SANTA FE › TRAFERRI Y CAPITANI ANALIZAN LA RELACION QUE TENDRAN CON LIFSCHITZ.

Desde la trinchera peronista

Los años compartidos en el Senado con el gobernador electo prometen un vínculo de buen diálogo entre esa cámara donde el PJ es mayoría. Los referentes de San Lorenzo y de San Jerónimo valoran el pragmatismo del socialista.

 Por Pablo Fornero

De mayoría histórica peronista, el Senado provincial no será un escollo para las aspiraciones del gobernador electo Miguel Lifschitz. El bloque del PJ y el ex intendente de Rosario tuvieron cuatro suficientes años para conocerse dentro de la Cámara Alta y sacarse la ficha en el juego de la política. La bancada justicialista considera al mandatario "pragmático" por sobre todas las cosas. "Tiene una radiografía de cada uno de nosotros", admite el legislador Armando Traferri, mientras que su compañero Danilo Capitani cree que el futuro titular de la Casa Gris "puede ser aún más abierto" que el actual Antonio Bonfatti.

Tras 12 años de tropiezos y diferencias, el PJ logró unificar el bloque de once integrantes en Senadores. En la vereda de enfrente habrá ocho frentistas, divididos en seis radicales y dos socialistas. El presidente de la bancada del PJ será el sanlorencino Traferri, quien reconoció en diálogo con este diario que conversó "varias veces" con Lifschitz en los últimos meses para aceitar de manera fina las relaciones entre el Ejecutivo y el Legislativo, particularmente la Cámara Alta, donde el Frente Progresista es minoría. Para definir al gobernador, habló de "inteligencia" y de su capacidad para observar "fortalezas y debilidades" en los adversarios.

Lifschitz es "más pragmático" que Bonfatti, para Capitani. "Tiene un acercamiento distinto, aunque hay que verlo en la cancha, si bien Bonfatti nunca nos hizo sentir esta cuestión ideológica ni nada por el estilo, Lifschitz puede ser más amplió", destacó el legislador por el departamento San Jerónimo. "Lo conocemos y respeta cada uno de los territorios, esperamos tener una relación madura, de diálogo y tratar de generar consensos", amplió. En ese marco, Capitani remarcó un "retraso" del gobierno provincial en materia de infraestructura vial, rasgo por el cual -según el legislador- el futuro gobernador está "convencido" de que "hay que trabajar fuertemente en eso".

Traferri igualó a Bonfatti y Lifschitz, en una línea de "convivencia política", en la cual el peronismo tuvo el aire como para "plantear las cosas" en las que no estuvo de acuerdo para así "buscar los consensos". Pero los alejó de lo que encarnó Hermes Binner como gobernador, porque "algunos senadores comentan" que el ex mandatario enviaba "comisarios políticos" a destrabar los intereses del Ejecutivo. "Con Bonfatti hubo pragmatismo y predisposición en la búsqueda de consensos, nunca en los cuatro años intentó imponernos una votación, una ley, cuando no lo hubo votamos distinto, es abierto al diálogo y seguramente va a continuar ahora desde Diputados", elogió el hombre de San Lorenzo.

Autocrítica

Por otro lado, ambos senadores repartieron críticas hacia dentro del PJ, respecto de la performance electoral pasada y a la construcción política a futuro. "Cuando se pierde empiezan a aparecer los errores, las cosas se dicen en su momento, es fácil ponerse como analista político. Ya no alcanza sólo con los partidos, hay que armar espacios más amplios", pidió Traferri. Capitani, a su vez, llamó a hacer una "gran autocrítica" y "abrir las puertas del partido para que la gente opine y debata". Los dos coincidieron, en tanto, en que no hay líderes naturales en el PJ provincial. "Me parece que hay líderes editoriales", pegó el del cordón industrial. "Los liderazgos se construyen, no vienen con la varita mágica", avaló el de San Jerónimo.

Compartir: 

Twitter
 

Los senadores de San Lorenzo y San Jerónimo esperan "diálogo abierto" con el socialista.
Imagen: Sebastián Granata.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.