PSICOLOGíA › PRESENTACION DEL LIBRO "WINNICOTT Y KOHUT"

Sobre la locura y la cordura

 Por José Manuel Ramírez*

Se presentó recientemente en AdePRO (Asociación de Psicoanálisis de Rosario) el último libro de Carlos Nemirovsky "Winnicott y Kohut. Nuevas perspectivas en psicoanálisis, psicoterapia y psiquiatría. La intersubjetividad y los trastornos complejos". Luego del prólogo de Valentín Barenblit y antes de sus palabras de presentación personal el autor cita a Winnicott (1961) que repite de su amigo J. Rickman la frase "la locura es la incapacidad de encontrar a alguien que nos aguante".

Como me llamó la atención esa frase bien winnicottiana, me dirigí directamente al capítulo 7 llamado "Edición﷓reedición: reflexiones a partir de los aportes de D. W. Winnicott a la comprensión y tratamiento de las psicosis y otras patologías graves".

En su plan el autor nos dice que en este capítulo desarrollará "la idea de que sólo en un nuevo vínculo -reparador de aquel temprano con los objetos más significativos- podrá resolverse ciertos desarrollos sintomáticos que se generaron debido a una intensa y prolongada relación patológica en los inicios de la vida". Entonces, destaca, que "guiados por la concepción winnicottiana, la recuperación de un cuadro grave resultará de un encuentro con un objeto que posibilite la puesta en escena de necesidades tempranas insatisfechas que permanecieron congeladas a la espera de estos encuentros que facilitarán su despliegue".

Concepción interesante porque no trata al sujeto como una mónada donde el tratamiento del síntoma sería sólo sobre dicho sujeto sino que se entiende que el sujeto es un resultado de relaciones y que la modificación de esas relaciones despierta aspectos congelados que lo modifica.

El autor adhiere además a una teoría (Kohut) que da del Edipo una interpretación arriesgada que dice que "la muerte de Layo, padre rival, a manos de Edipo, así como la posterior pareja de éste con su madre, la culpa y su ceguera, resultan consecuencias del abandono temprano del niño, son resultados del sufrimiento de un self (sí mismo) inmaduro incapaz de dominar sus instintos", teoría absolutamente coherente con el objetivo que el autor se traza al comienzo del capítulo 7, que cité antes.

En este breve espacio no puedo explayarme ni comentar en detalle muchas afirmaciones del autor. Me detengo sólo en aquellas que pueden trasmitir cierto espíritu del autor y cierta orientación en su práctica clínica winnicottiana. Por ejemplo, en el capítulo 7 en su tercer subtítulo nos plantea una pregunta: ¿podremos crear lo que no fue? Cita a Joaquín Sabina: "No hay dolor más intenso que la nostalgia de lo que nunca fue".

Que el tratamiento se oriente a crear las condiciones para aquel encuentro que descongela es crear las condiciones para la puesta en función de un deseo, de un real desconocido, esto en términos lacanianos, mi pequeño aporte.

*[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.