SANTA FE › ENTREVISTA A LA VIUDA DEL POLICIA DE FELIX

"Negra, esto recién empieza"

Eso decía una amenaza escrita en un sobre que recibió la
esposa del fallecido ex jefe de Drogas Peligrosas. La mujer
cuestionó la investigación judicial y criticó a funcionarios.

 Por José Maggi

María Isabel Cardozo, viuda del ex Jefe de Drogas Peligrosas, Alfredo De Félix, denunció ayer las extrañas condiciones en las que apareció muerto su esposo, el 6 de agosto de 2006, en una supuesto accidente de tránsito. "Su cuerpo voló más de treinta metros, pero sus ropas estaban intactas; su arma estaba descargada, cuando la llevaba siempre con una bala en la recámara; había recibido cinco amenazas de muerte solo en el mes anterior a su deceso". A pocos días de cumplirse un año del hecho, la mujer cargó también contra la investigación judicial, y contra algunos policías en actividad y otros retirados como los sospechosos de la muerte de su esposo.

Cardozo recibió hace apenas tres semanas una amenaza: se produjo cuando el marido de la empleada que trabaja desde hace varios años en el domicilio de la familia fue interceptado por individuos cuando regresaba de trabajar. "Alrededor de las cinco de la mañana un auto con tres hombres armados a bordo lo interceptan preguntándole si era fulano de tal, a lo que él inocentemente dice que sí", señaló María Isabel Cardozo.

La mujer relató que allí dos de estas personas le entregan un sobre para ella y "si no se lo entregaba o hacían la denuncia él también iba a ser boleta". Estas personas se conducían en un automóvil VW Gol Gris con vidrios polarizados. "Una de ellas, de un metro ochenta y con tonada santafesina, la otra persona más baja con acento norteño (que más lo apuntaba y pegaba con la pistola). Otra persona más en el auto que hablaba por celular decía que el trabajo ya estaba hecho y que tenían que pasar a cobrar por San Justo".

Al abrir el sobre, Cardozo se encontró con una hoja de cuaderno tamaño oficio que tenía un mensaje en letras imprenta de revista que decía "Negra, esto recién empieza". "'Negra' es un apodo que solo utilizaban amigos o gente muy cercana a nosotros. Por eso sostengo que es una persona que nos conocía", reveló ayer la mujer en el programa Trascendental por LT 8.

-¿Qué pasó la noche de la muerte de su esposo?

-Alfredo salió desde Santa Fe hacia Reconquista a las tres de la mañana. Supuestamente fue un accidente, en el que el cuerpo fue despedido por una de las puertas del coche, volando treinta metros, y fue encontrado a unos trece metros de la banquina sin tener un solo rasguño, con la ropa intacta. Así que todo es muy misterioso, como el arma descargada con los tres cargadores tirados. Esto es muy raro porque desde que lo conocí a Alfredo a sus 24 años, vivía con su arma cargada y con una bala en al recámara. Es todo muy sospechoso, más aún cuando veinte días antes habíamos recibido cinco amenazas de muerte. A todo esto se suma una investigación judicial que recién en el mes de diciembre el juez Galbucera me llamó para darme el resultado de las llamadas telefónicas, y le contesté que se las guardara. Mi esposo había muerto el 6 de agosto.

-¿Qué cargo tenía su esposo al momento de morir?

-Era comisario mayor, y estaba retirado. Lo que pasó es que estaba incorporado a la Asociación Anticorrupción junto a la doctora (Laura) Cosidoy. Justamente había viajado varias veces, con cajas de expedientes sobre el tema, y a partir esto notó que lo seguían, y empezaron a amenazarlo. Sin embargo Alfredo siempre viajó solo, nunca tuvo miedo. Es más, una de las últimas llamadas que recibió fue de alguien que lo conocía y lo citó en un hotel de Santa Fe. Alfredo fue armado, pero nadie apareció.

-¿Usted sospecha de alguien en particular que conocía bien a su esposo?

-No puedo decir de quien sospecho, porque están investigando, pero algunos son policías en actividad y otro no.

-¿Usted confía en la policía de Santa Fe?

-No totalmente, a pesar de que esta gestión de (Gabriel) Leegstra, me brindó todo su apoyo, me habla por teléfono, vino el 9 de julio a visitarme a mi casa para hacerle un pequeño homenaje a Alfredo en el lugar donde cayó el día 6 de agosto. Es decir que todas mis dudas son con la gestión anterior, cuando era jefe de policía Pallavidini,

-¿Cómo se llevaba su esposo con el comisario Pallavidini?

-Nada bien, al igual que con el ministro de Gobierno Roberto Rosúa, que tampoco hizo nada y que junto a (José) Bernhardt, un hombre retirado del Ejército por inservible, le calentaron la cabeza al gobernador (Obeid) para sacarlo a mi marido de Dirección de Drogas Peligrosas. Por eso quiero que investiguen desde que se fue Alfredo hasta la actualidad qué hicieron en Drogas. Y entonces se van a dar cuenta que los mayores procedimientos los hizo Alfredo con Cosidoy.

Compartir: 

Twitter
 

Alfredo De Félix era comisario mayor y estaba retirado de la policía santafesina. "No puedo decir de quien sospecho, pero algunos son policías en actividad y otro no".
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.