DEPORTES › ÑULS NO PUDO CONTRA BOCA, QUE ESTIRó SU INVICTO A 34 PARTIDOS

Se dio un baño de realidad

El Tata Martino planteó el juego de igual a igual. Sin embargo, la diferencia de jerarquía abismal que separó a los dos equipos incidió en un triunfo sin sobresaltos del local. El primer gol llegó por un error del árbitro Maglio.

Todo el tiempo trató Ñuls de empardar a Boca. Pero la diferencia de jerarquía abismal que separó a los dos equipos incidió en un triunfo sin sobresaltos del local. La Lepra fue un duro rival para el campeón, pero nunca logró arrimarle peligro. Lo complicó en la mitad de cancha, pero le ofreció dos graves errores que se transformaron en goles. Baño de realidad para el rojinegro, que sufrió su primera derrota en el torneo.

De igual a igual. Así propuso Martino jugarle al equipo de Falcioni. Mateo y Bernardi se encargaron de neutralizar a Riquelme y, se sabe, todo ataque de Boca pasa por los pies del enganche. Dificultar su juego es fundamental para superar al campeón. Las veces que Ñuls lo logró desacomodó al xeneize en defensa. Mientras el diez del local no tuvo socios, la Lepra se paró decididamente en campo rival a pesar de no poder concretar las aproximaciones. Figueroa, Sperduti y Urruti disponían de espacios, pero carecían de asociaciones y languidecían.

Obstaculizar a Riquelme y presionar la salida de la defensa fueron parte de la propuesta. Cuando Falcioni percibió el planteo de Ñuls, fue Erviti, otro creativo, el que buscó comandar el ataque. Martino lo notó y pidió prestar atención también en el zurdo. Un combativo y solidario mediocampo rojinegro se esforzaba para cerrarle grietas a Boca, aunque con el correr de los minutos se sometía a una leve superioridad, que no se traducía en peligro para Peratta.

La supremacía de Boca no se prolongó por mucho tiempo. Este Ñuls distinto, revitalizado desde la llegada del Tata, volvió a ajustar las marcas, aprovechó errores ajenos y se adelantó unos metros, los suficientes para complicar. Bernardi se acopló al trío de ataque y después de una pared con Sperdutti le envió un centro a Urruti que Orion contuvo con facilidad. Iban 38 minutos y fue la más clara de Ñuls. Pero cuando el partido se conducía a un cero irrevertible, la defensa leprosa cometió un grave error: no salió cuando debía y le permitió a Cvitanich anotar en soledad, quien definió de primera tras un remate al arco de Rodríguez. La jugada se inició en un lateral que Maglio indicó para Boca cuando en realidad era para los de Martino. Fue la primera llegada del xeneize, una chance, un gol. Así se construyó este Boca.

Poco y nada varió en el inicio del epílogo. Boca no se desesperó en búsqueda del segundo y Ñuls intentó atacar, aunque carente de profundidad. El rojinegro encontraba huecos donde colarse, principalmente para enviarle centros a Urruti. La vía no era conducente, pero al menos mantenía expectante al equipo de Martino. Figueroa, ausente otra vez, fue reemplazado por Noir. Boca daba algunas ventajas y entre achicarse o faltarle el respeto, Ñuls eligió la segunda. Con pocas herramientas, pero con decisión. Aun con veinte minutos por delante, Martino agotó los cambios. Metió a Tonso y a Aquino, para acertar algún centro. El partido se tornó de ida y vuelta, aunque nunca abandonó las imprecisiones. Boca, con pocas ideas y un Riquelme cansado, se limitaba a exponer su jerarquía. La Lepra chocaba fácilmente ante el uno xeneize.

Pero Boca es un equipo sin el diez y otro cuando él muestra ser determinante. A falta de diez minutos, Riquelme tomó un tiro libre y con la complicidad de Peratta, que descuidó su palo, festejó para cerrar el partido. Demasiada jerarquía para un Ñuls que intentó pararse en campo rival, pero cayó preso de sus propias limitaciones.

2 Boca: Orion; Sosa, Caruzzo, Insaurralde, Clemente Rodríguez; Rivero, Somoza, Erviti; Riquelme; Mouche, Cvitanich. DT: Julio Falcioni

0 Ñuls: Peratta; Vergini, Pellerano, López; Domínguez; Bernardi, Mateo, Vangioni, Figueroa; Sperduti, Urruti. DT: Gerardo Martino

Goles: PT 44m Cvitanich (B), ST 35m Riquelme (B)

Cambios: ST 13m Noir por Figueroa (Ñ), 23m Tonso por Domínguez (Ñ), 25m Ledesma por Rivero (B) y Aquino por Urruti (Ñ), 36 Chávez por Mouche (B), 43m Sánchez Miño por Erviti (B)

Arbitro: Carlos Maglio

Estadio: La Bombonera

Compartir: 

Twitter
 

Urruti tuvo alguna situación de gol en el primer tiempo. Luego fue anulado por la defensa
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.