CIUDAD › ORGANIZAN UNA VIGILIA EN TRIBUNALES, A TRES AñOS DEL CRIMEN DE MERCEDES DELGADO.

Otro amanecer de justicia para Mecha

Es inminente la sentencia por el crimen de la cocinera del centro comunitario de barrio Ludueña, según reveló su familia. La fiscalía pidió 20 años de prisión para Héctor Riquelme, procesado como autor del disparo fatal, ocurrido en enero de 2013.

 Por Lorena Panzerini

"Buscamos la mayor condena porque el asesino de mi madre no sólo terminó con su vida, sino con los sueños y proyectos de muchas personas a las que ella ayudaba", dijo Juan Ponce, el hijo de Mercedes Delgado, asesinada el 9 de enero de 2013, en barrio Ludueña. Mañana, el reclamo de justicia vuelve a Tribunales, con un acampe de vigilia para conmemorar los 35 meses del brutal crimen de la cocinera del centro comunitario San Cayetano. La familia se entusiasma con que la sentencia de Héctor Daniel Riquelme, señalado como autor del disparo que terminó con la vida de la mujer de 51 años, en medio de un tiroteo entre bandas, salga entre diciembre y febrero de 2016. "Sabemos que habrá condena, pero pedimos que esté muchos años preso", enfatizó Juan, que es querellante en la causa. La fiscalía pide 20 años de prisión para el imputado.

"La Justicia es como el amanecer; hay quienes la esperan dormidos, nosotros y nosotras la esperamos del pie", expresa la convocatoria de los familiares de Mercedes y de organizaciones sociales que se suman al pedido de justicia por la militante de barrio Ludueña. Mañana, a las 18, acamparán en Tribunales y por la noche habrá música en vivo y videos de la lucha emprendida hace tres años. El miércoles habrá un acto por la mañana.

En octubre, cuando el juez José Luis Mascali condenó a tres jóvenes que participaron del tiroteo previo al crimen de "Mecha", sus seis hijos entendieron que "no puede caber otra cosa que una condena" para Héctor Daniel Riquelme, acusado de haber disparado la bala mortal.

El acusado estuvo prófugo 20 meses y finalmente fue detenido en septiembre de 2014, por personal de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE). La jueza Irma Bilotta lo procesó tanto por el homicidio calificado por el uso de arma de fuego, como por la tentativa de homicidio a integrantes de la banda contraria. "No fue un accidente, fue un hecho que se llevó la vida de una mujer que ayudó a muchos; por eso hoy Mercedes no es solo mi madre, sino la de todos", destacó Juan Ponce, quien en diálogo con este diario recordó que en los tres primeros meses tras el hecho les "costó salir a la calle a hacer visible el caso y reclamar justicia; pero lo hicieron las organizaciones que se acercaron, hasta que pudimos ponernos de pie. Desde ahí no paramos".

El imputado, de 48 años, llegó a juicio acusado como autor material de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego", contra la cocinera que alimentaba a unos 400 niños en el Centro Comunitario San Cayetano; y por la "tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y la participación de un menor de edad (su hijo)" contra los integrantes de la banda con la que se disputaban territorio. Sus hijos (uno de ellos cometió el delito siendo menor, por lo que está en libertad) estuvieron involucrados en la causa por la muerte de Mercedes, pero no fueron acusados por el crimen. En el expediente aparecen también dos jóvenes de la banda contraria, implicados en el enfrentamiento. Pero las causas se dividieron entre el homicidio y el tiroteo.

A Riquelme se lo acusó de que "encontrándose en su domicilio de calle Bielsa 6049, junto con otras personas entre las cuales se hallaba un menor de edad, realizó disparos de arma de fuego contra David Ferriol, Ramón y Jonatan Piedrabuena, quienes se encontraban en la esquina de Garzón y Bielsa, todo con el propósito de darles muerte; cuando uno de los disparos impactó en el cuerpo de Delgado, quien caminaba por calle Bielsa al 6100".

Entre las testimoniales más estremecedoras, una mujer relató en la Justicia que desde adentro de su casa empezó a escuchar tiros. "Salí para ver dónde estaba mi hijo, que siempre sabe estar en la puerta de mi casa con los hijos de Mercedes. Empecé a llamarlo por el nombre, y mi hijo me gritó de adentro de mi casa porque estaba en la pieza y yo no me había dado cuenta. En eso que estaba en la vereda la veo a Mercedes que venía caminando (buscando a su hijo porque escuchó las balas) y le grité que venga a casa, que se apure, que corra, y ella me miró sonriente, cuando siento dos tiros y veo a Mercedes que gira y se cae sobre la puerta de la casa lindera a la mía".

En cuanto a los tres jóvenes apresados por la balacera, el juez Mascali consideró que éstos intentaron matarse entre ellos, hasta que Héctor Daniel Riquelme dio en el blanco equivocado y terminó con la vida de Mercedes. El magistrado condenó a David Ferriol, a 6 años de prisión, por el delito de tentativa de homicidio agravada por el uso de arma de fuego; a Matías Riquelme (hijo del señalado homicida), a la pena de 7 años, por el mismo delito que el anterior, aunque se le agrega la participación de su hermano menor; y a Ramón Antonio Piedrabuena, a la pena de 5 años y 4 meses, por el delito de tentativa de homicidio.

Compartir: 

Twitter
 

"Sabemos que habrá condena, pero pedimos que esté muchos años preso", dijo Juan Ponce.
Imagen: Andrés Macera.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.