SANTA FE › AMPLíAN LA INVESTIGACIóN EN EL JUICIO POR SUPRESIóN DE IDENTIDAD DEL NIETO 120

Testimonios dudosos de las imputadas

Es el juicio que juzga el operativo que le borró la identidad al nieto 120, José Luis Maulin en marzo 1977. El Tribunal ordenó nuevas pruebas para ampliar la investigación. Las pidió el fiscal porque no cree la historia que cuentan las imputadas.

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe.

El Tribunal Oral de Santa Fe que juzga el operativo que le borró la identidad al nieto 120, José Luis Maulin, en marzo 1977, ordenó dos nuevas pruebas a pedido del fiscal Martín Suárez Faisal para ampliar la investigación a las dos imputadas en el juicio: Cecilia Góngora y la médica Elsa Nasatsky. En un oficio que despachó esta semana con carácter "urgente", el Tribunal solicitó al Registro Civil de Reconquista todos los "certificados de nacido vivo" firmados por Nasatsky entre "enero y abril de 1977" y los "certificados de nacimiento y/o defunción" de los hijos de Góngora y de su esposo fallecido, Luis Angel Segretín, "entre 1976 y 1982". Y autorizó a investigadores de la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia a "diligenciar" los documentos para incorporarlos a la causa.

Suárez Faisal pidió las pruebas después de valorar cuatro declaraciones en el juicio. Las indagatorias de Góngora y Nasatsky, quienes negaron cualquier vínculo entre ellas, ambas dijeron que no se conocían. Y los testimonios del director del Sanatorio Reconquista, Manuel Fabrissin y de su colega Roberto Cisera, que declararon la semana pasada. Góngora dijo que Cisera había atendido sus partos fallidos, pero el médico plantó la duda. "Puede ser, pero no lo recuerdo", explicó.

José Luis nació el 26 de marzo de 1977, en el Sanatorio Reconquista. En la indagatoria del 24 de junio, Góngora admitió que lo anotó como hijo propio y de su esposo, con un certificado falso que firmó Nasatsky. "Fue el peor error de mi vida", se lamentó.

Pero también relató que antes y después de ese hecho, había tenido tres embarazos, dos frustrados y uno exitoso. El 25 de mayo de 1976, "perdí mellizos". El 31 de octubre de 1978, nació "un bebé de siete meses, que falleció". Y el 7 de abril de 1982, dijo que dio a luz otro niño en su casa. "Es mi único hijo legítimo. Tengo otras tres nenas adoptadas. Tres adopciones legales que se pueden comprobar", relató.

El abogado querellante Guillermo Munné le preguntó quién la atendió en el parto de los mellizos, en mayo de 1976, y en el del bebé de siete meses que falleció, en octubre de 1978 y en ambos casos, Góngora dijo que había sido Cisera. En el nacimiento en la casa, en abril de 1982, mencionó al doctor Montero, por una atención posterior.

En esa audiencia, el presidente del Tribunal, José María Escobar Cello, también le preguntó si "conocía a la doctora Nasatsky".

-No, nunca tuve trato con ella -le contestó Góngora.

-¿Hablaron sobre el proceso?

-No.

-¿Conoce el consultorio de Nasatsky?

-No.

Escobar Cello le hizo la misma pregunta a Nasatsky, si conocía a Gónbora y a su marido. La médica lo negó. "No, que yo sepa".

La semana pasada, le tocó declarar a Cisera, a quien le preguntaron si él había atendido el embarazo de Góngora en 1976, cuando perdió mellizos y el parto del bebé de siete meses, en 1978. El médico plantó la duda, dijo que no lo recordaba. "Puede ser, pero no lo recuerdo".

Ante esta situación, el fiscal Suárez Faisal le pidió a Tribunal que oficie al Registro Civil de Reconquista para que desarchive los "certificados de nacido vivo" que hubiera firmado Nasatsky "entre enero y abril de 1977 y los "certificados de nacimiento y/o defunción" de los hijos de Góngora-Segretín "entre los años 1976 y 1982" y los mande al Tribunal, para incorporarlos como prueba en el juicio. En el planteo, quedó claro que el fiscal no les cree a las mujeres y quiere contrastar sus relatos con los documentos.

El defensor oficial Fernando Sánchez, que patrocina a Góngora, no se opuso. "No tengo ninguna objeción", dijo. Pero después cambió de idea cuando el abogado Roberto Busser, que defiende a Nasatsky, resistió el pedido de Suárez Faisal con una chicana, que la incorporación de las pruebas estaba "fuera de término". "Voy a adherir a la oposición", sorprendió Sánchez al sumarse al planteo de Busser.

El Tribunal resolvió por mayoría: 2 a 1. Escobar Cello y su colega Luciano Lauría admitieron el pedido del fiscal y la jueza María Ivón Vella, lo rechazó con el mismo argumento de la defensa, que era "extemporáneo".

Compartir: 

Twitter
 

José Luis Maulin recuperó su identidad hace unos años y Abuelas lo anunció el mes pasado.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.