DEPORTES › ÑULS LE GANO 1 A 0 A RACING EN PARTIDO DE BAJO NIVEL

No jugó bien pero sigue arriba

Al equipo de Sensini la ansiedad por estar entre los primeros le quitó su mejor fútbol. Ganó porque enfrente estuvo un rival no ofreció cualidades para asustar. El gol de Insaurralde llegó en medio empujones dentro del área de Racing.

 Por Alejo Diz

1 Ñuls: Peratta (7); Roselli (5), Schiavi (6), Insaurralde (7); Dolci (4), Mateo (6), Bernardi (7), Vangioni (5); Sánchez Prette (4); Achucarro (5), Boghossian (5). DT: Roberto Sensini.

0 Racing: De Olivera (6); Mercado (5), Cáceres (6), Martinez (6), Cahais (5); Falcón (4), Yacob (5), Grazzini (4), Castromán (4); Lugüercio (5), Velázquez (4). DT: Juan Barbas

Gol: ST: 24m Insaurralde (Ñ).

Cambios: ST: Desde el inicio Formica (6) por Dolci (Ñ), 11m Lluy por Grazzini (R), 16m Lucero por Falcón (R), 22m Quiroga por Mateo (Ñ), 25m Machuca por Schiavi (Ñ) y 26m Caballero por Velázquez (R).

Arbitro: Rafael Furchi

Cancha: Coloso del Parque

Expulsado: ST: 31m Sánchez Prette (Ñ).

No encontró la gente el partido que fue a buscar, ni el equipo el encuentro que pretendía jugar. Era la primera vez que Ñuls salía a la cancha con un objetivo a largo plazo (ganar para intentar llegar al final del torneo con protagonismo). La victorias ante Estudiantes y Vélez le permitió al plantel pensar más allá de los tres puntos. Salir a triunfar para llegar a la punta es muy diferente a jugar para ganar y luego ver qué pasa. La presión era más grande, incluso a pesar de la debilidad del rival, que llegó, y se fue, sin poder sumar una victoria en el campeonato. A Ñuls la ansiedad le quitó su mejor fútbol, pero ganó, porque enfrente el rival no tenía cualidades para asustar, y lo hizo con un gol que sintetizó el desarrollo del juego: a los empellones, la metió Insaurralde en una secuencia de pelotazos metidos al área por Schiavi.

Sensini le encontró el molde al equipo allá por la quinta fecha, una vez que detectó el potencial de Boghossian, la robustez de Achucarro y la composición de la defensa, el punto más destacado del equipo. Algunos triunfos despejaron dudas, aunque aún Ñuls tiene por resolver situaciones incómodas, como pisar la cancha con Formica en el banco de suplentes. Y sería el juvenil parte importante de la solución que apareció en el segundo tiempo.

Formica, con su habilidad, rompió el esquema en un equipo que tropezó en los primeros 45 con la doble línea de cuatro de Racing. En defensa no lucía problemas, pero en ataque no hubo en aquella etapa una acción colectiva a destacar. Achucarro las perdía todas, al igual que Sánchez Prette, y cuando Bernardi alentaba con pases precisos no encontraba socios.

Dolci formó parte de las impresiones generalizadas quizá con mayor notoriedad, porque el equipo intentó atacar siempre por derecha, nunca por el lado de Vangioni, y jamás gravitó. Racing soñaba con sacar la contra, pero chocó siempre con el cerrojo que componen a dúo Mateo y Bernardi. Un remate al travesaño del propio Bernardi (le pegó tras encontrar un rebote a la salida del área) fue todo lo de Ñuls en el primer tiempo.

Para ver un tiro de Racing al arco de Peratta hubo que esperar el segundo tiempo. El equipo de Avellaneda es firme candidato al pelear por evitar el descenso, y armas no le sobran, por el contrario le faltan, al menos por lo ofrecido ayer, con Castromán de juego vencido, Lugüercio buscando la heroica, y el resto corriendo, no más que eso.

El partido que pensó Sensini nunca se armó. El que planteó para el segundo tiempo, con el ingreso de Formica se asemejó a sus pretensiones, porque el juvenil, con su gambeta, abría puertas al gol en cada participación. Pero Mateo pidió el cambio, ingresó Quiroga, apareció el gol de Insaurralde y acto seguido Schiavi también debió ser reemplazado por dificultades físicas.

Para mayor desconcierto del entrenador, que ya no tenía cambios, Sánchez Prette vio la roja por doble amonestación, víctima de un Furchi que repartió tarjetas en los 90 minutos, sacando diez amarillas en todo el partido. Entonces el equipo se ajustó de mitad de cancha hacia atrás, trayendo a Racing a su campo y confiando en exceso en los reflejos de Peratta, que finalmente aparecieron con atajadas a Caballero y Lucero, una mejor que otra.

El gol de Insaurralde llegó a los empujones dentro del área, tras meter Schiavi la pelota en dos ocasiones consecutivas luego de recibir el rechazo del fondo de la Academia. Atropellando al rival Ñuls ganó y llegó a la punta para seguir pensando a largo plazo.

Compartir: 

Twitter
 

Achucarro no tuvo un buen desempeño, perdió muchas pelotas.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.