rosario

Sábado, 28 de febrero de 2009

DEPORTES › CENTRAL PERDIó 3 A 1 CON BANFIELD CON UN HOMBRE MENOS

¿El último partido de Alfaro?

Una nueva derrota del "canaya" lo puso en zona de promoción, pero mañana podría quedar próxima al descenso, depende de lo que ocurra hoy y mañana con sus rivales directos por la permanencia. ¿Tiene el Vasco candidato para reemplazar a Alfaro?

3 Banfield: Lucchetti; Devaca, Nasuti, Bustamante; Pio, Bustos, Broggi; Erviti, Bertolo; Sebastián Fernández, Silva. DT: Jorge Burruchaga.

1 Central: Broun; Alvarez, Burdisso, Braghieri, Lima; Zarif, Escobar, Moreno y Fabianesi; Ezequiel González; Choy González, Caraglio. DT: Gustavo Alfaro.

Goles: PT: 42m Silva (B) y 45m Bertolo (B). ST: 30, James Rodríguez (B) y 44m Burdisso (C).

Cambios: ST: 8m Raymonda por Erviti (B), 19m James Rodríguez por Broggi (B), 21m Franzoia por Moreno y Fabianesi (C), 25m Zelaya por Caraglio (C) y 40m Vergara por Pio (B).

Arbitro: Alejandro Sabino

Cancha: Banfield

Expulsado: PT: 44m Zarif (B)


Una nueva derrota dejó a Gustavo Alfaro sin argumentos para sostener su continuidad en el club, incluso a pesar del incondicional respaldo de Horacio Usandizaga. Banfield le marcó tres goles, lo postergó a la tercer derrota del torneo y lo dejó, además, con dos bajas del cara al encuentro del domingo ante San Lorenzo: Omar Zarif vio la roja y Ezequiel González la quinta amarilla, por protestarle al árbitro tras la finalización del encuentro. Así está Central, con jugadores desorientados, entrenador sin capacidad de reacción y dirigentes desahuciados. Hoy el canaya está en zona de promoción, pero el lunes podría quedar próxima al descenso, depende de lo que ocurra hoy y mañana con sus rivales directos por la permanencia.

No había mayores diferencias en el partido, hasta que llegaron los cinco minutos finales del primer tiempo. Antes de eso, Central y Banfield repartían el terreno y la pelota, a veces siendo el canaya el que construía juego, de a ratos el protagonismo estaba en el local.

Si se agudiza el análisis, los primeros 40 minutos tuvieron al auriazul con algunas cosas interesantes, principalmente cuando Ezequiel González tomaba la pelota y clarificaba abriendo la pelota a los costados, con las proyecciones de Alvarez y Lima, y tirando asistencias a los puntas, principalmente a Choy González. El ex Gimnasia y Esgrima de La Plata gozó del avance más claro para los auriazules, pero resolvió con un toque tan suave que la pelota tardó varios segundos en llegar a destino. Y así no hay arquero ni defensa que se pueda sorprender.

Diferente era lo de Banfield, que adolecía de peso futbolístico en sus pies más talentosos (hablamos de Erviti y Bertolo), producto ello de un correcto andar del fondo canaya, con Guillermo Burdisso inclusive.

Hasta que apareció Silva, en un centro perdido, que cabeceó Sebastián Fernández en forma imperfecta, pero la pelota pegó accidentalmente en la cabeza de Silva y se le metió a Broun sobre el palo derecho. Iban 42 minutos y Banfield ganaba, habiendo reunido como único antecedente un contragolpe, sobre los 19 minutos, que se disipó con Bertolo rematando desde afuera del área al palo izquierdo del uno canaya, y perdiendo luego en el rebote ante el cierre de Braghieri.

Lo que siguió al gol de Silva fue mucho más grave: una expulsión y otro gol local. La roja fue para Zarif por doble amonestación, lo que fue una exageración del juez Sabino. Pero el ex Huracán debió irse, y de un tiro de esquina posterior a su salida Bertolo marcó el segundo, con un cabezazo en soledad. En tres minutos, dos goles en contra y una expulsión para un Central que se había esforzado con dedicación para sostener la paridad en el marcado y el juego.

No tuvo Central atributos para compremeter a Banfield. El equipo de Alfaro tuvo algunas intenciones, pero en el juego mismo jamás encontró las claves para desbordar al rival. Y mientras el tiempo pasaba, Central se acercará a un escenario temido por todos: tercera derrota en cuarta presentación del Clausura.

De la tribuna vistantes de Peña y Arenales bramaba el que se vayan todos. El coro caía nítido el campo del juego, cuando el juvenil colombiano James Rodríguez se encontró con un rebote y clavó la pelota en el ángulo derecho de Broun. La caída ya tenía rasgos de goleada. Para el final llegó el descuento de Burdissso, con cabezazo tras centro pasado de tiro libre. Aquella podrá servir para que Alfaro justifique, quizás, su inclusión como entrenador. Pero eso ya no importa. La discusión pasará en las próximas horas por qué hacer con Alfaro. El entrenador quizás intente resistir, pero lo cierto es que al Usandizaga le queda una última carta por jugar para evitar el descenso: renovar el cuerpo técnico, aunque lo que falten son candidatos.

Compartir: 

Twitter

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.