DEPORTES › PERDIó CON LANúS Y LOS HINCHAS GRITARON "QUE SE VAYAN TODOS"

Central se hunde en el fondo

El arquero canaya fue la figura del equipo y por lo tanto el responsable de que Central no perdiera por más goles. Una vez más, los jugadores canayas desilusionaron a los hinchas, quienes por primera vez expresaron su bronca contra los directivos.

 Por  Alejo Diz

1 Central: Broun (7); Danelón (4), Ribonetto (5), Ithurralde (4), Martín García (4); Zarif (5), Paglialunga (4), Méndez (5), Cristian González (4); Vizcarra (4), Caraglio (5). DT: Gustavo Alfaro.

2 Lanús: Bossio (6); Grana (5), Viera (5), Hoyos (5), Velázquez (5); Salvio (6), Salomón (6), Diego González (7), Blanco (8); Lagos (7), Sand (7). DT: Luis Zubeldía.

Goles: PT: 39m Paglialunga (C). ST: 5m Lagos (L) y 28m Sand (L).

Cambios: ST: 10m Gervasio Núñez por Paglialunga (C), 13m Zelaya por Vizcarra (C), 31m Jonathan Gómez por Martín García (C), 33m Valeri por Lagos (L), 40m Ledesma por Diego González (L) y 43m Peralta por Blanco (L).

Arbitro: Carlos Maglio

Cancha: Central


Lanús llegó al Gigante con la aspiración de hacerse de tres puntos que lo dejen a dos de los líderes, entre sus jugadores tiene al goleador del campeonato (José Sand), ostenta en su alineación a una camada de talentos que le dio al club su primera vuelta olímpica meses atrás, el año que viene tendrá participación en certámenes internacionales, su dirigencia vende por necesidad, jamás por urgencia, sus inferiores arrastra más de un lustro de prolija docencia y en los últimos tres años el equipo tuvo sólo dos técnicos. Central llegó al partido en la penúltima posición de la tabla, sus delanteros no hacen goles, los refuerzos no rinden de acuerdo al contrato que se les ofreció, el año que viene el equipo volverá a pelar por la continuidad en la categoría, es el equipo más perdedor del Apertura y en un año pasaron cuatro técnicos. ¿Imagine entonces lo que pasó anoche en Arroyito entre Lanús y Central?

Para sorpresas de todos, el primer tiempo terminó con el "canaya" en ventaja, producto de un acierto (de los muy pocos de la noche para el auriazul) en una tiro de esquina y de muchos desaciertos del rival para definir. Es que marcador al margen, Lanús fue sobradamente superior a Central. Prueba de ello son los dos mano a mano que Broun le tapó a Sand y la facilidad con que el granate generaba peligro. Entre tanto, Central corría desesperadamente para ajustar marcas, pero pocas veces logró estabilizarse.

En la visita atacaban todos, y preferentemente por el lateral bajo custodia de Martín García. Por allí pasaron y tiraron el centro defensores como Grana, volantes como Salvio, Salomón y Diego González, e incluso Blanco y Lagos. Quien jamás se metió por allí fue Sand, porque precisamente era el que iba a buscar aquellos centros. Lanús funcionaba en equipo, pero todos bajo la tutela de un Blanco imparable, que gambeteó cuanto quiso, siempre entregó la pelota a tiempo y de sus pies salieron claras jugadas de gol, todas ellas conjuradas por Broun.

Pero Central se puso en ventaja con un tiro de esquina que ganó Caraglio de cabeza y empujó al gol Paglialunga, también con toque de cabeza, ante una defensa granate impávida. El gol de ventaja no tuvo efecto psicológico en ninguno de los equipos: Central salió a jugar el complemento con las mismas dudas y temores, y Lanús con sus mismas convicciones y certezas.

Entonces fue cuestión de minutos. Iban sólo cinco cuando un tiro cruzado y mordido de Blanco, tras esfuerzo de Sand para recuperar, encontró a Lagos por el segundo palo, ganándole a Danelón para meter el pie zurdo y marcar el empate. A partir de entonces un tercer actor salió a escena: el hincha, que comenzó a reclamar al unísono "que se vayan todos".

Con la reprobación que bajaba de las tribunas, ya Alfaro nada podía hacer. En Central los nervios impedían dar un pase, y así Blanco y Cía. se sintieron más cómodos para terminar el trabajo. Y de los pies del diez salió al pase abierto hacia la izquierda para Sand, quien con remate cruzado y alto burló toda resistencia de Broun.

La danza de cambios comenzó en uno y otro banco. Para entonces ya Lanús dejó de atacar masivamente y Central, por el contrario, lo hizo compulsivamente. La única acción de juego para el local ocurrió en la primera parte con una corrida de Vizcarra que terminó con Hoyos despejando en la línea. Todo lo demás fue de la visita. Porque el fútbol y los puntos en juego fueron del granate.

Compartir: 

Twitter
 

El Kily González va al suelo ante la marca de los volantes de Lanús.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.