SANTA FE

Regular las uniones de personas del mismo sexo

Esta semana, la Asociación Civil Vox volverá a presentar en
la Legislatura de la provincia, el proyecto de Unión Estable
de Parejas, que había perdido estado parlamentario.

 Por Paula Kearney

Las leyes, en tanto marco regulatorio de la sociedad, deberían reglamentar las situaciones que la sociedad civil plantea de hecho, de manera que se garanticen todos los derechos y obligaciones a todos los ciudadanos por igual. Frente a esto, la Asociación Civil Vox encuentra un vacío legal en lo referente a aquellas parejas que deciden convivir. Por tal motivo, el próximo miércoles presentarán nuevamente su Proyecto de Ley de Unión Estable de Parejas en la provincia de Santa Fe.

El proyecto -que ya había sido presentado en la Cámara de Diputados en junio de 2003 y perdió estado parlamentario- busca que se reglamente "la unión conformada libremente por dos personas capaces que convivan en pareja con ostensible trato familiar, con independencia de su sexo u orientación sexual", "que hayan convivido y convivan en una relación de afectividad estable, notoria, singular y pública por un período ininterrumpido de doce meses, salvo que entre los integrantes haya descendencia en común, en cuyo caso no será requisito el tiempo mínimo establecido".

Según explicó a este diario el titular de Vox, Guillermo Lovagnini, la aprobación de esta ley sería "poner en blanco muchas cosas que se están dando en los hechos", para que aquellas parejas estables que conviven "tengan algún tipo de cobertura o de reconocimiento que hoy no tienen".

En este sentido, el proyecto establece que "los integrantes de la unión estable tendrán un tratamiento similar al de los cónyuges, especialmente en el goce de los derechos establecidos en lo relativo a leyes previsionales, licencias, acceso a la vivienda, asistencia a la salud, asignaciones especiales, visitas íntimas a personas detenidas dentro del sistema carcelario, y acceso a planes sociales".

Sin embargo, Lovagnini aclaró que a diferencia de lo que ocurre con los cónyuges, "no tiene nada que ver la cuestión de los bienes porque en eso interviene el Código Civil de la Nación. Por lo tanto no tiene nada que ver la propiedad, ni la adopción de niños, ni nada por el estilo. No es más que un reconocimiento a estas uniones de hecho".

Lo que claramente no diferencia a los cónyuges de una pareja conviviente, es "que son dos personas que están unidas por una cuestión afectiva, sexual, y que tienen un proyecto de vida en común", aseguró Lovagnini, por lo que entendió que "esto es como la ley de matrimonio: tiene un fin para solucionar problemas muy prácticos y concretos que ocurren todos los días en las parejas, no solamente homosexuales sino también heterosexuales".

En relación a estos problemas, aseguró que estas parejas "necesitan un poco de protección". Y ejemplificó: "Nosotros hemos visto que a la muerte de uno de los integrantes de la pareja, los familiares dejan a la otra persona en la calle. Es decir que lo que han construido en conjunto se lo dividen los familiares".

Con la esperanza de que esta vez el proyecto sea aprobado antes de perder estado parlamentario, Lovagnini confirmó que ya dieron su apoyo a la iniciativa legisladores socialistas, la diputada Miriam Benítez (PPS), legisladores del ARI, y algunas legisladoras radicales. En relación al oficialismo, el titular de Vox aseguró cada vez que se reunieron "decían que era interesante, pero que tenían que consultar con su partido, con su bancada, que ellos votaban en bloque". "En realidad nunca vimos que hayan demostrado ningún tipo de interés o que hayan facilitado las cosas", recordó.

Por otra parte, sugirió que si el proyecto fuera sólo para parejas heterosexuales no hubiera habido inconvenientes para su tratamiento y aprobación, porque "hay una gran carga de prejuicios y de homofobia en esto", y consideró que "hay una estreches para ver lo que pasa en realidad".

Por tal motivo, manifestó que "todo eso les ha impedido (a los legisladores oficialistas) ver las cuestiones que están ocurriendo en la provincia, que es una necesidad social". Y disparó: "Si somos un partido de la justicia social, tenemos que ver que esto es una cuestión de justicia social. Entonces ese prejuicio les ha impedido ver esto".

Además, Lovagnini sugirió que otra de las cuestiones que influye para que el oficialismo no apoye el proyecto es que "muchos de ellos tienen un pacto con la Iglesia. Y con las iglesias, sobre todo con la Católica, ellos ya tienen alguna especie de amenaza o de condicionamiento de que no tienen que aprobar este tipo de cosas".

Por otra parte, en el plano nacional, está en tratamiento un proyecto de matrimonio "porque entendemos que este es un Estado laico", apuntó el titular de Vox, y aseguró que "estas uniones que se están dando de personas del mismo sexo necesitan estar reguladas, porque no se puede crear una ley de unión o matrimonio especial para homosexuales porque se caería en una forma de discriminación".

En relación a esto, informó que "la Argentina firmó en Durban un Protocolo Internacional Contra la Discriminación, que hay que cumplirlo, y entre lo que se encuentra el regularizar las uniones de personas del mismo sexo".

Por último, respecto de la sociedad civil en general, indicó que "las personas, mas allá de lo que piensan los sectores religiosos, saben que nosotros somos ciudadanos y ciudadanas que necesitamos nuestros derechos, entonces creo que en lo ideológico es como en el caso de España, que es un país eminentemente católico y que la gran mayoría de la población ﷓cuando fue consultada﷓ estaba de acuerdo con la ley de parejas. Por suerte tenemos un pueblo que tiene un pensamiento democrático y basado en los principios en los que se fundó este país de igualdad ante la ley".

Compartir: 

Twitter
 

El titular de Vox, Guillermo Lovagnini. "Poner en blanco muchas cosas que se dan en los hechos".
Imagen: ALBERTO GENTILCORE
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.