DEPORTES › LA COMISIóN DIRECTIVA DE CENTRAL BUSCA AHORA CóMO EQUILIBRAR SUS CUENTAS PARA EL FUTURO.

Las estrategias financieras

En Arroyito piensan que la llegada de un nuevo juez puede abrir las puertas para que se les otorgue el fideicomiso en los mismos términos en que lo tuvo Ñuls. "No son muchas más salidas que tenemos", asumió un dirigente de Arroyito.

 Por Alejo Diz

Una deuda de 76 millones de pesos, generados por más de 40 juicios perdidos por el club, es la herencia que recibió la dirigencia de Central de la Comisión Directiva que lideró Horacio Usandizaga. El presidente Norberto Speciale disparó el pasado jueves, en conferencia de prensa, contra "los corruptos" que pasaron por la entidad y la "Justicia que hace la plancha". Pero el escenario no es nuevo: se sabía desde que el Vasco y su hijo Manuel se fueron a las corridas de Arroyito, dejando el club en la B, cuál era el rojo de la tesorería. Lo que desconcierta en Central es la incertidumbre sobre el futuro. ¿Cómo hará el club para saldar deuda con el equipo de fútbol en la B? ¿Cuál es el proyecto para rescatar a la entidad de su ostracismo financiero?

A más de un año de gobierno, Speciale se quejó públicamente de los juicios que dejó Usandizaga, muchos de los cuales recibió de la presidencia de Pablo Scarabino. El titular de Arroyito salió a comunicar sobre cada uno de los reveces legales del club ante la imposibilidad de hacer frente a ellos, tras quedar en promesas de campaña el ascenso en solo un año del equipo a la A. Con Central en la B, el desfasaje entre ingresos, egresos y deuda puso al club entre las cuerdas.

La primera salida que buscaron los abogados de la entidad, entre ellos el ex interventor Arturo Araujo y su hijo Lisandro, fue el salvataje judicial, conforme se le concedió a Ñuls. Según confiaron fuentes judiciales, Lisandro Araujo consultó en el juzgado Civil y Comercial Nº 8, a cargo de Liliana Giorgetti, sobre la posibilidad jurídica de acogerse Central a la Ley 25.284. Aquella consulta hizo correr el rumor en toda la ciudad que Central se sometía a las condiciones de ley de Fideicomiso para Entidades Deportivas.

Pero en el juzgado la respuesta fue concluyente y lógica: de requerir Central el paraguas judicial los miembros de Comisión Directiva serán desplazados de su cargo, conforme impone la ley. ¿Por qué se hizo la excepción en Ñuls? Quizá porque fue la misma Justicia la que archivó expedientes para evitar elecciones en el club del parque Independencia por 14 años.

Un nuevo intento harán los abogados de Central por lograr el auxilio de la Justicia en los próximos meses, una vez que el juzgado donde radica el concurso preventivo canaya quede vacante por el retiro de la profesión de la magistrada. Giorgetti se jubilará antes de fin de año y con la llegada de un nuevo juez los asesores legales auriazules buscarán persuadirlo para que se les otorgue el fideicomiso en términos análogos a los concedidos a la entidad del parque Independencia. "No son muchas más salidas que tenemos", asumió un dirigente de Arroyito.

Al atravesar el segundo año consecutivo privado de los millonarios ingresos que genera la Primera División, en Central se desactivó la estrategia de negociar extrajudicialmente con cada acreedor, como sucedió en abril pasado, cuando se selló arreglo con Juan Carlos Silvetti, quien renunció a las cinco demandas contra la institución a cambio de 700 mil dólares. Las facturas impagas que dejaron Usandizaga y Scarabino prometen traer más trastornos a Central. Y aunque Speciale cargué culpas en la Justicia, lo cierto es que al Vasco nadie lo denunció, mientras que ex compañeros de Comisión Directiva de Scarabino están actualmente procesados y bajo investigación judicial por sus actos de gobierno en Arroyito.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente Speciale denunció esta semana a "los corruptos" que pasaron por el club.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.