección indefinida".

Los frentistas hablaron sobre la coyuntura. Ayer el diputado nacional del Frente para la Victoria Agustín Rossi dijo que la situación está peor que cuando cayó preso el ex jefe de policía, Hugo Tognoli. El kirchnerista salió a contestar una solicitada de Binner que le apuntó a una campaña de estigmatización fogoneada desde el gobierno central. "Cada vez que habla un dirigente opositor se dedica a criticarlo o descalificarlo, que ponga la energía en otro lado", replicó Rossi, quien sigue interpretando que subyace en el socialismo "un discurso de victimización". Para el legislador K, "si la excusa es que narcotráfico hay en todos lados, nos alejamos de la solución".

Di Pollina dejó a un lado su habitual perfil bajo y opinó: "Estamos cansados de escuchar lo mismo. El nivel nacional tiene más recursos y responsabilidades. La droga entra por la frontera, que sigue siendo un colador. Acá asumimos que el problema existe, pero los que tienen responsabilidades en la gestión nacional sería bueno que trajeran soluciones en lugar de sacar rédito político partidario. Es un error. El narcotráfico es un delito federal. Que Rossi y (el secretario de Transporte) Alejandro Ramos traigan propuestas y soluciones desde el gobierno nacional. La trata de personas y el narcotráfico son una responsabilidad compartida".

El diputado provincial cuestionó además que el discurso expuesto por el kirchnerismo "está lejos de aportar una solución y redunda en críticas que no sirven porque persisten en la actitud confrontativa". "El enemigo es común --concluyó-- y en lugar de construir una solución, se hace lo contrario".

Compartir: 

Twitter
 

El presidente del radicalismo Mario Barletta y el gobernador Antonio Bonfatti.
Imagen: Prensa Gobernación
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.